Review Arctic Accelero IV Portada

Arctic Accelero Extreme IV, Review en Español

Mejora tu gráfica sin necesidad de agua
El Arctic Accelero Extreme IV es un disipador para tarjetas gráficas capaz de disipar hasta 300w de calor que incluye todo lo necesario para montarlo en casi todos las tarjetas gráficas del mercado. Tiene 3 ventiladores de 92mm de baja sonoridad y su rendimiento es muy similar a los sistemas de refrigeración liquida.
Diseño
85
Montaje
90
Rendimiento
100
Calidad/Precio
95
LO BUENO
Excelente rendimiento
Relación calidad/precio
Fácil montaje
LO MALO
Sin disipadores para las memorias o VRM
93
Excelente
DÓNDE COMPRAR

La mayoría de veces la diferencia entre un modelo de tarjeta gráfica u otro no es más que el diseño del disipador que integran. Es por ello que los más entusiastas no dudan en cambiarlo para así conseguir el máximo rendimiento posible y de camino mejorar la sonoridad. Para la review de hoy os traemos el Arctic Accelero Extreme IV, un disipador para gráficas que tiene un rendimiento comparable al de una refrigeración líquida.

Review Arctic Accelero Extreme IV

Diseño

Dentro del embalaje del Arctic Accelero Extreme IV, además del propio disipador, hay un buen numero de accesorios como por ejemplo: un segundo anclaje, unos cables adaptadores para los ventiladores, un buen numero de almohadillas térmicas, todos los tornillos necesarios, una lamina de plástico transparente, una tarjeta con un código QR con las instrucciones de montaje, y un soporte para la tarjeta gráfica que ayuda con el peso extra.

Review Arctic Accelero IV 1

Como podéis ver en la foto, este modelo en concreto se caracteriza por tener un disipador de color negro para la parte trasera pero primero dejadme que os hable del bloque principal.

En las fotos es difícil transmitir su enorme tamaño pero para que os hagáis una idea tan solo la parte de metal tiene unas dimensiones de 288 x 104 x 54 mm. Algunos detalles sobre su construcción son que cuenta con 5 heatpipes de cobre y un total de 83 laminas de aluminio de 0.3mm de grosor.

Sin embargo lo que me ha parecido más interesante es que en la parte central hay una zona donde las laminas son mucho más gruesas pero no pasan los heatpipes. Esta zona coincide justo con el centro de la base y presumiblemente sea para maximizar la capacidad disipación. Precisamente según el fabricante este disipador puede con hasta 300w de calor. Una cifra impresionante.

Review Arctic Accelero IV 3

Sobre la base os cuento que esta hecha con una pieza de cobre soldada sobre los heatpipes. Además de eso tiene un anclaje desmontable con un buen numero de orificios que garantiza la compatibilidad con la mayoría de las tarjetas. Por si fuera poco también tiene pre-aplicada una capa de pasta térmica Arctic MX4 que es conocida por su buen rendimiento.

Más tarde llegamos 3 ventiladores invertidos de 92mm de diámetro que están montados sobre un armazón de plástico que encaja sobre el disipador sin necesidad de tornillos. Al principio tenia dudas de si el armazón de plástico fuese a crear vibraciones pero la realidad es que encaja de forma precisa y bien firme.

Otras características de estos ventiladores es que tienen un velocidad de giro de 900 a 2000 rpm y una sonoridad máxima de 25dBA. Además de eso están controlados por PWM por lo que si los conectamos a la gráfica esta los reconocerá y ajustará el giro sin problemas.

Luego llegamos al disipador de la parte trasera formado por una pieza de aluminio anodizado de color negro de 218 x 98 x 23 mm. ¿Recordáis la lamina de plástico transparente que enumeré entre los accesorios? Pues está pensada para usarla en la parte trasera y evitar que este disipador pueda tocar en algún integrado pero esto mejor os lo cuento luego.

Montaje

Antes que nada os hablaré un poco de la tarjeta receptora del trasplante. Es una GTX 1080 y como podéis ver en la foto cuenta con una lamina de aluminio para disipar las memorias y VRM. Además de un de eso también tiene backplate en la parte trasera pero este ya es menos útil ya que apenas toca el PCB.

Review Arctic Accelero IV 8

Lo primero es que yo os recomendaría echarle un vistazo a las instrucciones y familiarizarse con todo lo necesario antes de empezar a tocar nada. No obstante las instrucciones son bastante sencillas y fáciles de interpretar por lo que a lo mejor no necesitáis tanta preparación 😜

Review Arctic Accelero IV 9

Una vez tengamos identificados donde poner los tornillos, solo queda fijarse en que arandelas y espaciadores de plástico son necesarias para nuestra tarjeta. Este paso es bastante importante porque si los olvidamos se puede dañar la GPU cuando empecemos a apretar tornillos.

Review Arctic Accelero IV 11

Más tarde ponemos la gráfica encima del disipador con ayuda de los tornillos y preparamos la parte trasera para poder anclarle el disipador trasero. Esto que no salga de aquí… he pasado de poner la lamina de plástico transparente 🤣. En su lugar he puesto más almohadillas térmicas para calzar bien el disipador y evitar que toque nada.

Ya tan solo quedaría poner el anclaje del disipador trasero y usar las tuercas para apretar todo correctamente. Bueno, no hay que olvidar poner unas pequeñas piezas que ayudan a anclar el disipador al PCB y de camino hacen de apoyo para el soporte de la caja.

Review Arctic Accelero IV 14

Si todo va bien en unos minutos acabareis con algo parecido a esto. En mi caso no he creído necesario usar el soporte para la caja porque hace buen apoyo y antes que os lo preguntéis… no, no está del revés. Es que la caja es así de peculiar pero y si queréis saber cual es os lo diré a continuación 😉

Rendimiento

Primero os dejo una lista de piezas de conformaban el equipo de pruebas.

GPUGTX 1080
CajaRiotoro Morpheus
Placa BaseMSI X570 Gaming Plus
MemoriaT-Force Dark Z α
ProcesadorAMD Ryzen 5 3600
FuenteSeasonic Focus GX-650

Para intentar conseguir unos resultados más objetivos me he centrado en realizar solo pruebas con los conocidos benchmarks Fire Strike y Time Spy de 3DMark. Con ellos monitorizar algunos datos como la temperatura, frecuencias es realmente sencillo.

Para asegurarme de que la gráfica alcanzaba una temperatura similar a una buena sesión de juego he repetido la prueba 6 veces sin omitir la intro. También hay pruebas con overclock y una última con los ventiladores al 100%.

Como podéis ver en las gráficas tanto la temperatura como el rendimiento han mejorado considerablemente. Y es que lo bueno de las tarjetas modernas es que cuanto mejor es la temperatura más aprietan el turbo 😃

¿Y que tal los juegos? Pues aún mejor que los benchmarks! Os dejo con unas capturas jugando al Crysis Remastered.

La primera es con el disipador original, la segunda con el Accerelo con los ventiladores en automático y la última con los ventiladores al 50%. A ese nivel los ventiladores hacen un ruido despreciable que fácilmente queda solapado por la refrigeración de cualquier otro componente.

Veredicto y alternativas

En esta review os he hablado del Arctic Accelero IV, un disipador para GPU que incluye su propio backplate e integra 3 ventiladores de 92mm de baja sonoridad. Es compatible con la mayoría de tarjetas gráficas del mercado y capaz de disipar hasta 300w de calor. Además de todo eso su montaje es realmente sencillo y en cuestión de minutos podremos estar exprimiendo todas las capacidades de nuestra GPU.

Review Arctic Accelero IV 15

Las alternativas son casi inexistentes y la mayoría son sistemas de refrigeración liquida que resultan mucho más complejos y sobre todo caros. Es por esto que recomiendo este disipador a todo el que quiera darle una nueva vida a su vieja gráfica o mejorar su gráfica actual.

Antes de despedirme, decirlos que el Accelero Extreme IV tiene un precio de 60€ y está disponible en Amazon y en la pagina de Arctic. Muchas gracias a todos y hasta la proxima!

NewEsc-Sello-Final-Excelente

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad