Los reportes de Overwatch no son de aquellos que causan la menor impresión en los jugadores. Da igual el nivel de agresividad, el reporte parece ser opacado por la despreocupación de los jugadores. El miedo o el arrepentimiento no hacen mella a la hora de infringir en cualquier falta de respeto, ni siquiera una disculpa es válida en lo que al reporte se refiere.

Esta es la historia de una chica que es jugadora habitual, estando conectada unas 10 horas a la semana en promedio. Su situación comenzó ante la necesidad de elegir un  tanque para aguantar la primera línea. Ante la ausencia de ofrecimiento, se convirtió en su papel.

Entre los comentarios que resultaban ofensivos, iban dirigidos hacia la crítica de ser mujer y usar a Reinhardt como personaje jugable. Luego de la victoria enemiga, la chica trató de reportar y se encontró con que el agresor le dijo:

Bien. Adelante. El sistema de reporte de Overwatch es una mierda de todos modos.

Esto se da con frecuencia y se debe a que en Overwatch no se toma en serio la suspensión de la cuenta o alguna prohibición, teniendo como resultado una actitud laxa, cual si fuera placebo. Ante dicha circunstancia, las actitudes de acoso no parecen disminuir realmente. Blizzard da como respuesta que su sistema de reporte sí funciona, pero las consecuencias llegan tarde.

Por otro lado, el sistema de reporte no existe en las versiones de consolas. Ante todo esto, se puede ver que a Overwatch le falta aún por hacer y que su sistema de reporte por los momentos es ineficiente. El equipo de Overwatch asegura estar trabajando en unas nuevas políticas de castigo para disminuir el acoso que se ha expuesto en el juego. Esperemos que sea así.

Fuente | Kotaku

Participa en nuestro sorteo de un Teclado y un Ratón de Kingston HyperX👉 Quiero participar
+ +