Dese hace mucho tiempo que no compro en una tienda física. Realmente, lo único que sigo comprando son videojuegos en formato fisico y comida en los supermercados, pero hasta eso ya lo puedo pedir con Amazon  y hasta me lo traen a casa en el mismo día. Así que me pregunto: ¿Qué ocurrirá con las tiendas físicas?

Todos tenemos ese amigo que dice: “Yo prefiero probarlo en la tienda”. Lo entiendo y, dependiendo de la persona y de su experiencia, es lo más recomendado. Imaginemos que quieres comprar tu primer teclado mecánico pero no sabes si te gustará; o quieres probar esos cascos, pero no sabes si son cómodos. Estos casos son entendibles, pero todo eso no significa que los vayas a comprar: tan solo quieres probarlos.

Aunque las tiendas físicas te permitan probar las cosas en primera mano, existen muchos beneficios de comprar en tiendas online. Te voy a comentar los primeros que me vienen a la mente:

  1. Lo puedo hacer donde me de la gana: en casa, en el bus, en el trabajo… tan solo necesito mi móvil y conexión a Internet.
  2. Comparar productos, precios y ver reviews: también me puedo desplazar de tienda en tienda en un centro comercial y preguntar a los trabajadores su opinión sobre esos productos, pero todos sabemos que no es lo mismo y muchas veces te dirán: “Pues no lo sé”.
  3. Comprar productos en el extranjero: los móviles chinos, por ejemplo, son mucho más potentes y baratos que los que venden las operadoras nacionales.

Lo he condensado en estos tres puntos, pero existen muchísimas ventajas. Quizás el aspecto más negativo de todo esto es que muchas veces tienes que pagar el envio de los productos, pero muchas tiendas, como Amazon, ya tienen envios gratuitos. En los casos en los que determinada compañía no haga envios a tu país o no tenga una forma de pago que desees, puedes contratar empresas externas que lo hagan por ti. Veamos el ejemplo de Qempo, una empresa peruana que permite hacer una compra en USA desde Perú.

Aunque las compras online son muy cómodas y te permitan encontrar el mejor producto con toda la información que existe en Internet, no son perfectas. Supongamos que quieres comprar jabones, velas o flores – querrás olerlos, ¿verdad? El olor, la textura y otros atributos que solo puedas presenciar in situ son los puntos fuertes de las tiendas. Pero a nível tecnológico nada de eso nos importa, a no ser que quieras saborear los cartuchos de juegos de la Nintendo Switch – saben muy mal, te lo aseguro.

Las tiendas nunca dejarán de existir, especialmente porque a la gente le gusta sentir diferentes productos antes de comprarlos. Además, esta muy enraizado en nuestra cultura lo de salir a pasear y ver cosas que no podemos comprar (la historia de mi vida). Sin embargo, estoy seguro que los productos electrónicos se venderán más y más en tiendas online, dejando las físicas para aquellos que tengan que verlo y sentirlo antes de comprarlos también de forma online.

Pero vamos, que todo esto es solo mi opinión, y estoy seguro que tu tienes la tuya. Dinos, ¿Qué opinas al respecto? ¿Compras más en tiendas físicas, o online? Deja tus respuestas en los comentarios.