The Legend of Zelda: Breath of the Wild es uno de los juegos insignia para la Nintendo Switch (y para Wii U) que se lanzó este año. Lógicamente, en las dos consolas tendrá atributos diferentes, claramente menores en la Wii U; aún así esperábamos más de los gráficos de este videojuego que trae un arte tan fantástico.

Nintendo confirmó que en la consola Wii U el juego correrá a 720p, mientras que para la Switch se verá a 900p. Algo extraño si se ponen a pensar en los números normales de las resoluciones. Ambas verisones estarán únicamente a 30 FPS, pues si no hay 1080, no podemos esperar 60 FPS. Es algo triste la verdad.

La versión de Zelda para la Switch también tendrá una mejor calidad en cuanto a sonidos ambientales; como el sonido del agua al correr, la brisa al mover la grama, pasos sobre la grava, sonidos de animales, entre otros. Supuestamente esto le dará un aire más realista a la experiencia de juego. Habrá que ver si es cierto.

Y, lógicamente, entre la Wii U y el Switch habrá una cierta diferencia en los controles.

Pero no se decepcionen, aunque los gráficos no sean los esperados, el arte del nuevo Zelda es incomparable y la calidad visual en general deberá enmendar estos pequeños detalles técnicos que le faltan a la Switch. La dirección de arte de este videojuego es algo que muchos llevamos meses esperando por ver y, por lo que hemos podido vislumbrar, no nos desilusionará.

No Hay Más Artículos