¿Quién diría que un día AMD y Intel trabajarían juntos para crear un mejor procesador con un chip gráfico integrado? Nadie, pero ya ha sido confirmado y ingenieros de ambas compañías ya están trabajando en este nuevo procesador que será una “evolución” de la 8ª generación de los procesador Intel Serie H.

La razón de esta unión es muy sencilla: NVIDIA. Aunque AMD y Intel sean enemigas en relación a procesadores, en gráficas no lo son. Además, del enemigo en común, Intel también tenía un problema que quería resolver: ordenadores ligeros más potentes. Al incorporar una mejor gráfica integrada en el procesador, es capaz de reducir el tamaño y el peso de los portátiles.

“Nuestra colaboración con Intel amplía la base instalada para las GPU AMD Radeon y trae al mercado una solución diferenciada para gráficos de alto rendimiento”, dijo Scott Herkelman, vicepresidente y gerente general de AMD Radeon Technologies Group. “Juntos estamos ofreciendo a los jugadores y creadores de contenido la oportunidad de tener un PC más fino y leve capaz de ofrecer experiencias extraordinarias de gráficos de nivel de rendimiento en juegos AAA y aplicaciones de creación de contenido.”

Estos nuevos procesadores serán de octava generación de Intel, incorporarán el chip Radeon y tendrán memoria HBM2 de Vega. Para poder integrar estos tres componentes en un único chip se utilizar un System-in-Package o EMIB (Embedded Multi-die Interconnect Bridge).

Es el proyecto de Intel con colaboración de AMD

Aunque ambas compañías ayudaron a diseñar el nuevo chip, es un proyecto de Intel. AMD se responsabilizará por el chip de Radeon que seguirá la misma linea que suministra a consolas como Xbox One X y Playstation 4.

TE RECOMENDAMOS
Todo sobre Intel Coffee Lake: Benchmarks, precios y specs!

Intel será la responsable por los Drivers, los cuales son esenciales para controlar la temperatura en un procesador que estará en portátiles bastante finos. Intel cuenta con una tecnología capaz de controlar la CPU, GPU y la memoria en simultaneo: Dynamic Platform Framework. Esto permitirá al sistema a balancear estos tres componentes dependiendo de las apps/juegos que se utilicen, así como la temperatura del portátil.

Aunque sea Intel la que suministrará los controladores para la GPU Radeon, no serán sus ingenieros los que escribirán el código: ambas empresas trabajarán en conjunto para este fin.

 


Estos procesadores estarán disponibles a partir del primer trimestre de 2018 y se encontrarán en portátiles con un precio de entre $1,200 y $1,400.

Fuente | Intel

Participa en nuestro sorteo de un Teclado y un Ratón de Kingston HyperX👉 Quiero participar
+ +