K70 TKL OPX Capa1

Corsair K70 RGB TKL OPX, Review en Español

K70 TKL OPX Capa1
Uno de los mejores teclados TKL que hemos experimentado
Corsair ha sido constante en la calidad de sus teclados, y este K70 RGB TKL OPX no es diferente, siendo uno de los mejores teclados TKL que hemos probado, no sólo por su calidad de construcción, sino también por las características clave: interruptores óptico-mecánicos y tasa de refresco de 8.000 Hz.
Diseño
90
Ergonomia
88
Rendimiento
97
Personalización
95
Calidad/Precio
82
LO BUENO
Corsair AXON (tasa de refresco + memoria integrada)
Interruptores Corsair OPX
Calidad de construcción
Disposición ES-es
LO MALO
Sin reposamuñecas
90
Excelente
DÓNDE COMPRAR

Después de que tuviéramos la oportunidad de probar el Corsair K70 RGB Pro, uno de los nuevos teclados de gama alta de la marca, ahora toca probar el nuevo K70 RGB TKL con interruptores óptico-mecánicos Corsair OPX.

Diseño

El Corsair K70 RGB TKL OPX viene en un paquete con el diseño y el esquema de colores habitual de la marca. En su interior, encontramos el Corsair K70 RGB TKL OPX con disposición PT-pt (también disponible en ES-es) y los interruptores óptico-mecánicos Corsair OPX, junto con su cable de malla Tipo-C.

Siendo un K70, el diseño es básicamente el mismo que el modelo que analizamos anteriormente, con algunas diferencias en la posición de los botones de función, y las luces indicadoras en la parte superior. Como su nombre indica, carece de teclado numérico, por lo que es más pequeño que un teclado tradicional, con unas dimensiones de 36 x 16,4 x 4 cm y 880 gramos.

La base del teclado es de plástico de alta calidad, y la parte superior de aluminio, lo que hace que sea robusto y tenga un buen tacto durante su uso.

Lamentablemente, las teclas que vienen con esta distribución son de policarbonato, aunque puedes encontrar teclas PBT en otras distribuciones. En cualquier caso, tienen una buena textura y una iluminación uniforme, y se pueden cambiar fácilmente.

En la parte superior del teclado es donde tenemos todos los botones dedicados a funciones, y en el lado izquierdo vemos la mayoría de los botones para funciones multimedia (reproducción, pausa, etc), seguidos de dos indicadores luminosos, uno para el bloqueo de mayúsculas y otro para el bloqueo de desplazamiento.

A la derecha está el scroll de aluminio que permite controlar el volumen, el botón de silencio y también los tres botones de función que permiten cambiar los perfiles del teclado, la intensidad de la iluminación, y activar el bloqueo de teclas de Windows. Al centro de la parte superior sólo se encuentra el logotipo de Corsair iluminado, cuyo color se puede personalizar.

La iluminación RGB es claramente personalizable, hasta cada tecla individualmente, pudiendo elegir patrones de iluminación predefinidos, o incluso sincronizar e integrar la iluminación con los juegos.

Pasando a la parte trasera, tenemos entonces las cuatro gomas de gran tamaño que aseguran que el teclado no se mueva durante su uso y, además, también contamos con soportes de altura, que en este modelo sólo tienen una posición cuando están activos, lo que significa que o usamos los soportes, o no los usamos.

Es una pena que Corsair no haya utilizado los mismos soportes que encontramos en la K70 RGB PRO, ya que ofrecen al usuario otro nivel de ajuste. También nos hubiese gustado que la marca incluyera un keypuller en la parte inferior, o incluso dentro de la carcasa.

Por último, también tenemos el cable de malla extraíble con conector Tipo-C y una longitud de 1,82m. En pleno 2022, esto es algo que todos los fabricantes deberían hacer, ya que no sólo facilita el transporte y la limpieza del teclado, sino que también facilita la sustitución del cable en caso de problemas.

Rendimiento y características

Empezando por los interruptores, este modelo viene equipado con los Corsair OPX, unos interruptores óptico-mecánicos desarrollados por la propia marca, que debido a su tecnología y funcionamiento, pueden ser activados más rápidamente que los interruptores mecánicos tradicionales.

Para quien no los conozca, estos switches ofrecen una sensación similar a la de los mecánicos, pero la diferencia está en la forma en que registran la tecla. Los interruptores ópticos no utilizan contactos mecánicos para activar la tecla, sino un láser, que al interrumpirse con la pulsación de la tecla, la registra.

K70 TKL OPX Switches

En cuanto a las especificaciones técnicas, se trata de interruptores lineales con una fuerza de accionamiento de 45g, un recorrido total de 3,2mm y una distancia de accionamiento de sólo 1mm. Otra diferencia es la durabilidad: 150 millones de clics, una cifra muy superior a la del famoso Cherry MX Red.

En nuestra opinión, estos interruptores OPX son estupendos para los que les gustan los interruptores rojos, porque también son lineales, pero mucho más sensibles. Aun así, es algo a lo que hay que acostumbrarse inicialmente, ya que es probable que se activen las teclas de forma involuntaria hasta que uno se acostumbre.

Además de los rapidísimos interruptores, la tasa de refresco es otro aspecto clave, y este teclado viene equipado con la tecnología AXON, también desarrollada por la marca, que permite alcanzar una tasa de refresco de hasta 8.000 Hz, y una tasa de lectura de teclas de 4.000 Hz, reduciendo el tiempo de respuesta a sólo 0,25 ms. Además, también cuenta con NKRO y antighosting completo.

Pero el K70 RGB TKL OPX no se queda ahí, ya que todavía hay dos características más peculiares, como su capacidad de almacenamiento interno de hasta 50 perfiles de iluminación, macros y otros ajustes, y también el botón de “modo torneo”, que una vez activado, obliga a la iluminación a permanecer estática, deshabilitando también el cambio de perfiles y macros.

El objetivo es que este botón se utilice en los torneos, para evitar distracciones, o la activación accidental de macros, sin embargo, creemos que es la característica menos interesante del teclado, al menos para la gran mayoría de los usuarios.

Para terminar, podéis oír el sonido que generan estos interruptores óptico-mecánicos de Corsair mientras escribimos:

Software

Al igual que otros periféricos de la marca, el Corsair K70 RGB TKL OPX es compatible con el Corsair Utility Engine, conocido como iCUE.

K70 TKL OPX iCUE

Aun sin ser obligatorio, iCUE es importante para poder aprovecharlo al máximo, ya que a través de él podemos personalizar toda la iluminación de forma sencilla, crear macros, guardar perfiles a bordo, actualizar el firmware, o incluso ajustar características importantes como la tasa de refresco, que por defecto viene a sólo 1 ms (1.000 Hz), y no los 8.000 Hz que es capaz.

De todos modos, si no quieres instalar iCUE, es posible ajustar la iluminación sin software, utilizando la combinación de teclas FN + número.

Veredicto

Corsair ha sido constante en la calidad de sus teclados, y este K70 RGB TKL OPX no es diferente, siendo uno de los mejores teclados TKL que hemos probado, no sólo por su calidad de construcción, sino también por las características clave: interruptores óptico-mecánicos y tasa de refresco de 8.000 Hz.

Con un precio de 169,99 euros, pensamos que podría incluir algunos keycaps de PBT, junto con un accesorio de reposamuñecas, o incluso algo sencillo como un keypuller. En cualquier caso, si buscas un teclado TKL con un bonito diseño, una distribución ES-es, una buena calidad de construcción, y una capacidad de respuesta brutal, el Corsair K70 RGB TKL OPX es una de las mejores opciones que hay actualmente en el mercado.

NewEsc-Sello-Final-Excelente

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad