¿Cómo se debe aplicar la Pasta Térmica?

Una de las preguntas eternas que siempre nos hemos hecho es ¿Cómo debo poner la pasta térmica? y ¿cada cuanto debo cambiarla?. Hoy día los componentes de refrigeración o ya instalados disponen de pasta térmica preinstalada por lo que ganamos en calidad. Pero siempre al final nos encontraremos en la situación de querer usar una de mayor calidad o por merma de la que este preinstalada después de un tiempo.

¿Qué es la pasta térmica?

Para aquellos que se inicien en el mundo de la informática de una manera más activa o para aquellos que quieran profundizar lo primero es conocer con que vamos a trabajar.

La pasta térmica o masilla térmica es un componente que se usa para ayudar a transferir correctamente el calor generado por un componente o varios a un disipador u otro componente. La principal medida o unidad que tomamos para diferenciar la capacidad de este compuesto es el Watio por metro Kelvin (W/MK). Pero tenemos otros factores como son la viscosidad o durabilidad que también marcaran su rendimiento, así como la manera de colocarla en el componente.

Que pasta térmica usar dependerá de nuestra experiencia o de artículos profesionales que nos guíen. Podremos encontrar masillas conductivas de electricidad en tal medida, como es el caso de metal líquido que su uso puede degradar algunos materiales u oscurecerlos.

¿Por qué usamos este compuesto?

Lo normal que podríamos pensar es porque no usar directamente un bloque de cobre o aluminio sobre el componente, con lo que terminamos más limpios y rápido. La respuesta es debida a que la superficie de metal que se usa en ambos componentes no es totalmente lisa, a simple vista si, pero a ojo de microscopio tenemos imperfecciones. Estas imperfecciones interfieren al no haber contacto entre los componentes a la disipación de las temperaturas. Con la pasta térmica logramos rellenar esos huecos y lograr una mayor disipación que no usándola.

Tipos de pasta térmica

Como comentábamos al principio vamos a diferenciarlas según el material del que este compuesta.

  • Metal líquido: Su precio suele ser más elevado, así como su capacidad de conducción del calor. Suelen estar fabricadas con componentes como plata, oro, cobre y otros metales. Su mayor inconveniente es la conductividad eléctrica y la dificultad de usarla, así como la compatibilidad de componentes para su uso.
  • Base de cerámica: Podríamos ubicarlas según su rendimiento por detrás que las de base metálica, con la ventaja de no ser conductoras de electricidad. Para aquellos usuarios con conocimientos que quieran mejorar el rendimiento de sus componentes y temperaturas es la mejor opción.
  • Base de silicio: suelen usarse en almohadillas térmicas, como las que podemos ver en las memorias para las GPU o en el VRM de las tarjetas gráficas o placas base. Su rendimiento es inferior por bastante, pero sigue cumpliendo su cometido de mejorar la transferencia de calor al disipador. Por supuesto no son conductivas por lo que son muy seguras y podremos encontrarlas de diferentes grosores, tamaños y capacidad térmica.

¿Cómo se debe aplicar la pasta térmica?

Seguramente la mayoría de vosotros habréis escuchado que se debe usar una gota del tamaño de un arroz en el centro. Esto sigue siendo muy efectivo, pero existen muchos métodos que pueden funcionarnos o que son usados en la actualidad. Pero antes de empezar lo mejor es limpiar la zona de contacto, para ello usaremos alcohol isopropílico, un poco de algodón y con suavidad sin usar demasiado alcohol.

Una gota

Como aplicar pasta termica una gran gota

El primer método que usaremos es el de una gota del tamaño del arroz, muy efectiva, suele extenderse bastante bien, aunque podemos encontrarnos con dos problemas. El primero es que pongamos más pasta de la adecuada y acabe sobresaliendo por los extremos, además de crear una capa más gruesa, perjudicando la transferencia. Por el contrario, podemos poner poca pasta térmica y que no cubra la totalidad del encapsulado, por ejemplo, de la CPU.

Línea recta

Como aplicar pasta termica linea recta

Haremos una línea recta partiendo por la mitad el encapsulado, a diferencia de la gota cubriremos la totalidad de la superficie, pero si la línea es demasiado gruesa que seguramente nos suceda estaremos echando demasiado producto y rebosara.

Cinco gotas

Como aplicar pasta termica 5 gotas

Un método que no todos conocen es usar una gota en cada esquina más una central de tamaño reducido. Logramos también cubrir toda la superficie con seguridad, además de ser el método recomendado para los nuevos Ryzen 7000 que vienen de camino.

Cruz

Como aplicar pasta termica cruz

Tan sencillo como su nombre indica, haremos una línea recta que una esquinas opuestas, un método muy efectivo para cubrir toda la superficie pero con mayor riesgo a usar demasiada pasta térmica.

Tres líneas

Como aplicar pasta termica tres lineas

Parecido al de la línea recta, solo que haremos uso de tres en lugar de una y ya sabéis lo que conlleva, seguramente usaremos más pasta térmica de la necesaria, pero cubriremos la totalidad de la CPU.

Fina capa

Como aplicar pasta termica fina capa

Llegamos a mi método preferido o el que yo uso, podemos hacerlo de dos formas partiendo siempre de colocar una gota del tamaño de arroz o un poco más en el centro. Ahora solo tenemos que usar un dedo (lavaros bien las manos antes y después) o una tarjeta, por ejemplo como las de visita, que sea blanda para esparcir una fina capa por toda la superficie.

¿Cada cuanto debo cambiarla?

Si bien existen opiniones que es recomendable cambiarla cada año para lograr el máximo rendimiento la mayoría de usuarios que no se disgustan por un grado o dos más podemos obviarlo. En realidad lo que más sentido tiene para vosotros llega de la mano de vuestra experiencia.

Cuando percibáis que el rendimiento no es el habitual en vuestro equipo o que las temperaturas son demasiado altas es cuando debemos tomar parte activa. Podemos comparar bien con otros usuarios o sobre nuestra experiencia para realizar un adecuado mantenimiento.

En otros compuestos el propio fabricante os indicara el uso medio de vida que tiene. Podremos encontrar materiales dedicados al overclocking extremo que deben ser cambiados a los 6 meses como otros que aseguran una vida útil de 8 años. Como siempre, lo mejor es comprobar el estado de nuestros componentes viendo su rendimiento y temperatura.

¿Compuestos recomendados?

Os dejo una pequeña selección de mis preferidas en cuanto a rendimiento, densidad y facilidad de uso.

Thermal Grizzly Conductonaut

Una pasta de tipo metal líquido con una capacidad de transferencia de 73 W/mK, una densidad 6,24 g/cm3 y viscosidad de 0,0021 Pas llega en una bolsa de plástico negro. Dentro encontraréis un bastoncillo con dos algodones para expandir el producto con mucho cuidado, la jeringuilla y el accesorio de aguja para suministrarlo.

One enjoy

Otra pasta de metal líquido, que asegura una transferencia de 79 W/mK con una densidad de 6,77 g/cm3. Una mayor capacidad de transferencia unidad a una mayor densidad, con lo que su aplicación no se complica demasiado con respecto a la primera. Incluye varios accesorios aparte de la aguja, dos bastoncillos, una almohadilla para limpiar, siendo muy completo el pack.

Arctic MX-4

Seguramente la pasta térmica más usada por todos por su relación precio/calidad, así como por la facilidad de uso. Incluye una espátula para aplicar una fina capa de producto junto a la jeringuilla. Con una transferencia de calor de 8,5 W/mK vemos la diferencia con respecto a las de metal líquido, siendo de una mayor viscosidad, alcanzando los 85 Pas.

One enjoy Pasta térmica TFX

Esta pasta térmica de base cerámica tiene una complejidad unidad a su mayor capacidad de transferencia de 14,3 W/mK. Y es que su viscosidad es muy superior al de la MX-4 con lo que la dificultad para lograr una fina capa también se incrementa. Obviamente, al ser su precio superior, no es recomendada para los cacharreros que soléis cambiar cada año de equipo.

Preguntas y Respuestas

Existen varias formas siendo la más recomendada esparcir una gota del tamaño de un grano de arroz con una tarjeta blanda o con tus dedos.

La principal respuesta es la cantidad de pasta térmica que sobresaldrá aunque también afectara en parte a las temperaturas.

¿Cuánto tiempo hay que esperar después de poner la pasta térmica?

Normalmente necesita un tiempo para alcanzar su máximo rendimiento siendo este cercano a las 24 horas.

Lo primero que notaremos es que las temperaturas son más altas de lo habitual. Tanto es así que si esta en mal estado las temperaturas harán que el componente reduzca su potencia y por ello su rendimiento.

Puedes notar que algunos núcleos de la CPU alcanzan mayores temperaturas con gran diferencia o que el componente reduzca las frecuencias y consumo al que debería trabajar.


El mejor método se basará en vuestra capacidad para decidir que cantidad de compuesto usar, ya veis que la mayoría de ellos por no decir todos si usamos la cantidad necesaria cubre la superficie. El mayor problema que os encontraréis es usar demasiado compuesto y que quede por fuera del componente ensuciando todo a su alrededor. Esto puede generar problemas en caso de ser conductiva de electricidad o de no serlo tendréis el trabajo de limpiar la zona manchada.

Si habéis estado atentos habréis caído en la cuenta que la única forma segura de no usar demasiado compuesto es esparcirlo uno mismo y realmente es mi método favorito. Garantizamos el control sobre lo que estamos haciendo y nos ayuda a retirar el compuesto excedente para garantizar una correcta transferencia de calor.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad