Ya está a la venta la nueva Xbox One X y está ha tenido un éxito total en su primordial objetivo: ser la consola de juegos más poderosa del mercado. Si cuentas con una pantalla 4K es posible que te interese adquirir esta consola para tener una mejor experiencia con las imágenes y audio que ofrece la consola de Microsoft. Y la razón es que siempre fue catalogada como la más poderosa y cumple en toda la extensión de la palabra.

El costo de la Xbox One X es de $499.99 USD, lo que la hace la consola más cara del mercado aunque también la más poderosa. En este sentido, la consola va más orientada a los que quieren una experiencia Premium con todo relacionado a Xbox y sus juegos, por lo que tendrás que desembolsar una cantidad considerable. Es definitivamente potente la consola, pero se han encontrado con un problema aquellos afortunados de adquirir la consola.

La capacidad de almacenamiento queda corta, a comparación de algunos juegos en 4K. Y es que el sistema Xbox One X sólo tiene una presentación en cuanto a capacidad; 1TB podría parecer demasiado, pero si tomamos en cuenta que juegos como Halo 5: Guardians en resolución 4K ocupa 100GB del almacenamiento, el terabyte de memoria interna no es suficiente para guardar más de 10 juegos.

Xbox One X Anuncio

Xbox One X cumple con la promesa de ser potente, pero el problema es la capacidad de almacenamiento ante el peso de los juegos con 4K

“Los juegos son muy pesados actualmente, especialmente si tienen activos el 4K como muchos títulos de Xbox One, así que rápidamente se llena el almacenamiento interno de la consola” se puede leer en la web, “Mis primeros cuatro juegos instalados: Forza Motorsport 7, Gears of War 4, Halo 5: Guardians y Quantum Break; pesan por encima de los 80 GB y otros tres superan los 50GB” y es que no sólo han sido unos cuantos, sino todos los que adquirieron un Xbox One X y al instalar una cuantos juegos, notaron la forma en que el espacio libre del almacenamiento interno disminuyó de forma considerable.

Considero en lo personal que quienes pueden adquirir un Xbox One X, también pueden adquirir un disco duro externo. O en su defecto tendrán que comenzar a tomar difíciles decisiones acerca de que juegos valen la pena tener guardados en el almacenamiento interno de su consola.

Y es que otro particular problema de la Xbox One X es que sin importar si juegues en HD o 4K, la mayoría de las ocasiones se descargará la versión completa del juego, ocupando así espacio adicional al que consideraste al jugar en HD. Microsoft ya trabaja en la forma en que serán entregados estos parches en su consola.

Cabe mencionar que este problema de almacenamiento no afecta únicamente a Xbox, la versión PlayStation 4 Pro presentó el mismo problema con su versión de 1TB. A medida que un juego requiere un mayor texturizado, ocupará mayor espacio y esto provoca que sus versiones en 4K sean demasiado pesadas. Será cuestión de tiempo para ver la forma en que Microsoft soluciona este problema, si saca una versión con mayor capacidad y optará por lanzar discos externos.