Review de World of Final Fantasy: la fantasía más kawaii
El humorEl factor nostalgiaEl regreso a los combates por turnosLa duración¡Hazte con todos!
Es demasiado linealAlgunos de los chistes se pierden en la traducción.Puede echar para atrás su aspecto infantiloide
85%Nota Final
Jugabilidad85%
Gráficos80%
Duración90%

World of Final Fantasy es la última entrega de la popular saga de Square Enix, y sirve de aperitivo para el plato principal que llegará a las tiendas el próximo 29 de noviembre: Final Fantasy XV.

Presentado en el E3 de 2015, World of Final Fantasy sorprendió a todos. El aspecto chibi de sus personajes y criaturas y los numerosos cambios que prometía despertaron la curiosidad de muchos. No obstante, quedó eclipsado por otras grandes promesas de Square Enix. Nadie parecía tomárselo en serio, especialmente a la sombra del koloso que es Final Fantasy XV. Por fortuna, las apariencias engañan, y bajo el aspecto desenfadado de World of Final Fantasy se esconde más. Mucho más.

El largo sueño llega a su fin

World of Final Fantasy nos introduce en su historia de la mano de los hermanos Reynn y Lann. Junto a ellos descubrimos que existe otro mundo, llamado Grymoire, del que ellos no tienen recuerdos. Los perdieron junto a sus mirages, las criaturas que allí habitan y que antes controlaban. Así, para recuperar su memoria viajan juntos a este “nuevo” mundo con la intención de hacerse con todos y conseguir volver a ser quienes eran.

Al llegar a Grymoire descubren que en este mundo son considerados kolosos por los habitantes de Grymoire. Ellos son pezquecos, humanoides de aspecto chibi, pequeños y cabezones y, sobre todo, adorables. No obstante, tanto Reynn como Lann pueden cambiar de tamaño a voluntad. 

Poco a poco nos adentraremos en la historia, donde iremos descubriendo el pasado de los protagonistas, y nos involucraremos en la guerra contra el poderoso Ejército de Bahamut.

review-world-of-final-fantasy-batalla-campo

A lo largo de la aventura visitaremos lugares fácilmente reconocibles por cualquier fan de Final Fantasy.  También nos encontraremos con las versiones pezquecas de muchos de los mejores personajes que nos ha dado Square Enix. Y en treinta años de Final Fantasy os aseguramos que no son pocos. 

Una ligera introducción al mundo de Final Fantasy

Cierto es que el humor siempre ha estado presente en mayor o menor medida en esta saga, pero World of Final Fantasy lo lleva un punto más allá y, gracias a esto, un tono ligero envuelve a este juego. Las personalidades de los protagonistas se complementan perfectamente, lo que da pie a situaciones cómicas constantemente.

Para empezar, Reynn es inteligente, más calmada y suspicaz, mientras que su hermano Lann es todo lo contrario. Esto lleva a diálogos y enfrentamientos en ocasiones absurdos, al más puro estilo de un anime de humor. Si para completarlo añadimos a una mascota mona y con una forma de hablar peculiar, tenemos el cóctel perfecto.

review-world-of-final-fantasy-apariencia-rara

La banda sonora, de igual modo, está formada por versiones más ligeras de temas “clásicos” en la saga, más alguna canción nueva. Esto hará las delicias de los jugadores más veteranos, mientras introduce a los nuevos al increíble mundo sonoro de Final Fantasy.

Clásico pero moderno

Una de las novedades más interesantes de World of Final Fantasy está en el combate y el desarrollo de personajes. Regresamos a las batallas en tiempo continuo (BTC), que dan dinamismo a los combates por turnos. También tenemos un menú clásico con todas las acciones que podemos realizar, pero se presentan como novedades el menú simple y las formaciones.

En primer lugar, el menú simple, que nos permite asignar una acción a cada botón del mando. Esto facilitará la realización de las acciones más habituales de manera más rápida. Podremos cambiar entre ambos menús en cualquier momento durante el combate.

Por otro lado, las formaciones son la base del sistema de combate. Cada uno de nuestros personajes forma una torre con otras dos criaturas, combinando así sus poderes, debilidades y resistencias. Aquí radica la complejidad del juego y toda su estrategia, puesto que no sólo dependeremos de nuestros personajes para ganar los combates, sino también de las criaturas (los mirages) que vayamos atrapando.

Llegaré a ser el mejor…

Sí, entrenar y transfigurar (“evolucionar”) a todos los mirages que atrapemos será la clave de nuestro éxito. O por lo menos en las batallas más complicadas. También habrá que tener muy en cuenta cuál es la mejor formación de nuestras torres, puesto que el resultado puede variar enormemente. ¿Lucho con Reynn en forma Koloso o prefiero ponerla sobre un Bégimo? Además, las habilidades varían en función de qué mirages forman nuestra torre. Por ejemplo, si tenemos dos mirages que conocen el hechizo Piro, nuestra torre podrá lanzar el hechizo Piro +. Útil, ¿verdad?

personajes-de-world-of-final-fantasy

Por último, tendremos que tener en cuenta que nuestras torres también podrán desacoplarse durante un combate, aunque hacerlo tiene consecuencias. Al hacerlo nos convertiremos en tres personajes mucho más débiles, así que normalmente no es algo recomendable.

Lineal pero completo

La otra cara de la moneda es que no habrá que pensar mucho qué tenemos que hacer para avanzar. Por desgracia se trata de un juego bastante lineal. Se agradece la incorporación de misiones secundarias, pero la duración total de la historia está en torno a las 35 horas. Si bien hoy en día es una duración más que aceptable, queda lejos de algunos Final Fantasy clásicos.

Eso sí, si tenéis intención de completar el juego al 100%, no será tarea fácil. Y cuando lo consigáis, aún podréis disfrutar un poco más del apartado multijugador. Si visitáis el coliseo podréis luchar contra los jefes que ya habéis derrotado, e incluso contra otros jugadores online.

¿A la altura de 2016?

En lo que respecta al apartado gráfico, podría decirse que cumple con lo que se espera de un juego como éste. No exprime la potencia de PS4, ni tampoco lo pretende, conformándose con ser correcto en todos los aspectos. Así, las texturas y los modelados son sencillos y no hay maravillas en cuanto a las animaciones ni a las iluminaciones. No obstante, hay que reconocer que con el tono general del juego los gráficos que hay son los más apropiados.

Tanto si eres un fan de la saga desde hace años como si es tu primera vez con un Final Fantasy, probablemente encuentres algo que te atraiga de World of Final Fantasy. Tal vez sea su tono desenfadado, la simple nostalgia, o la caza de mirages, pero se trata de un juego a tener en cuenta.