Review Lenovo Yoga 730

Lenovo Yoga 730, Review en Español

Un portátil/tablet a considerar
El Lenovo Yoga 730 es uno de los mejores equipos con pantalla táctil que puedes encontrar en el mercado. Existen modelos con mejores especificaciones por este precio, pero muy pocos que pesen 1.2Kg y tengan una pantalla táctil. Su rendimiento es perfecto para trabajar, y el hecho de que se pueda transformar en una tablet, es genial para utilizar en viajes.
Diseño
85
Pantalla
75
Rendimiento
80
Autonomía
70
Ecosistema
82
Calidad/Precio
85
LO BUENO
Bonito diseño
Bastante versátil
Pantalla Táctil FHD
Precio competitivo
LO MALO
Pantalla Glossy
Sin Tarjetero para SD
80
Recomendado

A la hora de comprar un portátil en España y otros países de Latinoamérica, una de las marcas que siempre vemos en el top es Lenovo. Y es que suelen darnos equipos con buenas especificaciones, a un precio muy competitivo. Pero es que además son de los poco que ofrecen equipos con pantallas táctiles baratos, como los Lenovo Yoga.

El portátil que te mostraré en este análisis es el Lenovo Yoga 730, el cual me ha encantado utilizar durante estas dos semanas y que sin ninguna duda recomendaría a muchas personas.

Diseño

Este Yoga tiene un diseño bastante cuidado y que exude calidad. Su acabado metálico, en conjunto con su aspecto minimalista, serán del agrado de todos los que buscan un equipo casual, ya sea para llevar al trabajo o universidad. Vamos, algo que no llame mucho la atención.

El logo de Yoga en la carcasa trasera y la retroiluminación blanca del teclado son dos buenos ejemplos de componentes que, en otros equipos – especialmente los gamers – llamarían mucho más la atención. El aluminio utilizado es un poco áspero, lo que ayuda a evitar cualquier mancha o suciedad, pero aun así deberás tener cuidado para mantenerlo limpio y sin rayaduras.

Review Lenovo Yoga 730 diseño

Existen muchos aspectos de este portátil que me gustan, como los bordes anodizados del trackpad y y lector de huellas, los bordes reducidos de la pantalla en los laterales; y también el hecho de que sea tan leve: pesa apenas 1.2Kg.

Una de las razones por las cuales se llama Yoga es por la flexibilidad de sus bisagras, que en conjunto con la pantalla táctil de este modelo, básicamente lo transforman en un portátil dos en uno. Lo puedes utilizar como una tablet cuando vayas en el metro, o como un portátil cuando necesites escribir más.

Review Lenovo Yoga 730 Ventilación

Sin embargo, no todo es perfecto en este portátil, y lo cierto es que tiene algunas cosas que pueden llegar a empeorar tu experiencia. Por ejemplo, el equipo no tiene ninguna protuberancia cuando está completamente cerrado, lo que lo hace imposible de abrir con apenas una mano. Pero aunque lo tuviese, la presión de las bisagras es tal que tampoco lo podrías abrir completamente como en otros equipos.

La posición de los altavoces en la parte inferior tampoco es mi favorita, pero como verás a continuación, es una de las mejores posiciones en equipos como estos, una vez que debemos considerar su posición tanto en el modo portátil, como en el modo tablet.

Conectividad

Al ser un portátil tan pequeño, es normal que no tengamos la mejor conectividad. Aun así, tenemos un puerto USB A a la derecha, otros puertos USB Tipo C a la izquierda (ambos con Thunderbolt y que permiten cargar el equipo), así como el Jack de audio. Lo único que echamos en falta es un lector de tarjetas microSD.

En cuanto a las conexiones inalámbricas, tenemos Bluetooth 4.1, que funciona a la perfección, y Wi-Fi AC 2×2, lo que significa que tiene dos antenas para recepción y otras dos de emisión. Vamos, que la conexión a Internet también es fenomenal. Falta mencionar que es compatible con la Active Pen 2 de Lenovo, que te costará unos adicionales 80€.

Teclado y trackpad

Hace mucho que no analizaba un portátil de Lenovo, pero una de las cosas que menos me gusto al empezar a utilizarlo fue su teclado.

Es un teclado del tipo chiclet bastante silencioso, con una fuerza de presión reducida e iluminación regulable con FN + Barra de Espacio. Sin embargo, el espaciado de las teclas me parece un poco excesivo y incómodo, por lo que, dependiendo del tipo de teclado que estés acostumbrado, puede requerir un tiempo hasta que te acostumbres.

Review Lenovo Yoga 730 teclado y trackpad

Con el trackpad no tengo ninguna queja. Su tamaño es perfecto y su sensibilidad nunca he ma decepcionado. La mayor parte del tiempo he estado trabajando con diferentes espacios en Windows y los atajos con dos y tres dedos funcionan a la perfección con este trackpad.

Pantalla y Sonido

En este caso he tenido la oportunidad de probar el modelo de 13,3” con una resolución FHD. Es un Panel IPS con buenos ángulos de visión y una luminosidad aceptable, pero debido a su acabado glossy, no lo recomendaría caso lo vayas a utilizar mucho en el exterior, donde crea bastantes reflejos.

Review Lenovo Yoga 730 Pantalla

Cuando lo utilizas en el modo tablet, responde bien al toque. Tan bien, que varias veces he preferido utilizarlo en este modo para navegar por Internet. Lo que te recordará que no se trata de una tablet son los bordes de la pantalla, especialmente el inferior, una vez que los demás son bastante finos.

En cuanto a los altavoces, tenemos dos que se encuentran justo por debajo del portátil, en cada esquina. La posición ideal sería por delante, en los laterales del teclado, una vez que la mayoría del tiempo los usuarios seguramente lo utilizarán como un portátil. Sin embargo, esta posición es la mejor si tenemos en cuenta también su modo tablet, que se puede colocar de dos formas distintas escuchandose mucho mejor y con cierta amplitud

Review Lenovo Yoga 730 altavoces

La calidad del sonido es buena. No es muy potente, es cierto, aunque con unos altavoces tan pequeños, no esperaba mejor. Quizás los bajos no sean su punto fuerte, pero tiene un sonido muy equilibrado en las demás frecuentas y no distorsión en máxima potencia.

Rendimiento

En lo que toca al rendimiento, existen varias versiones que puedes elegir. El modelo que analizamos viene con el i5-8250U, 8GB de RAM y un almacenamiento de 256GB en un SSD PCIe NVMe. Este es el modelo más básico, pero lo puedes encontrar con un i7-8550U, 16GB de RAM y una unidad SSD de 512GB.

Review Lenovo Yoga 730 Componentes internos

Con la imagen anterior podemos ver varias cosas importantes en lo que toca al rendimiento. La primera es que el procesador se encuentra en el centro y el calor emitido es expulsado por los dos ventiladores que se encuentran en la parte superior. La unidad SSD NVMe que se encuentra a la izquierda, puede ser ampliada, pero lo mismo no podemos decir sobre su memoria RAM que está soldada a la motherboard.

Antes de contarte sobre mi experiencia con este portátil, te quiero mostrar algunos Benchmarks que he hecho para que tengas una idea de lo que obtendrás con este hardware:

Review Lenovo Yoga 730 CPUZ
CPU-Z
Review Lenovo Yoga 730 GPUZ
GPU-Z
Review Lenovo Yoga 730 Crystal Disk Mark
Crystal Disk Mark
Review Lenovo Yoga 730 UserBenchmark
User Benchmark
Review Lenovo Yoga 730 AIDA64
AIDA64 – Benchmark de Memoria

Como has podido ver, los resultados son los esperados para un modelo que carece de una tarjeta gráfica dedicada. No tiene el procesador más reciente de Intel, pero si lo hiciese, costaría un poco más.

Lo he utilizado para navegar, trabajar en la web y hacer algunas ediciones por Photoshop, y se ha portado bastante bien. Ahora bien, ¿es posible jugar con el? Sí, siempre y cuando no seas muy exigente.

Ruido y Temperaturas

Al ser un portátil tan fino y pequeño, es normal que estés preocupado por este aspecto, y lo cierto es que puede llegar a ser algo ruidoso, especialmente si vas a jugar de vez en cuando, donde puede llegar a alcanzar un valor máximo de 47dBA (30 dBA ruido ambiente en la prueba). En tareas menos exigentes, la refrigeración será “pasiva” hasta cierta temperatura, por lo que no escucharás nada de ruido.

(CPU < 30%) (CPU 30% – 60%) (CPU > 60%)
30 dBA40 dBA47 dBA

En cuanto a las temperaturas, apenas la parte trasera en el centro se calienta, por lo que si lo estás utilizando en las piernas o en el modo tablet, no sentirás ningún disconfort.

Batería

En cuanto a la duración de batería, su duración es mucho menor de la que Lenovo promociona en su web, algo que ya esperábamos, ¿verdad?. Esas pruebas se suelen hacer con el brillo al mínimo y limitando la conectividad y uso del procesador, pero en un uso real, el informe de la batería de Windows 10 indica que la duración media de la batería es de 4:33:26.

Esto puede parecer un valor bastante bajo, y más cuando la compañía dice que durará hasta 10 horas, pero es un valor esperado para una batería de 6080 mAh. Hay días en los que me alcanza hasta 5:16:15 y en todos los momentos el brillo de la pantalla ha estado al máximo, así como la iluminación del teclado.. Si bajamos los ajustes podremos aumentar la duración de la batería

Cámara

La webcam que incorpora tiene una grabación máxima de 720p y es lo que podrías esperar de una webcam para un portátil. Los colores se ven un poco apagados, el rango dinámico no es el mejor y existe algo de granos cuando la iluminación no es perfecta. El micrófono en cambio es bastante claro y perfecto para videollamadas.

Sistema operativo

Este portátil viene con Windows 10 ya instalado, así como el Office y el Antivirus McAfee que la mayoría terminará desinstalando. Las demás apps que encontrarás son de Lenovo, como Utility, Vantage, Pen y App Explorer. La buena noticia es que lo puedes desinstalar caso no las necesites.

Lenovo Vantage me ha parecido la más interesante, una vez que te da información sobre el equipo, sus especificaciones, seguridad y también permite desactivar la cámara y el micrófono.

Veredicto e Alternativas

El Lenovo Yoga 730 es uno de los mejores equipos con pantalla táctil que puedes encontrar en el mercado. Existen modelos con mejores especificaciones por este precio, pero muy pocos que pesen 1.2Kg y tengan una pantalla táctil. Su rendimiento es perfecto para trabajar, y el hecho de que se pueda transformar en una tablet, es genial para utilizar en viajes.

Como podrías esperar, no se trata de un portátil para jugar, aunque podrás hacerlo con algunos títulos poco exigentes o bajando la calidad gráfica al mínimo. Su pantalla tiene una buena resolución, pero el acabado Glossy no es mi favorito, y puede resultar algo incómodo dependiendo de donde lo uses, una vez que su brillo máximo es algo limitado. Pero bueno, esto también se puede arreglar con un protector de pantalla mate.

Con un precio en el mercado de 799€ para la versión con el i7, me parece una compra bastante buena. Por 900€ tienes también el Yoga 740, con un procesador i7 de 10 generación y una tarjeta gráfica MX250 de NVIDIA, por lo que si piensas jugar o trabajar con programas de edición, puede ser una mejor opción. El ASUS Zenbook 13 también puede ser una excelente opción si no necesitas una pantalla táctil.

NewEsc-Sello-Final-Recomendado

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad