REVIEW SAMSUNG SMART M8 DESTACADA

Samsung Smart Monitor M8 32″, Review en Español

Un monitor polivalente que unifica diversos campos
Un todo en uno que te permita jugar, ofimática y streaming de juegos o multimedia con tus compañías favoritas a resolución 4K.
Diseño
90
Pantalla
80
Conectividad
90
Ecosistema
85
Calidad/Precio
80
LO BUENO
Diseño minimalista
Pantalla plana perfecta para lectura y multimedia
Cumple con la cobertura sRGB
Micro HDMI 2.0
Resolución 4K
Streaming multimedia (Netflix, Apple, HBO Max, Disney+, etc)
Streaming de juegos (NVidia, XBox, Stadia)
Pantalla inalámbrica
WiFi 5 y BT 4.2
LO MALO
60Hz
No dispone de VRR
No dispone de KVM
Panel grisea mucho en oscuridad
HDR 10 mal implementado
No dispone de atenuación local
85
Recomendado

Uno de los monitores que nos ha llamado la atención esta temporada es el Samsung Smart Monitor M8 y acercándose fechas muy especiales para comprar es el modelo M8 de Samsung. Un modelo muy llamativo no por su orientación gaming que no lo es, si no por todo lo que nos puede aportar como extra.

Características y Diseño

Panel Samsung Smart Monitor M8VA – WLED 10 bits (8+FRC)
Resolución3840×2160 (140ppi)
Color99% sRGB
Brillo300-400 nits
Contraste3000:1
Frecuencia60Hz
HDRHDR 10
Tiempo de respuesta4 ms GTG
ExtrasTIZEN
Mando a distancia
Smart
WiFi/BT
Altavoces estéreo

Unboxing y montaje

El monitor llega en una caja marrón con serigrafía en blanco que no representa el buen diseño del monitor, protegido por poliespán y fuera las características más a tener en cuenta. El monitor cuenta con montaje rápido casi sin tornillería salvo por la peana y la base con un único tornillo.

En la protección de poliespán encontramos diferentes cables de corriente, siendo curioso que la terminación del cableado para conectar al monitor es tipo USB C y un Mini HDMI ambos incluidos. Además tenemos un mando a distancia por infrarrojos y los diferentes manuales.

Diseño

Contamos con una peana de un solo pie metálico en blanco mate separada en dos piezas con un diseño muy alejado del habitual en la gama gaming. También podemos encontrarlo en 4 colores distintos todos ellos muy claros, azul, verde o rosa. Dispone de los ajustes clásicos en altura (12cm) y una inclinación entre -2 y 15 grados de la pantalla. No incluye soporte VESA por lo que la única manera de usarlo es con su peana que incluye además un pasacables. Lo que si tenemos es el anclaje para su webcam que se compra por separado Slim Fit, muy pequeña.

REVIEW SAMSUNG SMART M8

El diseño del resto del monitor hace uso de plásticos en blanco mate en su totalidad con un diseño muy minimalista. Los controles del monitor los encontraremos justo debajo de los conectores de video, un lugar muy incomodo pero al menos tenemos mando a distancia. Sus dimensiones alcanzan los 713,4 x 575,2 x 203,8 mm con la peana y un peso de 6,7 Kg.

Los marcos de la estructura con respecto al panel están dentro del estándar, alcanzando la zona inferior los 2 cms mientras que el resto son más reducidos con 1 cm. En el lado derecho de la parte inferior tenemos el puerto receptor de infrarrojos. Un conjunto muy sencillo, vistoso con aspecto profesional siendo multifuncional por lo que es perfecto para el usuario medio.

Conectividad

REVIEW SAMSUNG SMART M8 CONECTIVIDAD

A nivel de conectividad es un monitor más centrado en el aspecto multimedia y el streaming por lo que goza de conectividad Wifi 5 y Bluetooth 4.2. Físicamente tenemos dos puertos USB C 3.0 y un micro HDMI 2.0 incluidos en el embalaje y un conector DC in para su transformador. Mientras uno de los puertos USB puede transmitir imágenes el segundo sirve como HUB además de tener capacidad de carga de hasta 65W.

OSD y Software

El menú de configuración y sus transiciones son muy suaves, realmente Tizen es un acierto. Si usamos el control manual detrás de la pantalla, a parte de dislocarnos un hombro podremos acceder a su menú principal.

Sinceramente es mejor el mando a distancia con el cual no solo podremos acceder a las mismas opciones que con el manual si no incluso a todo su contenido. El monitor tiene una compatibilidad muy alta con otros sistemas, como ejemplo tenemos controles por voz con Bizby y Alexa. Además es posible hacer uso de tecnologías como AirPlay (Apple), SamsungDex o Google Duo, eso sin contar con las apps de streaming.

Hay que hablar de sus capacidades multimedia, no solo podemos conectar una pantalla inalámbricamente sea PC, móvil u otro dispositivo compatible por WiFi. Contamos con los canales de Samsung gracias a la conexión de internet, todas las aplicaciones de streaming como Netflix, Apple, Disney+, HBO Max y mucho más.

Pantalla

El panel, lo más importante de este monitor, cuenta con un VA de 10bits (8+FRC) de 31,5″ con resolución de 3840 x 2160p y una densidad de pixel de 140ppi. Al contrario de la tendencia de los monitores gaming el M8 se mueve en unos respetables 60 Hz de frecuencia no contando con sincronismo Gsync o Freesync. Su pantalla es plana por lo que es perfecta para multimedia y ofimática, también podemos jugar. Aunque en nuestras pruebas desde el panel de NVidia no admite la configuración de 10 bits.

Contamos con un brillo máximo de unos 400 nits presenta un alto contraste de 3000:1 contando con certificación HDR 10. A nivel brillo mínimo estamos en en 300 nits, un valor bastante estándar para un panel IPS y un 99%sRGB siendo ya algo habitual esa marca. Veremos que tal después de calibrarlo.

Las pruebas de bleeding y del Resident Evil han dejado ver un panel que en zonas oscuras grisea demasiado la imagen incluso con HDR. Por lo que de ver películas de noche con poca luz o juegos va a sacrificar mucho la visualización de las mismas. Otro aspecto que incide también en que las imágenes oscuras no sean de la mejor calidad es la falta de zonas de atenuación local, por lo que las pruebas de Local dimming muestran uniformidad en la iluminación del panel.

REVIEW SAMSUNG SMART M8 GHOSTING

El M8 es un panel polivalente para el usuario mainstream, su uso esta indicado tanto para trabajar como para jugar en habitaciones luminosas. Al ser un panel VA el temido ghosting es muy reducido aunque no llega a desaparecer del todo.

Calibración

El Samsung Smart Monitor M8 no llega calibrado de fábrica, siendo el modo standard el inicial. Si vemos el análisis para SRGB el monitor alcanza un volumen de gamma del 132,7% casi completando la cobertura del espacio con un 99,4%. Mientras que para el rango DCI P3 el volumen de gamma alcanza el 94% siendo la cobertura del espacio del 85,9%. Si nos fijamos en las especificaciones supera por un 0,4% según nuestro colorímetro por lo que cumple con sus características. Hay que decir que los cambios sobre el OSD en cuanto a color no tienen efecto por lo que una posterior calibración es imposible.

REVIEW SAMSUNG SMART M8 ANTES DE CALIBRAR COBERTURA DE COLOR

La precisión de color presenta unos valores por encima de 2 para Dela E por lo que un profesional dedicado al diseño puede apreciar la diferencia de color. Podemos ver como en sRGB alcanza una meda de Delta E de 2,93 mientras que en DCI P3 llegamos a 2,81.

En lo que respecta a la uniformidad del brillo cumple con las especificaciones donde en la zona superior le cuesta un poco llegar a aproximarse a los 400 nits estando dentro del margen de error.

REVIEW SAMSUNG SMART M8 UNIFORMIDAD DEL BRILLO

Veredicto

El Samsung Smart Monitor M8 es un monitor con un diseño minimalista, lejos de esas peanas gaming en V con una anchura de panel pequeña. Pudiendo encontrarlo en varios colores podemos personalizar aún más nuestro escritorio. Su rendimiento es polivalente para el usuario mainstream e insuficiente para un usuario profesional, tanto gaming como en diseño. Sus pocas conexiones por cable se complementan a la perfección con la conectividad inalámbrica pudiendo tener varios equipos retransmitiendo.

No sobresale como monitor gaming ni como monitor para diseño pero es perfecto para aquellos que disponen de poco espacio. Tenemos un monitor perfecto para juego o trabajo en habitaciones bien iluminadas que además podemos convertir en centro multimedia. Su HDR es bastante pobre por lo que usarlo puede ser descartado. Compatible con todas las plataformas de streaming y con un tamaño junto a una visibilidad excelentes podemos disfrutar de nuestro contenido sin necesidad de más periféricos. Y es que se complementa con dos altavoces con un sonido decente que cubra nuestras necesidad.

Pero además si carecemos de consolas u ordenador podemos complementarlo con streaming de juegos con XBox, NVidia o Stadia. Podemos conectar un mando al mismo monitor y disfrutar nuestras partidas, eso si, el streaming no es para juego competitivo. Lastima que no disponga de KVM para controlar distintos dispositivos.

Con un precio actualmente en tiendas de 599 euros tiene su punto fuerte en complementar dos mundos como son el entretenimiento multimedia con el uso de ofimática y juegos. Por ello es totalmente recomendable para aquellos que queráis tener el menor número de dispositivos ganando en comodidad y resultado.

NewEsc-Sello-Final-Recomendado

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad