SAMSUNG LS32R750 Portada

Samsung Space Monitor LS32R750, Review en Español

Samsung Space Monitor LS32R750, Review en Español
Un diseño innovador
El Samsung Space Monitor es un ejemplo de que se puede seguir innovando en el mundo de los monitores. Es un monitor que cumple en todos los apartados, aunque tiene aspectos en los que aun puede mejorar.
Diseño
95
Pantalla
80
Conectividad
75
Ecosistema
75
Calidad-Precio
75
Lo bueno
La peana da mucho juego
Pantalla bien resuelta
Recuperar el espacio de tu mesa
Bajar la peana a la mesa mola
Organización de cables
Lo malo
Falta algo de brillo a la pantalla
Echamos en falta el FreeSync
Ausencia de altavoces
80
Recomendado

El Samsung Space Monitor es uno de los mejores monitores que hemos visto en lo que toca al diseño. Apuesta por una peana muy peculiar que va directamente anclada a la mesa mediante una pinza. Algo aparentemente simple, pero que resultará diferencial para decidirnos a comprar este monitor gracias a la ergonomía que nos aporta y a todo el espacio que libera.

Hay 2 versiones del Space Monitor, en 27″ (2K 144Hz) y 32″ (4K 60Hz), siendo la segunda la que Samsung nos ha enviado para que hagamos la review.

PanelVA de 10bits de Samsung
Resolución4K – UHD 3840×2160 (140dpi)
Color100% sRGB (72% NTSC)
Brillo250nits
Contraste2500:1 (Contraste Dinámico)
Frecuencia60Hz

Diseño y Peana

El Space Monitor es una gran apuesta de Samsung por liberar espacio en nuestro escritorio. Sustituye las peanas tradicionales por una peana de pinza que va articulada arriba y abajo, permitiendo retirar el monitor para ganar espacio o acercarlo hasta el punto de reposar la pantalla sobre el escritorio, lo cual es una experiencia bastante única.

El panel de 31.5″ cuenta con unos pequeños biseles negros de 6mm dentro del propio cristal, que se ve rematado con un bisel de 2mm, mientras el inferior tiene unos 15mm. Todos van decorados con una textura como pixelada bastante elegante, quedando la marca en la esquina derecha del frontal. El conjunto es muy compacto, sumado a que el panel sólo tiene 30mm de espesor.

La trasera tiene un acabado ondulado, que comparte con la trasera de la peana, mientras que el frontal de la peana es en negro mate. La peana se acopla al monitor mediante una placa con 4 tornillos y cuenta con una carcasa para cubrir la zona una vez montado. No contamos con la opción de usar un soporte VESA, aunque tampoco lo echaremos de menos.

SAMSUNG LS32R750 Escritorio

La peana tiene una pinza con acabados interiores en goma (para no rayar la mesa) capaz de adaptarse a mesas de hasta 90mm de espesor y unos 95mm de fondo, por lo que el ajuste será perfecto en la mayoría de las mesas, incluso aquellas con el borde redondeado. Las 2 bisagras se ven bastante fuertes y su movimiento es suave y fluido.

La única pega que le pongo a la peana es no poder orientar la pantalla horizontalmente, sobre todo cuando no estás sentado totalmente de frente al monitor o tu mesa hace esquina. Es cierto que es una manía que viene de la época de los monitores CRT que tenían culo, pero aún hoy hay mucha gente que dispone el monitor en diagonal, así que tenía que comentarlo.

SAMSUNG LS32R750 HAS altura

Si alargamos nuestra mano derecha, podemos alcanzar el joystick situado en la parte trasera, cerca de la esquina. Si presionamos, accedemos al menú OSD que en este caso es bastante sencillo, mientras que moviendo arriba o abajo accedemos a los atajos que nos permiten ajustar el brillo y el contraste, además de activar el modo descanso de ojos (que tinta la pantalla en rosado).

Conectividad

SAMSUNG LS32R750 Cable Management

Si bien la conectividad está bastante limitada, con sólo 1 HDMI 2.0, 1 Displayport 1.2 y 1 USB de carga (no de datos), tiene un par de detalles que me han gustado mucho.

  1. La gestión del cableado – el monitor incluye un cable de carga+HDMI muy útil para minimizar los cables. Además, la peana cuenta con un par de acanaladuras para poder pasar por ahí los cables, quedando un resultado muy limpio.
  2. Diseño de la peana – podemos bajar el monitor con la pantalla hacia el escritorio, teniendo un acceso muy cómodo a los puertos de la trasera.

Pantalla

Tenemos un panel plano tipo VA de 31.5″ con resolución 4K, un tamaño en el que empieza a tomar total sentido tener una resolución 4K, aunque tengamos que usar un escalado a 125% en Windows para no dejarnos los ojos, quedando un tamaño relativo (iconos, textos, menús en pantalla) similar a un 27″@1440p, pero ganando mucho espacio de trabajo.

El panel en sí es bastante correcto (uniformidad, color, bleeding…), pero cuando intentas profundizar algo más, te das cuenta que los menús y opciones son bastante básicos, tanto a nivel de calibración como por la austera presencia de opciones gaming. El otro punto en contra es que el brillo resulta algo bajo, obligándonos a tener que subirlo cerca del 100% para que las imágenes no queden apagadas. Navegando por los menús, podemos destacar 3 modos dignos de mención.

  • Contraste dinámico MagicBright: permite al monitor ajustar el brillo en función del contenido mostrado en pantalla, reduciéndose cuando el contenido de la pantalla es oscuro, aumentando cuando estamos con un fondo blanco.
  • MagicUpscale: permite ajustar la nitidez cuando usamos fuentes 1080p o 1440p, mejorando bastante la lectura de textos que de otra forma quedan borrosos.
  • Modo Cine: es el ajuste más recomendado para consumir multimedia o jugar, aumentando los valores de contraste y nitidez, dejándonos sólo controlar el brillo.

Las pruebas de bleeding muestran que no hay ningún tipo de fugas y hasta un ISO 1600 el backbleeding (la iluminación de fondo) es inapreciable también. Sin embargo se hace presente el bajo brillo que tiene el monitor (sólo 250nits) y sobretodo que la parte central queda algo menos iluminada que el resto de la pantalla. En el gameplay de Resident Evil 2 la imagen queda algo más oscura de lo habitual, pese a tener el brillo al 100% y el contraste al 75%, valores más altos de lo habitual para compensar la falta de brillo.

Productividad y Multitarea

La productividad sin duda es uno de los puntos fuertes de este monitor. Tenemos mucho espacio de trabajo con las 31.5″ y la resolución 4K, son 695x395mm de superficie con una densidad de 140dpi, por lo que aún acercándonos para ver algo en detalle, no llegaremos a percibir los pixels. Aunque dividieramos la pantalla en cuartos, cada uno sería equivalente a tener una pantalla de portátil 1080p de 15.6″.

De hecho, debido a la versatilidad de la peana, podríamos utilizarla con el portátil, bien situando la pantalla encima o por delante del portátil y usarlo con el propio teclado del portátil, algo muy cómodo en los tiempos que corren, donde para cada vez más gente el portátil es su ordenador principal.

SAMSUNG LS32R750 tableta portatil

Pero el Samsung Space Monitor no sólo mejora nuestra productividad digital, sino que permite liberar mucho espacio en nuestra mesa. La mayoría de monitores de entre 27″ y 32″ ocupan unos 25-30 cm de fondo en nuestras mesas y unos 30-50 cm en horizontal, haciendo que perdamos todo ese espacio. Ésto lo hace un gran monitor para el ámbito laboral, pero también puede ser una buena alternativa para estudiantes que alternan su tiempo de estudio y de ocio en un mismo escritorio, pudiendo liberar la mesa cuando lo necesiten.

Por último comentar que cuenta tanto con Picture-In-Picture, como con Picture-By-Picture, tecnologías que nos permiten ver dos fuentes de vídeo al mismo tiempo. Por ejemplo, podemos usar el PC mientras vemos el fútbol en una esquina, conectar el portátil ocupando un cuarto de la pantalla y el sobremesa los otros tres cuartos, o partir la pantalla por la mitad (el monitor trae una resolución 1920×2160 para esos casos).

Gaming y Multimedia

No estamos ante un monitor puramente gaming: no cuenta con HDR, no tiene FreeSync, sólo tiene 60Hz (el modelo de 27″ sí que llega a los 144Hz) y no tiene altavoces. Pero pese a todo eso, es un monitor que tiene un buen desempeño en juegos. Tenemos un tiempo de respuesta GtG de 4ms (valor típico de los VA) y colores bastante vivos (sobretodo con el «modo Cine»), que van a hacer que disfrutemos nuestras partidas.

Acercas el monitor hasta tocar la mesa, coges tu teclado y tu ratón y la realidad es que resulta muy inmersivo, pues puedes estar jugando a poco más de 50cm, que no vas a notar falta de definición.

No cuenta con altavoces integrados, ni tampoco tiene salida de jack de audio. No es un drama, pero unos altavoces aunque sean sencillos podrían haber resultado útiles y redondeado su valoración para consumir contenidos multimedia.

Veredicto e alternativas

El Samsung Space Monitor es un ejemplo de que se puede seguir innovando en el mundo de los monitores, no sólo añadiendo más pulgadas y resoluciones más altas, sino desde el diseño exterior del producto y teniendo cuidado en los detalles. La peana en forma de pinza es un elemento diferencial pues no hay nada parecido en todo el mercado, teniendo que recurrir a soportes VESA.

La variante 4K de 32″ que hemos probado tiene un claro enfoque al mundo empresarial, aportando productividad, un diseño sobrio, más espacio libre en el escritorio y un cableado discreto. Mientras que la variante 2K y 27″ puede ser muy interesante para escritorios de estudiantes, dando espacio para trabajar con libros y papeles, hacer trabajos con el PC o divertirse jugando gracias a sus 144Hz.

La pantalla en sí no levantará pasiones. Funciona bien, se ve bien, la uniformidad es correcta, no tiene bleeding. En general, es una buena pantalla 32″@4K VA. Pero la propia Samsung tiene algunos monitores 32″@4K con paneles de gama algo superior como los U32H850 (que tiene QuantumDots) y el U32J590, que además cuentan con FreeSync y pueden ser una alternativa si la peana en forma de pinza no es suficiente reclamo.

NewEsc-Sello-Final-Recomendado

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Diseño
Pantalla
Conectividad
Ecosistema
Calidad-Precio
Puntuación

  Acepto la política de privacidad