Las Mejores Cámaras Instantáneas del Mercado

Las Mejores Cámaras Instantáneas del Mercado

Todos saben lo que es una cámara instantánea, pero seguro que muy pocos de tus amigos tienen una. Aunque su auge haya sido hace muchos años atrás, no hay dudas de que este tipo de fotografías tiene un encanto único.

Si estás pensando en comprar una, ya sea para ti o para regalar, estoy seguro que te gustará saber cuáles son las mejores cámaras instantáneas del momento o quizás la mejor para ti. A continuación te mostramos nuestras favoritas con los detalles más importantes sobre cada una.

Las Mejores Cámaras Instantáneas

Mejor calidad-precio

Si quieres es una cámara instantánea barata y no eres muy exigente con la calidad obtenida, esta es la que te recomendamos. 

El mejor precio en:

Es una cámara instantánea pensada para el público en general, y eso lo decimos por su bajo coste, el buen precio por impresión y el espejo para selfies que incorpora. Pero atento que requiere algo de aprendizaje, especialmente por no ajustar el brillo automáticamente.

La mejor calidad de imagen

Esta Fujifilm te dará los mejores resultados que puedas imaginar en una cámara instantánea. Tiene diferentes modos que podrás experimentar y no olvidemos su diseño moderno y resistente.

El mejor precio en:

Si buscas la mejor calidad posible, la SQ6 es una de las mejores cámaras instantáneas en ese sentido. El coste por foto no es propiamente bajo y te hará pensar siempre antes de presionar el botón de disparo. 

Aunque su construcción sea sólida, no es la cámara instantánea más cómoda de hacer fotos, especialmente por su pequeño visor, pero aun así estamos seguros que te encantará utilizarla.

Con fotos más anchas

Si lo que quieres son fotos un poco más anchas, esta es la mejor cámara instantánea con un buen precio por impresión.

El mejor precio en:

No es una cámara instantánea pequeña y su diseño tampoco es el mejor. Pero el hecho de permitir hacer fotos un poco más anchas es genial la verdad. Esta cámara utiliza 4 pilas AA y el coste por foto está al nivel de las anteriores.

Una solución hibrida

Debído a la tecnología de impresión, Zero Ink, la calidad es inferior a las películas Instax. Aun así, es una cámara instantánea con una gran pantalla Touch y un coste por impresión bastante bajo.

El mejor precio en:

Si lo que te importa es la facilidad de uso o simplemente un buen diseño, esta cámara instantánea debería estar en tu lista. Tiene una gran pantalla táctil de 3.5” y un sensor de 13MP que te permitirá hacer fotos y vídeos que podrás editar en tu móvil gracias a su conectividad por Bluetooth. El coste por impresión será de unos 0,50€, pero recuerda que su calidad no será la mejor.

El regreso de Polaroid

Todo en esta cámara instantánea se siente nostálgico: su diseño, las películas y también sus resultados impredecibles. El coste por foto es elevado (2€) y las películas a color podrían dar mejores resultados.

El mejor precio en:

Es una cámara instantánea extremadamente fácil de usar y cuyo diseño realmente nos encanta: la puedes comprar en negro o blanco. Su batería interna es recargable por USB y también tiene flash. Lo peor de todo son sus resultados impredecibles y la necesidad de proteger la foto de la luz durante 15 minutos. Pero todos estos problemas son, en mi parecer, parte de su encanto.

La más versátil 

Es una evolución de la anterior SQ10, pero aun así no supera a la SQ6 en lo que a calidad de imagen se refiere. Aun así, tiene una buena batería y nuevas funcionalidades creativas.

El mejor precio en:

Con el lanzamiento de la SQ20 todos pensamos que Fujifilm mejoraría la calidad de su impresión, pero lo cierto es que eso no es lo que ha sucedido. Es divertido utilizarla gracias a que ahora tiene Zoom, el modo vídeo y nuevos estilos,  además de que cada foto te costará 1€, pero por este precio creemos que podría tener mejor calidad de impresión. Aun así, es una de las mejores.

Todo sobre las cámaras instantáneas

El mercado de las cámaras instantáneas es un nicho que ha crecido en los últimos tiempos gracias a la búsqueda de algo distinto y más personal.

Aunque las cámaras de los smartphones sean cada vez mejores, la imperfección de esas fotos que se imprimen en su momento tienen un encanto que ningún otro smartphone de la actualidad consigue replicar.

Aun así, quizás te interese saber un poco más sobre cómo funciona este tipo de dispositivos. Es por eso que a continuación te diremos todo lo que necesitas.

¿Qué es una cámara instantánea?

Una cámara instantánea es un equipo fotográfico capaz de crear positivos directos y revelados en tan solo segundos. Se hicieron famosas por la facilidad con la que podían ser manejadas y también la celeridad de un proceso que podía desarrollar fotografías de gran calidad para la época.

Después de las guerras mundiales, el mundo se encontraba en una etapa de reconstrucción, por lo que la inventiva podía encontrarse en cualquier lugar. En América, un joven llamado Edwin Land, estudiante la universidad de Harvard, produjo el producto que marcaría un antes y un después en el mundo de la fotografía.

Edwin Land creador de las cámaras instantáneas

Pudo comprimir el proceso del cuarto oscuro e introducirlo dentro de un aparato no muy grande. La serie de pasos que eran necesarios para revelar una fotografía ahora eran realizados por una cámara instantánea. Viendo su éxito decidió fundar su propia empresa, Polaroid.

En los años siguientes, la empresa fundada por Land produciría miles de cámaras instantáneas. Ganaría gran prestigio y también amasar una considerable fortuna personal. Tan sólo en 1949, sus ventas superaron los cinco millones de dólares.

¿Cómo funciona una cámara instantánea?

Para que comprendas mejor cómo funcionan las cámaras instantáneas, debes primero entender cómo es el proceso de revelado tradicional.

Fotografía y revelado tradicional

En primer lugar, tienes la película, una base de plástico que se encuentra cubierta con un compuesto de plata altamente sensible a la luz. En el caso de películas en blanco y negro cuenta con una sola capa, mientras que para películas a color cuenta con tres: la primera con sensibilidad al azul, la segunda al verde y la última al rojo.

Cuando una película es expuesta, granos sensibles de cada capa proceden a hacer reacción química formando plata metálica. En la película quedará un registro químico de los patrones de luz y los colores. Estas láminas son altamente sensibles, por lo que al tener una corta exposición quedan marcadas de manera automática.

De este proceso se obtiene una fotografía con los colores exactamente opuestos a los queremos que aparezcan. Esta lámina es conocida como negativo, que para el caso de imágenes a blanco y negro solo debe ser expuesta de nuevo a la luz.

Para el caso de fotografías a color, las mismas deben ser pasadas por un proceso químico que tiene una duración prolongada. Dicho proceso busca dejar plasmado en las fotografías los colores originales de la imagen.

Ahora, cómo funcionan las cámaras instantáneas…

El proceso de revelado de una fotografía por parte de una cámara instantánea es muy parecido al original. Es realizado en pocos segundos debido a la configuración de los materiales en el interior de la máquina. Dentro de las cámaras instantáneas se sitúan los componentes necesarios para una reacción química en cadena que producirá la impresión fotográfica.

La parte óptica

Al momento de tomar la fotografía, la cámara instantánea se comporta como cualquier otra cámara analógica. La apertura de la cámara da apertura y permite que la luz, reflejo del objeto que se fotografía, entre.

Cuando esto sucede, la luz reflejada llega a la película, cubierta por los ya nombrados compuestos de plata y forma una capa. En cámaras comunes se almacenan en forma de negativo, pero en las instantáneas es diferente.

La parte química

Las películas que utilizan las cámaras instantáneas son muy diferentes a las películas tradicionales. Las mismas vienen cubiertas con todos y cada uno de los productos químicos y reactivos necesarios para completar el proceso. Los productos se encuentran dispuestos en capas, que recubren por el anverso y reverso la película a tratar.

Estas capas son:

  • la reveladora;
  • la capa de imagen;
  • la capa de sincronización; y
  • la capa ácida.

La disposición en la que se encuentran hace que para la impresión de la foto solo sea necesaria la actuación de un reactivo. Mientras este último no se incorpore, los patrones se encuentran siendo sostenidos por las capas.

También es necesario mencionar que debajo de cada placa de colores se ubica un recubrimiento del color completamente opuesto. Es decir, debajo del azul se posiciona el amarillo, debajo del verde está el magenta y debajo del color rojo se ubica el color cían. Como garantía de que cada punto de luz sea absorbido se coloca una capa negra en la parte inferior.

Las capas se posicionan como un ‘sándwich’, que recubre por completo el plástico en el que será impresa la imagen. La combinación de colores en reacción compartida garantiza la formación de todos los colores que existen y que podrían conformar la imagen.

La expulsión de la foto

Aquí es cuando realmente se pone en acción el proceso químico. 

La película guarda en cada capa las impresiones obtenidas en los procesos anteriores que esperan a incorporación del reactivo. Este se localiza en los bordes blancos de cada película.

Los rodillos procederán a expedir la película, y al hacerlo también harán la presión necesaria para liberar el reactivo. El proceso tarda unos pocos segundos más mientras que el reactivo recorre toda la foto. En poco tiempo, las tonalidades grisáceas de la película irán tomando las tonalidades de la imagen real.

Casi inmediatamente del momento en el que se presiona el botón, la cámara instantánea va a emitir un trozo de plástico blanco, en el que la foto quedará marcada cuando los colores se hayan hecho visibles. Luego la fotografía estará lista para ser exhibida o almacenada en un álbum de fotos.

Una foto hecha

Un hecho que vale la pena destacar es que mover la foto de manera alocada cuando esta ha salido de la cámara instantánea no favorece el proceso en realidad. Contrario a lo que se piensa en la cultura popular, sacudir la fotografía es contraproducente.

Cuando sacudes una fotografía instantánea solo facilitas una posible distorsión. Lo mejor que se puede hacer es dejarla reposar en un lugar a temperatura ambiente y en el que la incidencia del sol y la luz artificial no sea directa.

¿Cámara instantánea o impresora portátil?

Esto es algo que también deberías ponderar, especialmente si lo únicos que quieres es la posibilidad de imprimir tus fotos.

En nuestra guía de impresoras fotográficas recomendamos la Instax Share SP-2 de Fujifilm, que nos da los mejores resultados para todos aquellos que buscan unos resultados idénticos a los de una cámara instantánea.

Lo bueno de tener una impresora de este tipo es que puedes imprimir las fotos en el momento que mejor te convenga desde el móvil. Es cierto que la Fujifilm SQ 20 te permite guardar las fotos en una tarjeta SD, pero cuesta casi 200€ y la calidad de impresión no supera a la Instax SQ6, nuestra favorita.

Dicho esto, si apenas te interesan los resultados y no la experiencia completa de imprimir con una cámara instantánea, entonces quizás debas comprar una impresora fotográfica portátil.

Esperamos que nuestra lista de las mejores cámaras instantáneas te haya gustado. La actualizaremos con frecuencia pero si en algún momento crees que falta un dispositivo, déjalo en los comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos)
Cargando…
  1. Hola queridos amigos, ¿cómo estáis?

    Quería un consejo de vosotros, porque a finales de marzo está de cumpleaños un colega muy especial para mí, a él le encanta tomar fotos como hobby, tiene varios tipos de cámara muy buenos, pero aún no tiene una cámara instantánea. Le quería regalar una porque sé que le va a gustar mucho.

    Sinceramente no quiero gastar mucho dinero, aunque también quiero darle la cámara más mala.

    Después de analizar los precios y las características de las cámaras, estoy entre la Fujifilm Instax Wide 300 y Polaroid One Step 2

    Cuál cámara me recomendáis para regalarle? A él le encanta tomar fotos cuando va al campo y tiene un perro al que le toma fotos en muchas poses, así que para eso la utilizaría.

    1. Buenas!
      Ambas cámaras instantáneas que indicas son completamente diferentes.
      La Wide es para fotos un poco más Wide, y la Polaroid pues tiene el típico diseño de las Polaroid, pero sus fotos no son mejores que las de Fujifilm.

      Entre las dos iria a por la Wide 300, pero también miraría la Fujifilm Instax SQ6 😉
      Saludos

  2. Yo tengo la Fujifilm Instax SQ6. Me ha parecido que es muy fácil de manipular y la calidad simplemente es la mejor. El único problema que he visto es ese mismo que está en el artículo, el maldito costo por foto. Sin embargo, me ha gustado mucho, me alegra verla por aquí.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad