Xiaomi no para de reciclar tus dispositivos

Xiaomi no para de reciclar tus Smartphones, y el Redmi 6 Pro lo demuestra

¿Alguna vez has comprado un smartphone y un mes después sale otro al mismo precio, de la misma marca y con mejores especificaciones? Pues bien, eso es lo que está sucediendo ahora mismo con Xiaomi en la gama media.

Siempre me ha gustado Xiaomi. Es una compañía con excelentes dispositivos y unos precios que la han catapultado a la cima entre las mejores. Sin embargo, este año he visto como han reciclado, una y otra vez, sus terminales de gama media-baja.

Seguramente no sepas de lo que estoy hablando, así que entremos en detalles. En febrero Xiaomi lanzo el Redmi Note 5, en mayo el Redmi S2 que tiene el mismo diseño del Note 5 Pro pero su construcción es en plástico. Y ahora, un mes después, lanza el Redmi 6 Pro, cuya construcción es idéntica al Note 5, pero esta vez con el Notch.

Xiaomi Redmi 6 Pro vs Redmi S2 vs Redmi Note 5

Estéticamente siguen la misma linea de diseño (especialmente si en vez del Note 5 pusiéramos el Note 5 Pro), algo común en todas las marcas. Pero en su interior es donde vemos las mayores semejanzas. El mismo procesador (Snapdragon 625), las mismas cámaras traseras (entre el S2 y el 6 Pro), la misma batería (entre el Note 5 y el 6 Pro) y hasta el mismo conector microUSB.

A no ser que consideres el notch como una evolución (😒 no lo creo), esto es un reciclaje de componentes. Es cierto que su precio es bastante competitivo (todos cuestan alrededor de 150€), pero eso no significa que Xiaomi deba lanzar varios dispositivos con las mismas especificaciones.

¿Sabes quién hace esto? Samsung.

Esto es lo que mas me asusta, ya que Xiaomi no se está concentrando en lo que debería. En el pasado lanzaba 1 o 2 terminales para una determinada gama de precios y con diferentes tamaños de pantalla. Ahora tengo miedo de comprar cualquier móvil porque en 1 o 2 meses quizás lancen algo mejor.

A ver, no considero el Redmi 6 Pro mejor que el Redmi Note 5 solo por el notch, pero tengamos en cuenta que parece tener la misma cámara dual del Redmi S2, que como he enseñado en esta comparativa, es impecable.

Los problemas de reciclar componentes y lanzar tantos terminales son los siguientes:

  1. El consumidor sentirá que su terminal ha quedado desfasado porque en 1 mes se lanzará algo mejor;
  2. Los nuevos lanzamientos no tendrán mucho impacto porque la gente sentirá que es más de lo mismo (literalmente);
  3. Al tener tantos terminales diferentes, las actualizaciones de Firmware no serán tan frecuentes.

Aunque Xiaomi siga siendo la mejor opción en la gama media-baja, creo que lo podrían hacer mucho mejor si se concentrasen en lanzar menos móviles, pero con mejores especificaciones.

¿Tú que opinas sobre todo esto? Cuéntame lo que piensas sobre este asunto en los comentarios.