Una aparición reciente en la plataforma de evaluación comparativa Geekbench sugiere que el Xiaomi Mi 7 no será tan avanzado como lo imaginábamos, ya que contará con un procesador Snapdragon 835, un poco atrasado para ser un dispositivo del 2018.

Con esto queremos decir, no que este procesador sea deficiente, sino que se queda un poco atrás tratándose de un terminal nuevo, pues esto lo hace inferior a muchos de los dispositivos de la actualidad equipados con la versión superior del procesador, el Snapdragon 845, como es el caso del Mi Mix 2S, el Black Shark, el Samsung Galaxy S9, entre otros.

Xiaomi Mi 7 en Geekbench

Claro que esta información no siempre es autentica, ya que a veces las compañías suelen probar y cambiar características antes del lanzamiento, sin embargo, a esta altura es probable que no haya cambios respecto al Xiaomi Mi 7, de manera que este próximo de la marca china se alzará como un dispositivo desactualizado en este sentido, el cual, además, contará con Android 8.0 Oreo y 6GB de RAM.

Por su parte, el Xiaomi “valentino” es otro de los dispositivos que pasó por el benchmark en Geekbench. Este contará con un procesador Snapdragon 638, 6GB de RAM y Android 8.1.

Xiaomi Valentino en Geekbench

Hasta el momento no se sabe cuál será el nombre original de este misterioso dispositivo, no obstante, hay rumores de que pueda tratarse del sucesor del Xiaomi Redmi Note 5, pues este cuenta con la actualización anterior del procesador, el Snapdragon 636.

Es cuestión de tiempo para descubrir de qué se trata y por qué el rendimiento entre este y el Xiaomi Mi 7, a pesar de las notables diferencias, sea bastante parecido.