Una controversial reforma a la legislación sobre derechos de autor acaba de ser aprobada en el Parlamento Europeo. En concreto, los artículos 11 y 13 de la reforma, que son los que han provocado más discusiones.

La versión aprobada del artículo 11 indica que quien comparta en línea contenido periodístico, deberá obtener para hacerlo una licencia del editor, en tanto que el artículo 13 señala que las plataformas a las que los usuarios suben gran cantidad de contenido, deberán filtrar el mismo para prevenir infracciones.

Este anuncio ha levantado un enorme revuelo, ya que la obtención de licencia (llamada “impuesto al enlace“) hará prohibitivo el compartir material, y los filtros de contenido se convertirán en una “máquina de censura”.

La eurodiputada Julia Reda, que ha sido una de las más fervientes opositoras a la reforma, no tardó en alzar su voz a través de Twitter:

Si bien aún la reforma no tienen carácter de ley, el panorama es bastabte oscuro. Bajo este esquema, los pequeños blogueros, “youtubers” y redactores de reseñas, tenderán a desaparecer, e incluso una manifestación de la cultura pop como los memes de internet se verá atacada, ya que mucho de este contenido se basa en material producido por industrias grandes.

Vía | The Next Web