La toxicidad podemos encontrarla a diario entre los jugadores, pero en diferentes presentaciones, como pueden ser: feeders, afk, campers, especialistas en el fino arte de la vulgaridad, entre otros; en general son personas que sólo responden de formas negativas dentro de un videojuego cuando se ven superados en cuestión de habilidades, cuando ganan o simplemente por llamar la atención.

Niño rata, el ejemplo perfecto de un jugador toxico

Juegos como Overwatch, League of Legends, Dota 2 o GTA V, son lugares dónde podemos encontrar una o varias de las actitudes negativas que mencionamos anteriormente. Ante este tipo de actitudes, los desarrolladores han planteado castigos o restricciones que van desde una restricción de chat, hasta un baneo definitivo del juego.

En muchos casos, este tipo de castigos suelen llevar su tiempo para ser investigados y esto haría parecer que los infractores “se salen con la suya”, situación que no frena su toxicidad.

Días atrás, Jeff Kaplan, director de Blizzard declaraba que era muy grande la cantidad de jugadores tóxicos y que debían invertir grandes cantidades de tiempo para castigarlos, esto afectaba para poder implementar nuevas características dentro del juego.

De igual forma Riot games, ha buscado formas de eliminar este tipo de actitudes dentro de su juego, pero sin encontrar buenos resultados, sólo es cosa de recordar “El Tribunal” dónde los propios jugadores eran los que juzgaban la actitud de sus compañeros en base a los reportes que el jugador tenía y conversaciones dentro del juego, que al final fue un esfuerzo que no dió los frutos esperados.

Sería largo el contar las medidas que han buscado algunos desarrolladores, pero a grandes rasgos podemos  encontrar sistemas de reputación para poder jugar ciertos modos de juego, videos de concientización, premios a la actitud positiva; medidas que suelen ser buenas temporalmente, pero no logran acabar por completo con el problema.

Es necesario que tomemos conciencia y pensar, ¿Qué podemos hacer como jugadores para frenar ese tipo de actitudes?, ¿Piensan que los castigos son justos?, ¿Cómo podrían los desarrolladores hacer conciencia para cambiar la actitud tóxica?.

Al final, deberíamos estar conscientes de que los videojuegos están hechos para divertirse, más no para enojarse o peor, desquitarse con otros jugadores. Cuéntanos tus experiencias con los jugadores tóxicos o si eres uno de ellos, que te lleva a cometer estos actos.

Participa en nuestro sorteo de un Teclado y un Ratón de Kingston HyperX👉 Quiero participar
+ +