Portada XBOX vs PS5 vs PC

Sony PS5 vs XBOX Series – Al asalto del PC

Hace unos meses ya hicimos un artículo destripando RDNA2 y viendo que podemos esperar de las nuevas consolas y las especificaciones de ambas consolas llevan meses confirmadas. Pero en estos meses los rumores y filtraciones han seguido llegando… por suerte ya queda poco para verlas en marcha: el 10 de Noviembre salen a la venta las XBOX Series X y S, el 19 de Noviembre sale a la venta PS5.

Las consolas frente al PC

PS4 y XBOX One van a cumplir 7 años en el mercado; 3 años después salieron las versiones “Pro” de estas consolas, prometiéndonos ya gráficos 4K y HDR. Pero la realidad es que en la mayoría de los casos esos 4K eran en realidad reescalados desde 1440p y eran más los juegos que se quedaban en los 30FPS a los que alcanzaban los 60FPS, no siendo capaces de seguirle el pulso a los PC.

Pero algo ha cambiado. No sólo las consolas tienen cada vez un hardware más parecido a un PC, además han ganado músculo y no se contentan con luchar con gráficas de gama media, sino que nos prometen rendimiento de un PC de gama alta que perfectamente podría valer unos 1000-1200€.

ChipCUsCoresBoost
Clock
MemoriaTDPTFLOPsvs RX 5700XT
RX 6700XTNavi224025602500 MHz8GB GDDR6170W12.8+30%
RX 6600XTNavi233220482250 MHz6GB GDDR6125W9.2-10%
RX 5700XTNavi104025601950 MHz8GB GDDR6225W10.0
Sony PS5Custom3623042333* MHz16GB GDDR6150W**9.2-10%
XBOX Series XCustom5233281825 MHz16GB GDDR6180W**12.1+20%
XBOX Series SCustom2012801550 MHz8GB GDDR680W**4.0-60%

* – Sony PS5 promete “hasta 2333MHz” pero sería una frecuencia pico, la frecuencia sostenida estimada ronda los 2000MHz
** – Los TDP de las consolas se refieren al conjunto completo, no sólo a la GPU, teniendo unos 30-40W destinados a CPU y discos.

Como vemos en la tabla y en el gráfico, vamos a tener unos rendimientos entorno a una 5700XT en el caso de la PS5 y una RTX 2080 Super en XBOX Series X, gráficas que son capaces de mover la mayoría de juegos en 1440p por encima de los 100fps y llegar en 4K a 60fps con ajustes en Alto/Ultra. Han pasado 3 años, pero ahora sí tenemos una generación de consolas preparadas para el 4K.

¿Pero realmente son una amenaza para el PC? Bueno, veamos primero que nos ofrecerá cada una de las consolas y cuales son sus puntos fuertes y flacos.

Sony PlayStation 5

PS5 parte como favorita aquí en Europa y espera reeditar el éxito de PS4. Su principal gancho serán sus juegos exclusivos y la consola versión digital con un precio reducido(399€), mientras la retrocompatibilidad queda en manos de los propios desarrolladores de juegos. Pero si tenemos juegos en disco de PS4, necesitaremos la versión de PS5 con lector de discos (499€).

Por parte de PS5 se habló de que la GPU no estaría 100% basada en RDNA2, sino que sería una variante de RDNA a la que le habrían añadido la opción del trazado de rayos. Esto sumado a que sólo cuenta con 36CUs a 2.33GHz (máximo) la dejan en una posición algo dudosa, no siendo más potente que una RX 5700XT en cuanto a potencia de cálculo teórica, aunque es posible que el IPC de RDNA2 haya subido un poco, por lo que quedarían bastante a la par.

Esto nos deja con una consola con capacidad de mover juegos a [email protected] en calidad Alta/Ultra (respecto a PC) y que en aquellos títulos donde quieran dar un salto gráfico mayor posiblemente necesitará bajar a 30fps. Mientras Sony va prometiendo 8K a 60fps y 4K a 120fps… obviamente nos volverán a vender reescalados como si fueran resoluciones nativas.

Si bien a nivel de potencia XBOX Series X es algo superior, Sony ha intentado vender PS5 a “los consoleros”: olvidándose de hablar mucho de las especificaciones y haciendo promesas más tangibles (menores tiempos de carga, sonido 3D, capacidades 8K y juegos de “auténtica nueva generación”). Veremos si esa estrategia es suficiente.

XBOX Series X

Microsoft por su parte trae una oferta centrada en 3 pilares: fidelizar a sus clientes, atraer a usuarios de PC y seducirnos con el GamePass. Una apuesta por los servicios, con cierta indiferencia de en qué plataforma queramos jugar, puede atraer a muchos usuarios dudosos de saltar a la nueva generación, incluso a los que somos usuarios de PC.

XBOX Series X se confirma en RDNA2 con sus 52CUs y un boost de 1825MHz, siendo un desarrollo custom y dando una potencia “similar” a una RTX 2080 Super (o la futura RX 6700XT). Un extra de potencia respecto a PS5 que nos aseguraría no necesitar bajar en 4K de 60fps a 30fps en juegos especialmente pesados… pero en Microsoft apuntan más allá: el objetivo para Microsoft son los 120 fps.

Y es que llegar a esos 120 fps sería algo nunca visto en consolas y para lo que la mayoría de TVs no está preparada (aún). Sería un gran atractivo para los jugadores de PC, aquellos que juegan a juegos competitivos además de darle una “vida extra” a algunos títulos de XBOX One S/X que llegarían optimizados a Series S/X con menores tiempos de carga y 120fps.

Microsoft se ha “empeñado” en fidelizar a sus clientes y llevar la retrocompatibilidad a otro nivel. Por ejemplo cuando veas el icono Smart Delivery en juegos como Cyberpunk 2077 (o cualquier juego de Xbox Game Studios), sabrás que cuando compres ese título aunque sea para XBOX One, también obtendrás la versión actualizada del juego de forma gratuita cuando cambies a XBOX Series X/S.

XBOX Series S

Pero la apuesta de Microsoft en consolas es doble… la pequeña XBOX Series S llegará con un precio pequeño (300€) y una potencia menor (4 TFLOPs). Básicamente es una consola con el mismo procesador, disco y tecnologías que su hermana mayor, pero con menor potencia y menos VRAM (8GB GDDR6), por lo que podremos correr los mismos juegos, pero estaría más centrada en los 1080p/1440p que en el 4K.

La potencia gráfica en realidad es similar a una XBOX One X (6 TFLOPs) debido a que los TFLOPs son algo orientativo y no sirven para comparar 2 generaciones de gráficas que se llevan años de distancia, pero a nivel de procesador es muy superior. Por lo que esperamos potencia suficiente para mover los juegos más pesados en 1080p a 60fps, mientras que en otros más ligeros (o procedentes de la anteriores generaciones) podríamos llegar a 1440p a 120fps.

Sin duda es un enfoque de consola pensado en jugadores casuales o gente con niños pequeños, no en el “hardcore player”. Ofrecer experiencia de nueva generación, con todas las funcionalidades, pero con precio y potencia reducidos, me parece un éxito asegurado. Y además combinado con Game Pass Ultimate (servicio de suscripción) que te permite por poco dinero al mes poder probar cantidad de juegos, puede ser un gran complemento a un PC gamer.

Funcionalidades

Pero pasando ya a profundizar un poco más, veamos qué propuesta nos ofrece cada consola y porqué deberíamos elegir a una u otra… o decantarnos por el PC.

Velocidad de Almacenamiento

Más allá de la potencia, el mayor salto de esta generación es la velocidad de almacenamiento. En ambas consolas se ha optado por el uso de discos SSD, con velocidades de lectura similares a un NVMe PCIE 4.0. Pero esto ya es algo que teníamos en PC. Lo realmente innovador es que se han desarrollado tecnologías para que el acceso a los datos sea aún mayor, dando acceso directo a la GPU al almacenamiento y mediante la compresión/descompresión de datos con hardware dedicado.

  • PS5: Tendría 825GB de almacenamiento a 5Gb/s, alcanzando los 9Gb/s mediante compresión. Se permitirán instalaciones personalizadas (borrando el modo campaña por ejemplo) y se optimizará el tamaño de los juegos.
  • XBOX Series: La Series X cuenta con 1TB de almacenamiento a 2.4Gb/s, alcanzando los 4.8Gb/s mediante compresión, mientras que su hermana Series S queda limitada a 512GB con mismas velocidades. Utilizaría la API DirectStorage, por lo que será más sencillo de implementar y de trasladar ese rendimiento a PC (siempre que tengamos hardware compatible). Además contará con QuickResume para poder cambiar entre juegos sin tener que cerrar y abrir la partida.

Capacidad de Expansión

Con juegos que cada día ocupan más GB, es importante poder aumentar el almacenamiento de nuestra consola, sobretodo si pretendemos portar parte de nuestra colección de juegos de la anterior generación. Aquí también han tomado caminos algo diferenciados PS5 y XBOX Series: será algo más barato ampliar el almacenamiento de PS5 (al usar discos NVMe PCIE 4.0 normales), pero será más cómodo ampliar almacenamiento en XBOX Series con los “expansion storage” de Seagate, que nos recuerdan a los Memory Cards de PS1/PS2.

  • PS5: El almacenamiento interno principal está soldado a la placa, pero contamos con un puerto M.2 adicional que es accesible retirando una de las tapas de la consola. Sin embargo sólo podremos usar discos NVMe que estén certificados por Sony. Adicionalmente se podrán usar discos duros externos, pero sólo para juegos de PS4 (o anteriores)
  • XBOX Series: Al disco interno principal, le suman un puerto de expansión que funcionará a la misma velocidad, una especie de cartuchos NVMe fabricados por Seagate. Adicionalmente podremos usar discos duros externos para juegos de XBOX One, así como usarlos para mover nuestras partidas desde los NVMe.

Retrocompatibilidad

Estamos ante el fin de ciclo de las actuales consolas, pero aún nos esperan grandes desarrollos para ellas. Así que la forma de no frenar el salto a las consolas de nueva generación es ofrecer retrocompatibilidad, haciendo que los juegos “viejos” luzcan incluso mejor en las nuevas consolas aprovechando la mayor potencia y los menores tiempos de carga.

  • PS5: Pone la retrocompatibilidad en manos de los propios desarrolladores. Habrá juegos que sólo sean compatibles, otros que además disfruten de algunas mejoras gráficas y otros que se lancen de forma simultánea en PS4/PS5 y que nos permitirán actualizar a la versión de PS5 (como ya ha confirmardo EA por ejemplo).
  • XBOX Series: Microsoft va con todo y serán compatibles tanto los juegos de XBOX One como XBOX 360 y XBOX original. Todos disfrutarán de los mejores tiempos de carga y del AutoHDR. Pero como hemos visto, gracias a SmartDelivery no necesitaremos comprar 2 veces los juegos, pudiendo compartir nuestra biblioteca entre XBOX, PC y XCloud.

Servicios

Otro de los caballos de batalla serán los servicios online. La forma de adquirir videojuegos ya casi nunca pasa por los vendedores retail, incluso llegamos a comprar juegos en tienda que son sólo una carcasa vacía con un código de descarga. Y la realidad es que en PC llevamos años viendo como se organizan grandes marketplaces de videojuegos (Steam, EpicStore, Uplay, Origin…) para vendernos los juegos directamente y regalarnos otros como gancho para fidelizarnos a su store.

Pero además sobrevuela la amenaza de los servicios de juego por streaming, con GeForceNow de Nvidia, Stadia de Google, Luna de Amazon… y cada vez serán más y funcionarán mejor, por lo que es clave que tanto Sony como Microsoft sean capaces de lidiar con ello.

  • PS-Plus/PS-Now: Sony mantiene su línea de trabajo, con PS Plus como servicio de suscripción para jugar Online (60€ anuales) con el que tienes derecho a descargar un par de juegos cada mes, mientras que PS Now te permite jugar en streaming desde tu PC o consola a un catálogo de unos 700 juegos de PS4/PS3/PS2 por unos 10€ al mes o 60€ anuales.
  • LiveGold/GamePass/GamePassUltimate: La apuesta de Microsoft es algo más amplia, contando con XBOX Live Gold que es equivalente a PS Plus (online + algún juego) por 7€ al mes. Contamos con GamePass, un servicio de suscripción por 10€ al mes (versión PC y versión consola) tipo Netflix pudiendo jugar lo que queramos entre más de 100 juegos. Además tenemos Xcloud para jugar desde nuestro móvil/tablet por streaming a nuestros juegos sin coste adicional. Y si queremos tenerlo todo, por 13€ al mes tenemos el GamePassUltimate que incluye todos los servicios anteriores.

Exclusivos

Y por último y no menos importantes los juegos. Tanto Sony como Microsoft llevan años comprando estudios para asegurarse los mejores juegos en su plataforma. Recientemente Microsoft compró a Bethesda (Doom, The Elder Scrolls, Fallout…) y Sony a Imsoniac Games (Spider-Man, Ratchet & Clank…), en una carrera por diferenciar sus catálogos.

Aquí claramente gana Sony, la calidad de sus exclusivos es altísima y para muchos justificará totalmente su compra. Pero Microsoft está empeñada en recortar distancias, está comprando grandes estudios y nutriendo su GamePass con estos juegos exclusivos.

  • Sony: Cuenta con SIE Worldwide Studios, donde abarca a más de una docena de prestigiosos estudios (NaughtyDog, Guerrilla, Imsoniac, Polyphony…), además de con otros propios repartidos por medio mundo (Tokio, Londres, Santa Mónica, San Mateo…) todos enfocados a sacar juegos sólo para PlayStation, aunque el último año hemos empezado a ver alguno de esos exclusivos dar el salto a PC como Horizon Zero Dawn.
  • Microsoft: Dentro de XBOX Game Studios cuenta con una quincena de estudios (Rare, Bethesda, Playground, 343Studios, Turn10, WorldEdge, TheCoallition…) dedicados a sacar juegos para XBOX, aunque la gran mayoría llegan a PC a través de GamePass y XBOX Store. Sin embargo se habla de que tienen intención de lanzar algunos también para PS5 (y quizá Switch), aunque no de sus estudios propios, sino de los third party que han adquirido, como podría ser Bethesda.

Nuestras conclusiones

Como habéis visto a lo largo del artículo, tanto PS5 como XBOX Series nos traen unas propuestas muy atractivas sobre el papel. A Sony (que repite fórmula) le bastaría con retener a aquellos que ya apostaron por PS4 para repetir su éxito, mientras que XBOX está intentando fidelizar a su público con la retrocompatibilidad, captar público entre los jugadores de PC (con GamePass y una consola más potente) y a esos jugadores casuales (con Series S y Xcloud) que en otras generaciones apostaron por Wii o Switch.

Siendo jugador de PC, no puedo evitar sentirme más atraído por la propuesta de Microsoft. He podido probar el GamePass de PC más de 6 meses y estoy encantado, por lo que su inclusión en GamePass Ultimate lo hace muy tentador. Además de poder usar Xcloud para jugar desde el móvil a aquellos juegos “algo más casuales” que puedes encontrar en GamePass. Al final por el precio de 2 juegos al año, puedes pagar el GamePass Ultimate.

Pero claramente el catálogo de exclusivos de Sony tiene más peso (The Last Of Us, Gran Turismo, Spider-Man, Horizon Zero Dawn, Days Gone…), frente a un catálogo de XBOX plagado de franquicias algo ensimismadas (Halo, Forza, Gears, Age of Empires…) y que tiene algo menos de gancho en el mercado europeo que en el mercado americano y británico. Lo que hay que tener claro es que todos los exclusivos de XBOX Game Studios van a salir desde el día 1 en GamePass.

¿Tiene sentido XBOX Series S? Para mí esta pequeña consola es un gran acierto, ofreciendo la experiencia de nueva generación a un precio reducido y puede ser un superventas instantáneo al estilo Nintendo Wii o Switch entre los jugadores casuales, sobretodo ligada al GamePass. O como consola “retro” donde instalar nuestros juegos favoritos de XBOX original, XBOX 360 y XBOX One para disfrutarlos mejor incluso que cuando salieron originalmente (más fps, autoHDR, tiempos de carga reducidos y mayor resolución).

¿Entonces sigue teniendo sentido un PC gaming? Pues dependerá de tus necesidades y tus gustos… el uso de pantallas ultrawide, las altas tasas de refresco, los mods gráficos, los niveles Ultra de gráficos, las configuraciones multipantalla, jugar con teclado y ratón, actualizar el hardware, comprar keys baratas… seguirán siendo territorio exclusivo de los PC.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad