La ultima versión de Android, apodada Oreo, esta ganando cuota en el mercado a un ritmo moderado (para no decir bajo), y Samsung ha decidido unirse a la fiesta según lo informan SamMobile y GalaxyClub. Aunque el reporte indica que seguirán un ritmo mucho mas tímido que el de otras marcas como Motorola, están a la vanguardia en este aspecto.

Las pruebas para estas actualizaciones las empezó Samsung con una versión beta para el S8 de Android 8.0, y aunque aun no hay una fecha oficial para esta actualización, las notas publicadas sugieren que la empresa se enfocara en los siguientes dispositivos:

  • Galaxy S7 y S7 Edge ,
  • Galaxy A5 y A3 (2017)
  • Galaxy Tab S3

Todo esto sin olvidar que Samsung se concentrara en el Galaxy Note 8, a pesar de que aun no se ha informado cuando se actualizara oficialmente este móvil, y tampoco el Galaxy S8, pero debería ser pronto ya que en diciembre se publico una filtración del firmware de prueba para el último Note.

También existen rumores de que el Galaxy S6 se actualizara a Oreo, pero es poco probable ya que este smartphone ya recibió las 2 actualizaciones prometidas.