Review Razer Kiyo X Portada

Razer Kiyo X, Review en Español

Imagen nítida y atractivo diseño
La Kiyo X es una cámara web con un excelente diseño que ocupa poco espacio y que tiene un micrófono integrado. Permite grabar en 1080p a 30fps y consigue una buena calidad de imagen en ambientes con poca luz.
Diseño
98
Rendimiento
85
Ecosistema
82
Calidad/Precio
80
LO BUENO
Excelente diseño
Soporte con doble articulación
Buena calidad de imagen
LO MALO
Sin tapa de privacidad
Cable algo corto y no desmontable
86
Recomendado

La pandemio hizo crecer un mercado adormecido que no evolucionaba, y sí, estoy hablando de las webcam. Desde entonces que hemos visto la calidad de estos productos crecer un montón, y un buen ejemplo de ello es la Kiyo X de Razer.

Diseño

La Kiyo X viene en un embalaje de cartón del característico color verde de Razer, y también está decorado con unas fotos del producto. En su interior, además de la propia webcam, hay un poco de documentación en papel y unas pegatinas con el logo de Razer.

Review Razer Kiyo X 1

Lo primero es que la Kiyo X tiene un espectacular diseño muy diferente a otras webcams que hemos visto. Lo que más llama la atención es su forma y tamaño, muy similar al objetivo de una cámara réflex, por lo que ocupe poco espacio y pasará desapercibida.

Tanto es así que hasta imita el típico anillo que tienen este tipo de objetivos para cambiar el enfoque. Sin embargo esta pieza es tan solo un adorno estético y ni siquiera se mueve, toda una pena.

Sobre sus materiales os puedo decir que la Kiyo X está totalmente fabricada en plástico. Además de eso el cable USB integrado resulta ser muy rígido y no dispone de un mallado que lo proteja. Aunque posiblemente lo peor de todo sea que tan solo tiene una longitud de 1.5m.

Review Razer Kiyo X 8

Luego está el soporte con doble articulación que me ha parecido muy ingenioso. Tiene unas superficies de goma que mejoran el agarre de la Kiyo X ya esté montada sobre la pantalla o apoyada sobre el escritorio.

Pero lo mejor es que tiene una rosca de 1/4 que permite montarla sobre casi cualquier trípode o soporte. Además, se puede inclinar hacia arriba o hacia abajo para conseguir el ángulo perfecto antes de grabar.

Precisamente para esto último, la Kiyo X incluye un led de estado que se enciende cuando la cámara está activa. Esto no es ninguna sorpresa ya que casi todas las webcam tienen uno. Ahora bien, algo que también incluyen muchas webcam y que esta no es una tapa u obturador para el objetivo. Personalmente creo que desconectar la cámara es más efectivo que cualquier tapa pero también mucho más engorroso.

Luego, en la parte inferior del frontal, se encuentra el orificio del micrófono integrado. Sobre este micrófono os puedo decir que es del tipo omnidireccional y que permite grabaciones de 16 bits a 48 KHz. Pero no temáis porque a continuación os mostraré como es su calidad.

Rendimiento

Antes de pasar a las pruebas de imagen os voy a contar las principales especificaciones de esta webcam. La Kiyo X cuenta con un sensor de 2.1Mpx con autoenfoque que tiene un ángulo de visión de 82º. Además, dispone de varios modos de grabación entre los que destacan dos: 1080p a 30fps o 720p a 60fps.

Para las pruebas me he centrado en este primer modo ya que es el que consigue una mejor calidad de imagen y se pueden apreciar mejor los detalles. Lo primero que he querido probar es su funcionamiento en ambientes con poca luz y la verdad es que los resultados me han sorprendido mucho.

Con buena luz los resultados son impecables pero aun solo con la luz que procede del monitor consigue una calidad de imagen bastante aceptable con pocas distorsiones y ruido.

Luego quise probar el autoenfoque y también quedé bastante complacido. Desconozco cual es la distancia focal exacta pero por las pruebas que le he realizado parece estar entre los 10cm y los 150cm.

En este video podéis comprobar su efectividad por vosotros mismos. La realidad es que funciona fantásticamente y aunque pega algún que otro “rebote” me ha parecido muy rápido y preciso.

Por último quedaba comprobar el desempeño del micrófono integrado. Normalmente este tipo de micrófonos no dan mucho de sí pero siempre mantengo la esperanza. Y he de decir que la Kiyo X no me ha decepcionado.

No tiene la mejor calidad del mercado, y hasta diríamos que la Facecam de ElGato es mejor, pero esta también nos da una calidad más que suficiente para una video llamada. Además de esto, tiene una sensibilidad en el micrófono decente, que permite captar nuestra voz con claridad y sin apenas ruido de fondo.

Ecosistema

Ya os he hablado en muchas ocasiones del software Razer Synapse que es compatible con todos los dispositivos de este fabricante. No es necesario instalar el software para que la cámara funcione pero si para realizar ajustes en su configuración.

Las opciones no son muy numerosas pero permiten hacer una serie de ajustes básicos en la imagen como: modificar el brillo, el contraste, la saturación, el equilibrio de blancos y el enfoque de la imagen. No obstante, algunos otros ajustes, como el zoom, deben hacerse desde el propio Windows u otro software que sea compatible. Sobre esto último la Kiyo X es compatible con software de streaming como OBS o Xsplit entre otros.

Veredicto y Alternativas

La Razer Kiyo X es una cámara web con micrófono integrado que tiene un llamativo diseño y un ingenioso soporte que además es compatible con trípodes. Dispone de varios modos de grabación y su rendimiento es muy bueno aún en ambientes con poca luz. Sin embargo no dispone de tapa de privacidad y su cable, además de no ser desmontable, puede resultar algo corto.

Existen mejores cámaras en el mercado, como la Facecam de ElGato, pero cuesta el doble. Así que si buscas una cámara con un micrófono que no ocupe mucho espacio, la Kiyo X es una buena opción.

NewEsc-Sello-Final-Recomendado

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad