review-LG32QK500-Wallpaper

Monitor LG 32QK500, Review en Español

El más barato con este tamaño
El LG 32QK500 cuenta con un panel AH-IPS muy consistente, un audio sorprendentemente bueno, menús muy sencillos, diseño elegante y un precio alucinante. Los pequeños fallos que hemos podido encontrar (conectividad, ajuste en altura, brillo/contraste, pasacables) son defectos propios de ser un monitor de gama básica y en los que los fabricantes recortan para poder mantener los precios competitivos.
Diseño80
Conectividad75
Pantalla80
OSD75
Calidad/Precio90
Lo bueno
Excelente relación Calidad-Precio
Panel AH-IPS de 31,5''
Muy buenos altavoces
Menús sencillos
Decente calibración de fabrica
Lo malo
Sin ajuste de altura
Sin salidas USB
80
Recomendado

LG se ha ganado una muy buena posición en el mercado con monitores grandes y baratos, como los que recomendamos en nuestra guía. Sin embargo, hace poco han subido aún más el listón presentándonos el LG 32QK500, un monitor de 31.5” y resolución 2K con un diseño minimalista que nos ha sorprendido bastante, siendo muy polivalente en todo tipo de tareas.

En esta review te mostraremos todo lo que necesitas saber sobre este equipo, desde su diseño, conexiones, OSD y también nuestras opiniones generales sobre el panel utilizado.

PanelLG AH-IPS de 10bits (8bits+FRC)
Resolución2560×1440 (93.24 dpi)
Color 99% sRGB (72% NTSC)
Brillo300nits
Contraste1000:1
Frecuencia75Hz (50-75Hz FreeSync)

Diseño y Peana

El diseño del monitor mezcla las líneas rectas en el panel, con las sinuosas curvas de la peana, en una combinación de colores blanco-metalizado bastante moderna, perfecta para encajar tanto en entornos profesionales como domésticos. La peana en forma de arco es totalmente metálica y aporta un gran apoyo al monitor pese a lo delgada que parece.

Su montaje es muy sencillo, un único tornillo fija la base al mástil del soporte. Además, tenemos la posibilidad de usar un soporte Vesa 100×100. Tan sólo echamos de menos la inclusión de algún tipo de pasa cables que nos permitiesen llevar los cables de forma más discreta pegados a la pena y poder contar con ajuste de altura.

En la parte trasera vemos una franja horizontal algo más gruesa, donde tenemos el joystick de control para el menú OSD, vemos también las conexiones de imagen y los altavoces de 2x5W. Destacar que, al tener el transformador externo, el monitor se mantiene bastante fresco.

Conectividad

El monitor cuenta con 2 conexiones para HDMI (incluye 1 HDMI blanco), 1 DisplayPort y 1 miniDisplayPort, además de salida de jack 3.5mm para poder conectar unos auriculares.

No cuenta con salidas USB, ni con tecnologías PbP (Picture-by-Picture) ni PiP (Picture-in-Picture), dos tecnologías habituales en los monitores de LG que permite poder conectar 2 señales de vídeo al mismo monitor y verlas en pantalla partida o en una especie de pequeña pantalla flotante (fija), así como tampoco cuenta con USB tipo C ni Thunderbolt, lo cual son malas noticias para los usuarios de ordenadores Apple. Pero tenemos que tener claro que estamos ante un monitor de gama básica, por lo que son ausencias asumibles.

Pantalla

La mayor baza de este monitor es, sin duda, su panel AH-IPS de 10bits* con resolución 2K. Sinceramente es un panel bastante bueno, teniendo presente que estamos ante un monitor de gama básica, con una muy buena uniformidad de iluminación y color en todo el panel, aunque la calibración de fábrica es bastante mejorable. En la imagen se puede ver (LG 32QK500 a la derecha, Dell U2715H a la izquierda) como con la calibración de fábrica los azules tiran un poco hacia violeta (ver cielo) y como los tonos rojos están algo exagerados dando tonos algo más calidos (ver vegetación).

Aunque quizá donde más problemas he encontrado es en la calibración del blanco, que queda algo deslucido como se ve en la imagen. Ésto se debe en parte a falta de brillo/contraste que se queda en los 300nits, lo que provoca que no pueda considerarlo de cara a editar fotografía un poco en serio sin una calibración en profundidad de todos los parámetros. Los mejores resultados los hemos obtenido configurando el valor de Gamma en 3, con la temperatura de color en cálido y ajustando el estabilizador de negros desde la aplicación OnScreen Control de LG, ya que nos permite elegir el % exacto, mientras que desde el OSD sólo podemos configurarlo como «alto» o «bajo».

Pese a ser un monitor de 31.5” su aspecto es sutil, con sólo 10.5mm de espesor y el doble biselado en blanco-metalizado (de otros 10mm) nos da una sensación de pantalla sin casi bordes, aunque tiene truco… el panel no llega justo hasta el borde metálico, sino que hay una pequeña franja negra de 3mm que enmarca la imagen. Un pequeño truco que además ayuda a que el bleeding sea inexistente (al menos en la unidad que hemos probado).

Su densidad de 93.24dpi es equivalente a la que tendríamos en un monitor 24”@1080p, pero con casi un 80% extra de pantalla (y de pixels) haciéndonos ganar mucho espacio de trabajo. Las distancias de uso recomendadas serían unos 60-80cm, siendo la distancia óptima unos 65cm, lo que nos da un FOV (campo de visión) de unos 60º, haciendo que la sensación sea bastante inmersiva.

Productividad y multitarea

Uno de los mayores puntos a favor de este LG 32QK500 es su versatilidad, gracias a la combinación de tamaño y resolución. Podemos tener abiertos hasta 3 documentos de texto (formato DIN A-4) y verlos al 100% de su tamaño de forma simultánea, editar una fotografía o un plano a tamaño DIN A-3 al 100% de escala (en Autocad, Illustrator, Photoshop…), trabajar con bases de datos enormes en Excel/Access… lo que nos aporta una productividad igual o mayor a las típicas configuraciones multi-monitor.

Juegos y multimedia

Éste es otro de los puntos fuertes del monitor. La gran uniformidad de la pantalla, sin fugas y con unos negros bastante profundos (para ser un IPS) nos da como resultado imágenes vibrantes y definidas, a las que acompaña muy bien el audio del monitor, pues los altavoces de 2x5W con MaxxBoost suenan muy alto, vibrante, nítido y con buenos bajos, tan sólo se echa en falta cierta sensación de sonido estéreo, debido a que ambos altavoces están en la trasera del monitor. Además, el gran tamaño de la pantalla nos permite una sensación de inmersión muy buena y disfrutar de nuestras series, películas y juegos.

Las funciones destinadas al juego (tiempo de respuesta rápido, DFC y FreeSync) ayudan a que el rendimiento en juegos sea bueno y tan sólo nos faltaría una velocidad de refresco más alta para poder considerarlo un monitor gamer. Los 75Hz no aportan nada respecto a los habituales 60Hz, pero ese rango de 50-75Hz del FreeSync es suficiente para tener una experiencia fluida, sin notar los pequeños bajones que sí percibiríamos en un monitor 60Hz sin FreeSync. Sobretodo consideramos que puede ser una gran opción para aquellos que disfrutan más de los juegos tipo MOBA, estrategia, deportes o aventuras donde es más importante tener una imagen amplia y nítida que tener una altísima tasa de fps o un tiempo de respuesta de 1ms.

Por sus características se convierte también en una buena opción para jugadores de consola. Las actuales Xbox One y One S ya cuentan con el 1440p como resolución nativa, además de aprovechar también el FreeSync en la mayoría de juegos. Las PS4 se han quedado un poco atrás en este aspecto, pero es posible usarla a 1080p y dejar el reescalado al monitor… pero seguro las nuevas consolas aceptarán sin problemas estas resoluciones y aprovechan el FreeSync (AMD está detrás de las consolas).

Menú OSD y funciones

Los menús los lanzamos y manejamos con el joystick dispuesto en la parte inferior derecha de la trasera, con movimiento en 4 direcciones y apretándolo hace el OK y si lo mantenemos 5 segundos sirve para apagarlo. El OSD aparece en el lateral derecho y la navegación es intuitiva y ágil, teniendo un primer menú simplificado (Apagar, Entrada, Modo Imagen, Configuración) y desde “Configuración” accedemos al menú completo. Si desplazamos hacia derecha/izquierda podemos controlar el volumen sin necesidad de entrar a los menús.

Cuenta con 5 modos de imagen: Por defecto, Lector, Foto, Cine y Juego. Los modos “Por defecto” y “Cine” tiene un tono un poco más cálido (sobre todo lo notamos en los blancos) que en los modos “Foto” y “Juego” donde los tonos son algo más fríos. Por último, el modo “Lector” que es un modo LowBlueLight para cansar menos nuestra vista en noches de trabajo, pero con un tono amarillento algo exagerado y un brillo menor que los otros modos. Entre las funcionalidades que incluye, tenemos un estabilizador de negros (“Niv.de Osc.”), un modo DFC (supuestamente mejora imágenes en movimiento), tiempo de respuesta (si vamos a jugar activamos “rápido” o “más rápido”) y la función AMD FreeSync que permite sincronizar los Hz de tu monitor con los fps de tu gráfica, con un rango entre 50-75Hz.

Desde el escritorio podremos acceder a algunos ajustes extra a través del programa OnScreen Control de LG, que nos permiten un ajuste más fino del ecualizador de negros, así como guardar presets personalizados para cada aplicación. También podemos elegir entre diferentes patrones de ventanas, que nos permiten dividir la pantalla en tamaños preestablecidos… sin embargo son algo rígidas esas particiones y en la mayoría de casos lo dejaremos en «pantalla completa», confiando esta tarea a Windows que gestiona esto bastante bien.

Veredicto e Alternativas

El LG 32QK500 nos ha sorprendido bastante, siendo un monitor con un precio muy contenido (259€ en el momento que lo estamos probando), con una calidad realmente buena y muy consistente para todo tipo de tareas. Un panel AH-IPS muy consistente, un audio sorprendentemente bueno, menús muy sencillos, diseño elegante… Los pequeños fallos que hemos podido encontrar (conectividad, ajuste en altura, brillo/contraste, pasacables) son defectos propios de ser un monitor de gama básica y en los que los fabricantes recortan para poder mantener los precios competitivos.

Se convierte sin duda en uno de los monitores que más vamos a recomendar en los próximos meses. Un monitor barato que hará las delicias de un amplio espectro de usuarios, desde aquellos que buscan productividad hasta aquellos que quieren jugar o disfrutar de sus contenidos multimedia.

NewEsc-Sello-Final-Recomendado
  1. Hola,

    En la web de LG indica que este monitor no tiene altavoces, pero en la review se dice que es uno de sus puntos fuertes. Puedes aclarar el tema de los altavoces.

    Gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Diseño
Conectividad
Pantalla
OSD
Calidad/Precio
Puntuación