Fire EMblem Echoes review en español

Review Fire Emblem Echoes: Shadows of Valentia

Nota de lectores1 Vota93
De los mejores gráficos en FE
Juego locutado casi al 100%
Perfecto para novatos o principiantes de FE
Personajes secundários muy carismáticos
La historia es muy predecible
Los combates son algo simples
85

Desde el lanzamiento de la Nintendo Switch, que muchas personas se quejan de que Nintendo ha olvidado a la Nintendo 3DS, pero no es así, y Shadows of Valentia es un ejemplo de ello. Se trata de un remake de Fire Emblem Gaiden, lanzado en 1992 para la Famicon, pero con gráficos y jugabilidad mejorada. Es completamente distinto a los Fire Emblem más reciente, pero no menos divertido.

Fire Emblem Echoes tiene una historia muy previsible, pero al mismo tiempo interesante y con muchos personajes memorables. Todo empieza con Alm y Celica jugando juntos. Alm vivia en el campo cuando Celica llego sobre la protección del abuelo de Alm. Ambos eran inseparables, pero por razones desconocidas (lo sabrás con el tiempo), Celica tiene que huir cuando un caballero descubre su existencia. Los dos se separan y 8 años después empiezan su aventura construyendo sus ejércitos.

La historia mezcla política con religión de una forma muy básica y entendible. Pero hay que admitir que el argumento no es el punto fuerte del juego. Sin embargo, el desarrollo de los personajes secundarios que acompañan a los protagonistas durante su aventura es genial. Existen muchos, con diferentes personalidades y historias que descubrirás gracias a sus conversaciones pero también recuerdos que puedes encontrar y reproducir en las estatuas de Mila.

Los personajes secundários roban el protagonismo

La mayoría de las conversaciones se dan en los castillos o pueblos y antes de empezar las batallas. Es cierto que durante las batallas pueden hablar entre ellos, pero no es tan frecuente como otros Fire Emblem recientes. Muchos personajes son más interesantes que los protagonistas, con personalidades más carismáticas y con momentos memorables. Como, por ejemplo, las conversaciones de Leon sobre los hombres que le gusta, o los diálogos de Faye, que está obsesionada con Alm.

Diria que las conversaciones y historias son tan interesantes porque son locutadas al 100%. Las únicas partes del juego en las que no existe locución son en algunos pueblos. Todas las demás conversaciones tienen su audio real, lo que de alguna forma le dá más personalidad a los personajes.

Aunque la historia sea lo suficientemente buena como para mantener tu interés, lo mejor de este juego esta en las batallas. Al empezar tu aventura puedes elegir entre el modo casual o el clásico. En el primero, si alguna de tus unidades muere en combate, estará disponible en la siguiente batalla. En el modo clásico, la muerte es definitiva. Además, también puedes elegir la dificultad Normal o Difícil.

El modo clásico es un desafio si eres un novato en Fire Emblem, pero con la rueda de Mila, que es un artefacto que te permite regresar atras en el tiempo, no tendrás muchos problemas. Con esta “rueda” podrás repensar otra estrategia y evitar perder tus unidades. Es cierto que esto te da muchísima ventaja en el campo de batalla, pero, aun así, algunas batallas serán muy difíciles de ganar.

Sistema muy sencillo, pero con batallas difíciles de ganar

Al contrario de los juegos más recientes, en este no existen el triángulo de armas. Pero eso no significa que las diferentes unidades de combate no tengan ventajas contra otras. Por ejemplo, los luchadores son buenos contra las brujas, mientras que los caballeros son buenos contra los arqueros a corto espacio. A medida que el juego avanza irás viendo que unidades son mejores contra tus enemigos, lo que es fundamental para crear un ejercito equilibrado y ganar las batallas.

Al empezar una batalla podrás seleccionar tus unidades, ver el mapa, cambiar tu inventario, guardar o cambiar las opciones del juego. Todas estas opciones te parecerán casi inútiles al principio, pero cuando las cosas se compliquen, pensar en una estrategia será más importante que tener unidades fuertes. Por defecto, también verás una animación cada vez que los personajes luchan, pero si quieres, puedes desactivarlas y aumentar la velocidad de combate. Esto es particularmente útil para no estar 2 horas en una única batalla.

Los campos de batalla también cambian, lo que puede ser favorable o no dependiendo de tu ejercito, pero también de tu objetivo. Esto no ocurre en las cuevas, donde todas las batallas tienen el mismo campo de batalla. SAquí deberás tener en cuenta la motivación de tus compañeros, la cual puede afectar su desempeño. En las cuevas se suelen encontrar equipo útil, items pero también estátuas de Mila y bebederos que mejoran diferentes Stats de los personajes que elijas. Además, el control del personaje cambia para tercera persona.

Al principio, el juego es muy fácil, pero cuando empiezas a jugar con Celica, la dificultad aumenta. Puedes permitir que la consola juegue por ti, ejecutando 4 comandos básicos: 2 para atacar y 2 más tácticos. Ninguno de los 4 son muy útiles en un combate difícil, pero son muy prácticos para farmear EXP, lo que será necesario en algún momento.

Es un RPG, y como tal, debes mejorar tus atributos para ganar las peleas. Debes aumentar de nível y también de “categoria” en las estatuas de Mila. Cuando llegas a un determinado nível, puedes ascender de categoria, lo que normalmente te dá algunos atributos muy útiles. Además del nível, es conveniente equipar una buena arma, la cual podrás mejorar con monedas de plata u oro.

¿Vale la pena?

Es una pregunta complicada, pero si eres fan de la saga o quieres empezar a jugar Fire Emblems, Echoes es un juego a tener en cuenta. No es tan complejo ni completo como, por ejemplo, Fire Emblems: Awekening. Sin embargo, es sencillo, entretenido, muy bonito gráficamente y en 30 horas podrás pasar la historia principal.

Cuenta con un sistema de combate sencillo, pero al mismo tiempo desafiante, y que en ningún momento te hará sentir en control. Al ser un Remake de un juego de 1992, no se puede cambiar mucho la historia, lo que es una pena, ya que hoy en día es necesario algo más para sorprendernos. Sus gráficos son bastante buenos y uno de los mejores de la Saga de FE, pero el audio lo supera en mi opinión.