Review Corsair ONE Pro: Bueno, bonito y silencioso

Valoración
Diseño96
Rendimiento88
Eficiencia energética91
Eficiencia acústica97
Precio81
Nota de lectores5 Votos89
Diseño elegante y minimalista
Doble sistema de refrigeración líquida
Preparado para 4K y VR
Sin necesidad de fuente de alimentación externa
Alto rendimiento
Extremadamente silencioso
Capacidad de ampliación muy limitada
Disponible sólo con CPU de 4 núcleos
Velocidad de la RAM
91

Uno de los mayores inconvenientes de los sobremesa es su voluminoso tamaño. Muchas personas prefieren un portátil en vez de un PC por su movilidad, sin embargo, a veces se quejan de su potencia. ¿Y si pudieras tener las dos cosas al mismo tiempo? Creemos que este Corsair ONE Pro es la respuesta.

Corsair ha entrado en el mundo de los desktop por la puerta grande con este chiquitín. Cuesta apartar la mirada de él una vez que lo ubicas sobre el escritorio. Lo primero que llama la atención es el hecho de que sabes que lo has encendido porque el frontal se ilumina con unos leds en color azul. No esperes escuchar nada.

Es más probable que oigas el zumbido de un mosquito a tres metros que el susurro que emite este prodigio de la ingeniería. Y este objetivo lo alcanza gracias a la sabia combinación de su sistema doble de refrigeración líquida pasiva, con rejillas de 240 mm sin ventiladores. Son sistemas independientes, uno para la CPU y otro para la GPU. Nos ha parecido una idea sencillamente genial.

Es sorprendente que un sistema semipasivo funcione de un modo tan eficiente, más teniendo en cuenta el poco espacio disponible y la alta densidad de componentes acumulados en su interior. Por otra parte, cuenta con un único ventilador ML-140 de 140mm y rodamiento por levitación magnética, responsable de que el flujo de aire salga por su parte superior.

corsairone_ventilador

El ventilador superior ML-140 desmontado.

Al tener un diámetro tan grande mueve una enorme cantidad de aire con pocas revoluciones, lo que hace que sea prácticamente inaudible. No superará los 20 dBA en reposo, con un máximo de 45 dBA a pleno rendimiento. Este es sin duda, uno de sus fuertes.

Diseño y especificaciones

El modelo que hemos podido probar es el Corsair ONE Pro. Se entrega en un embalaje de cartón muy sólido y seguro:

El diseño de la caja es exclusivo de Corsair, destacando la altísima calidad de los materiales empleados en su construcción. El aluminio anodizado en color negro impide que las huellas dactilares dejen marcas. Los perfiles laterales están nutridos de perforaciones triangulares para facilitar el flujo de aire a su interior y a la vez dotar de un aspecto bastante cool al conjunto.

En el frontal destacan dos elegantes barras verticales que se iluminan en azul y pueden ser configuradas en intensidad pero no en color. En la parte inferior cuenta con una gruesa base de goma que cumple con varias funciones: impide que el equipo se desplace accidentalmente por un golpe, elimina cualquier vibración con la superficie donde esté apoyado y proporciona una estabilidad sobresaliente.

En la parte trasera encontramos las habituales conexiones ofrecidas por la placa base, el conector de alimentación y las salidas de la tarjeta gráfica (puenteadas debido a la distribución en vertical). También encontramos un botón para expulsar la cubierta superior, desconectar el ventilador, retirarlo y permitir de este modo el acceso al interior. Aunque para retirar las tapas laterales deberemos también quitar cuatro tornillos. Y con sumo cuidado; las tapas caen a plomo una vez desatornillas. Todo el conjunto pesa unos 7.2 kg en unas dimensiones realmente compactas: 380 x 200 x 176 mm.

Especificaciones
  • Procesador: Intel Core i7-7700K @4.20 GHz (4 núcleos / 8 hilos)
  • Placa Base: MSI Z270I M-ITX
  • Gráfica: NVIDIA GeForce GTX 1080 8 GB GDDR5X @1.822 MHz
  • Memoria: 16 GB / DIMM DDR4 2400 MHz (2 x 8 GB)
  • Almacenamiento: SSD Corsair LE 960 GB
  • Red: Gigabit Ethernet + WiFi 802.11 ac + Bluetooth 4.0
  • Fuente de alimentación: Corsair 400W SFX (80+ Gold)
  • Sistema Operativo: Windows 10 Home Edition

Agradecemos a Corsair que haya incluido el software MSI Live Update 6 que se conecta a Internet y mantiene actualizados los drivers de todo el conjunto:

corsairone_msi

Tendrás tus drivers siempre actualizados de un modo sencillo.

Rendimiento y pruebas

Vamos a lo importante. ¿Cómo se comportará nuestro diminuto amigo a la hora de la verdad? Para comprobarlo lo hemos sometido a nuestra habitual batería de pruebas. Y no nos ha decepcionado.

Si eres un gamer, éste es tu equipo: la maravillosa trinidad formada por su procesador i7-7700K, los 16 GB de RAM DDR4 a 2400 MHZ (ampliables a 32 GB) y su NVIDIA GTX 1080 ofrecen potencia suficiente para entregarte a cualquier juego sin ningún tipo de problemas en resolución Full HD. Alcanzarás los 120-140 FPS en calidad Ultra. Si nos vamos a resoluciones 2K podrás mantenerlo en unos 90 FPS bajando algún filtro y en 4K podrás disfrutar de 60 FPS estables.

corsairone_comp

Las temperaturas se han mostrado algo elevadas, pero dentro de los parámetros de operatividad recomendados por Intel y NVIDIA. Es importante señalar que el i7-7700K es particularmente caliente. Con la frecuencia base no hemos conseguido que supere los 77º C. Eso sí, en cuanto lo sometas a un ligero overclock lo tendrás en 85º C después de sesiones largas de juego o renderizado. En cambio la gráfica se mantendrá en unos frescos 60º C gracias al optimizado sistema de refrigeración líquida personalizado por el fabricante. Aquí tenemos sus temperaturas en reposo:

corsairone_temps

Y aquí las tenemos jugando al Doom con todos los detalles al máximo, motor Vulkan y Full HD:

corsairone_doom

Lo hemos probado también con Battlefield 1 y Overwatch en 2K y con todas las opciones gráficas configuradas en Ultra. La experiencia de juego no podría ser más satisfactoria. A fin de cuentas, estamos hablando del procesador de 4 núcleos más potente de Intel hasta la fecha (con permiso del i7-7740x), y esto marca la diferencia en rendimiento y temperaturas. La BIOS nos ofrece así mismo la posibilidad de aplicar overclocking sin necesidad de programas de terceros. Usando CPU-Z podemos comprobar que sus valores de rendimiento son similares a los originales de Intel:

corsairone_cpuz0

corsairone_cpuz1

Los valores de rendimiento en Cinebench R15 son unos espléndidos 979 cb en multiproceso:

corsairone_cine

El i7-7700k sobresale en rendimiento single core.

Y su puntuación global en PassMark es de 6054.5 puntos, con todos los tests ejecutados:

corsairone_perf

En cuanto al disco duro SSD, nos encontramos ante un enorme SSD de 960 GB SATA-III que se ha portado razonablemente bien en las pruebas de rendimiento. Para haceros una idea, duplica en prestaciones al Samsung SSD 850 EVO.

corsairone_disk

Destaca su tasa media sostenida de 515 MB/s en lectura y de 450 MB/s en escritura:

corsairone_diskread

Una vez comienza la secuencia de lectura, la tasa se sostiene en 540 MB/s.

corsairone_diskwrite

La tasa de escritura es algo más irregular.

Y por último los valores de los 16 GB de RAM DDR4 @2400 MHz. Muy potente en este sentido, aunque nos hubiera gustado encontrar memorias de mayor velocidad (3600 MHz habría sido perfecto):

corsairone_ram

Latencias bajas, como es costumbre en memorias CORSAIR.

Conectividad

En el frontal encontramos el botón de encendido y en disposición vertical una salida HDMI y un USB 3.0. Es importante señalar que estas dos salidas son las necesarias para conectar unas gafas de VR del modo más cómodo posible. Echamos en falta algún conector USB más y una salida de audio extra. El fabricante proporciona dos antenas WiFi que mejorarán notablemente la calidad de la conectividad inalámbrica.

Conexiones frontales:

USB 3.0
HDMI

En el frontal tenemos la salida HDMI y un USB 3.0.

 

Conexiones traseras:

Conexión PS/2 (¡sí, una vieja PS/2!)
2 x USB 3.1 Gen.2 Type-A/C + USB 3.1 Gen.1
2 x USB 3.0 + 2 x USB 2.0
5 x Jacks 3.5 mm + S/PDIF
Rj-45 (Gigabit Ethernet)
2 x Antenas WiFi
Salidas de video GPU: 2 x DisplayPort y HDMI

corsairone_trasera

Suficientes conexiones para una placa formato M-ITX. Las salidas de vídeo están puenteadas internamente desde la tarjeta gráfica.

Conclusiones

En primer lugar queremos agradecer a Corsair que nos haya proporcionado todas las facilidades a la hora de probar su fabuloso Corsair ONE Pro. Nos ha gustado. Mucho. Su equipo de ingenieros ha conseguido sorprendernos con un compacto absolutamente bestial en diseño, eficiencia y prestaciones. Gran culpa de esto último lo tiene las extraordinarias memorias Vengeance LPX. Aquí destaca la enorme experiencia de Corsair en la manufacturación de memorias y sistemas de ventilación. Podríamos estar hablando del mejor compacto gaming del mundo.

El diseño es sencillamente espectacular.

Echamos en falta mayores opciones de expansión, sobre todo en su limitada capacidad de almacenamiento. Sólo podrás tener un máximo de dos discos duros SATA internos y ambos deberán ser formato 2.5″.  Además no esperes un acceso fácil y cómodo al interior. Costará un pequeño esfuerzo acceder a la placa base para las tareas de mantenimiento y actualización de hardware. En este sentido agradeceríamos a los fabricantes que ofrecieran soluciones que nos permitieran olvidarnos del uso de destornilladores.

El cuello de botella de todo el sistema lo hemos encontrado en su disco duro SSD basado en tecnología SATA. Aunque sus prestaciones son muy buenas, la tasa de trasferencia nunca superará los 550 MB/s. Una gran idea habría sido optar por incluir un disco NVMe M.2, tecnología soportada por esta familia del chipset MSI Z270. Por otro lado, la fuente de alimentación de 400 W. nos parece un poco justa si en el futuro quieres sustituir su gráfica por otra más potente. De todos modos, el consumo máximo que hemos detectado ha sido de 250 W.

corsair one pro_interior

Podemos apreciar la inteligente distribución interna, con la fuente de 400 W.

El precio nos ha parecido su mayor inconveniente. El modelo analizado lo podrás encontrar por un precio de 2.499 €, aunque con un único disco SSD de 480 GB. También puedes aspirar a una versión recortada por 1.999 € (con un i7-7700, NVIDIA GTX 1070 y disco de 240 GB). Es caro. Mucho más caro que si decides montar tu propio equipo por partes. Pero a cambio obtienes a tu disposición el despliegue de 22 años de experiencia de Corsair en un sistema muy bien pensado.

La distribución de dispositivos internos es sobresaliente, destacando sus dos magníficos paneles de refrigeración líquida dedicados, uno para el procesador y otro para la gráfica. Tendrás un equipo extraordinariamente compacto que certifica la compatibilidad de sus componentes, ultrasilencioso y con acabados de gran calidad. Y por si fuera poco, te evitarás los problemas típicos de montar un equipo en chasis Mini-ITX por tu cuenta. Este ordenador es una auténtica joya que nos ha enamorado.

Podrás encontrarlo en España a través de sus distribuidores oficiales: http://www.corsair.com/es-es/where-to-buy

APROVECHA LAS OFERTAS DEL AMAZON PRIME DAY¡QUIERO VERLAS!
+ +