Portada 1

ASUS VivoBook S14, Review en Español

Pequeño por fuera, potente por dentro
El ASUS Vivobook S14 es sin duda un ultrabook todoterreno, con un procesador de 11ª gen. que le permite estirar la batería hasta las 10h, pero que además es capaz de darnos mucha potencia cuando se requiere, ya sea con programas de diseño, edición fotográfica o juegos casuales.
Diseño
90
Pantalla
93
Rendimiento
85
Autonomía
90
Conectividad
85
Calidad/Precio
85
LO BUENO
Equilibrio entre potencia y autonomía
Pantalla de gran calidad
Capacidades multimedia
Acabados Premium
LO MALO
Timmings altos para la memoria RAM
El cargador no es USB tipoC
88
Recomendado
DÓNDE COMPRAR

Hoy tenemos con nosotros el ultrabook ASUS VivoBook S14, un portátil de pequeñas dimensiones que guarda en su interior un gran potencial, con un rendimiento realmente bueno y que se adaptará a tus necesidades. Así que veamos si es capaz de entrar en nuestra lista de los mejores portátiles baratos y buenos.

Diseño

Lo primero que llama la atención es su pequeño tamaño con 32.4×21.3×1.6 mm y sólo 1.40 kg, por lo que es poco más grande que un folio y podremos llevarlo siempre encima sin que nuestra espalda se resienta. Ya en nuestras manos se siente muy robusto gracias a la fabricación en aluminio y su acabado mate, aunque por contra será un imán para las huellas.

Tapa cerrada

Nuestra unidad llegó en color gris grafito (negro indie según el fabricante) que aporta un toque serio y profesional, pero lo tendremos también en rojo, verde y blanco si queremos atrevernos con un estilo algo más fresco y juvenil. Un diseño que ha servido a ASUS para recibir el galardón «reddot winner 2020» que premia a la innovación en el diseño.

Colores

Volviendo a nuestra unidad, la parte exterior de la pantalla cuenta con un gris grafito oscuro, tan sólo destacando el metalizado del nombre en el lateral derecho, mientras la parte inferior tiene un tono algo más claro, con un biselado en metalizado que estiliza mucho la línea del portátil.

Una vez abrimos la tapa, encontramos un teclado compacto (sin teclado numérico «visible») y un generoso trackpad, con un pequeño rebaje en la parte central que nos facilita su apertura. Por su parte en la pantalla destacan sus afinados marcos de sólo 6.5mm en los laterales, con 12mm en la parte superior con la webcam en la parte superior y un marco inferior algo mayor donde vuelve a aparecer el nombre del modelo (un claro guiño a los MacBook, el rival a batir).

Conectividad

Uno de los puntos que más nos ha gustado es la conectividad, lejos de la absurda tendencia de eliminar puertos de nuestros portátiles, el VivoBook S14 apuesta por conectores de tamaño completo para el HDMI que se sitúa en el lateral izquierdo junto con un USB 3.2 gen1, jack de audio combo (micrófono y auriculares) y un Thunderbolt™ 4 en formato tipo C que es compatible con pantallas y tiene capacidad de transferir energía (para una pantalla o simplemente para cargar nuestro móvil).

Lado Derecho

En el lado derecho encontramos un lector de tarjetas microSD y dos conectores USB 2.0, que serán perfectos para conectar nuestro ratón y otros periféricos. Como veis prescindimos de conector de cable de red RJ45 pero no deberíamos echarlo mucho de menos.

Lado Izquierdo

A nivel de conectividad inalámbrica contamos con Bluetooth 5.0 dualband 2*2 con el que podremos conectar dispositivos como ratones o mando, además de Wifi 5 802.11ac con el chipset Intel AC 94962. Sin embargo desde la web de ASUS específica que debería llevar conectividad Wifi 6 802.11ax, por lo que puede deberse simplemente a que es una unidad para reviews .

Teclado y trackpad

Pasando ya al teclado, contamos con unas teclas de bajo perfil y corto recorrido, con una tipografía moderna (muy acertada) y retroiluminación regulable en blanco. En nuestro caso tenemos una disposición QWERTY en inglés, lo que ha exigido no mirar el teclado al escribir, pero aún así las sensaciones son buenas y resulta muy cómodo para escribir de forma continuada.

Lo compacto del portátil exige ciertos trucos para encajarlo todo. El primero de ellos es convertir todas las teclas F1-F12 en teclas multifunción (volumen, brillo, retroiluminación, bloqueo, webcam, capturas de pantalla…), estando por defecto preactivadas, lo que nos obliga a usar combinaciones tipo Fn+F1 para acceder al F1. Sin embargo podremos variar este comportamiento con Fn+Esc o directamente desde el software MyAsus.

Teclado Indicador

El segundo truco es situar las teclas Home/PgUp/PgDn/End/Fn en una columna a la derecha del teclado, justo debajo del botón de encendido, integrado como una tecla más. El tercer truco es contar con indicadores luminosos dentro de aquellas teclas como BloqMayus que tienen dos posiciones, no necesitando así tener el indicador independiente. Pero el truco más llamativo es la inclusión del teclado numérico en el trackpad, que aparecerá mágicamente retroiluminado al tocar la esquina superior derecha.

Trackpad calculadora

El trackpad por su parte resulta bastante funcional de 105×60 mm, con pulsación física en casi su totalidad, quedando la esquina inferior derecha dedicada al click derecho. La superficie del trackpad es de cristal, resultando agradable su uso, y aunque es cierto que podrían haber apurado algo más su tamaño, resulta suficiente para un uso casual.

Pantalla y Sonido

Uno de los puntos fuertes de este portátil es su pantalla IPS de 14″ con resolución 1080p y que se ve realmente bien, aunque como veremos en el apartado de rendimiento diferenciaremos entre el modo de ahorro de batería y el de máximo rendimiento. La primera diferencia que encontraremos es el brillo máximo que nos permitirá, llegando a los 280nits en modo rendimiento, mientras que si optamos por el modo ahorro de batería quedamos entorno a los 100nits.

Para analizar más a fondo la pantalla hemos pasado el mismo proceso de calibración que pasamos en monitores gracias a nuestro X-Rite i1 Display Pro. Lo primero que podemos observar es que el brillo mínimo medido es de 0.233nits, un valor normal y propio de los paneles IPS, pero que nos limita la relación de contraste a sólo 1:400 cuando usamos el modo ahorro de batería, mientras que llegamos a los 1:1200 con el brillo máximo que es un valor esperable para un IPS.

Calibración colores

La reproducción de colores es realmente buena con un deltaE inferior a 1, por lo que podremos editar fotografía en él sin sacrificar precisión cromática. En realidad 22 de los parches se encuentran por debajo de 0.5, sin embargo tenemos un par de cuadros (marcados en amarillo y rojo en el gráfico) que no quedan perfectamente representados y presentan algo más de desviación de color.

Pasando a la uniformidad del panel también estamos muy satisfechos, con valores máximos de un 11% que entra dentro de lo habitual. A nivel de ángulos de visión tampoco podemos poner ninguna pega ya que el panel IPS nos asegura su correcta visión desde todos ellos.

Altavoces trasera

De cara al consumo multimedia contamos con altavoces firmados por Karman/Kardon (ya habitual en los portátiles de ASUS) y que se sitúan a ambos lados en la parte inferior del portátil, dando un sonido estéreo con un volumen y calidad más que aceptable para un portátil de pequeñas dimensiones.

Rendimiento

Pasando a los componentes internos, contamos con un procesador Intel i7 1165G7 de undécima generación y que trae la novedosa gráfica integrada Intel Xe, que representa un primer paso en la estrategia de Intel por entrar en el mercado de gráficas dedicadas con un sistema de «tiles» escalable. En nuestro caso llega acompañado de 16GB de RAM DDR4 a 3200MHz y unos timings 22-22-22-48, una pena que estén tan poco ajustadas, provocando unas latencias realmente malas y afectando al rendimiento de la gráfica integrada (que depende de estas memorias).

Dicho esto, el mayor problema que hemos detectado es el thermal throttling cuando intentamos exprimir el rendimiento del portátil, que nos exige subir la ventilación para poder sacar todo su potencial. Por ese motivo hemos realizado una doble batería de benchmarks diferenciando los resultados entre el modo «ahorro de batería + ventiladores mínimo» y el modo «alto rendimiento + ventiladores máximo».

A nivel de almacenamiento contamos con un SSD tipo NVMe marca Kingston «om8pcp3512f-ab», una unidad M.2 para fabricantes OEM con velocidades de lectura entorno a los 2000MB/s similar al Kingston A2000 que podríamos comprar en nuestra tienda habitual.

Benchmarks

Asus VivoBook S14GPU Z MAXIMOS 1
Temperaturas máximas en GPU-Z

En CPU-Z y Cinebench R20 vemos claramente la diferencia de rendimiento con ambos modos (y que explica la necesidad de hacer las pruebas por duplicado) rondando en multihilo el 25% en CPU-Z y el 45% en Cinebench R20. Estamos ante un procesador con consumos bajísimos en tareas multimedia y de ofimática, pero que si queremos sacarle el máximo rendimiento tendremos que pagar un peaje en cuanto a consumo, calor y ruido, como se ve en los registros máximos de GPU-Z jugando.

Asus VivoBook S14CrystalDiskMark 20201214131059
Asus VivoBook S14Aida64 BATERIA CABLE
Izquierda modo «con batería», derecha modo «alto rendimiento»

Como habíamos adelantado, los timings de la RAM perjudica gravemente a las latencias y las velocidades de lectura/escritura de la misma. El NVMe por su parte tiene un rendimiento correcto con casi 2000MB/s de lectura y 1000MB/s de escritura, algo lejos de los mejores modelos del mercado, pero más que suficiente.

Para la batería de pruebas generales hemos elegido Passmark, TimeSpy y Userbenchmark, para así tener una visión general del rendimiento en diferentes tareas. Queda evidente la diferencia de rendimiento entre ambos modos que ronda el 10-20% en todas ellas, destacando sobretodo el salto de rendimiento en mononúcleo que puede llegar a superar el 30% en algunas de ellas.

A nivel de juegos hemos pasado una batería reducida de juegos (CS:GO, Rocket League y Rogue Company) para ver de qué es capaz su gráfica integrada Intel Xe, realizando las pruebas a 1080p y calidad alta.

modo Bateríamodo Rendimiento
CS : GO110 fps140 fps
Rocket League40 fps45 fps
Rogue Company60 fps70 fps

Como vemos el rendimiento es bastante sorprendente para una gráfica integrada y que quedan a la par de gráficas dedicadas como las Nvidia MX350, 770M y 960M. Obviamente no son los juegos más exigentes del mundo, pero hemos sido capaces de mantener unos framerates bastante estables en calidades altas y 1080p, por lo que no tendrás problema en mover la mayoría de los juegos competitivos.

Batería

Cabe destacar el buen rendimiento que hemos observado a nivel de autonomía, con más de 10 horas de autonomía en su uso normal diario, algo increíble teniendo en cuenta que tenemos un procesador de 4 núcleos y 8 hilos, pero que es posible gracias al salto a los 10nm y a que maneja frecuencias muy bajas cuando las tareas son poco exigentes.

Si bien el cargador tiene unas dimensiones pequeñas (poco más que un cargador de móvil) puestos a apostar por la movilidad máxima (con un ultrabook) habría sido más acertado el puerto USB tipo C para su alimentación ya que nos serviría el mismo cargador para el portátil, el smartphone y cualquier otro gadget.

Cámara

Asus VivoBook S14WEBCAM 720P

Contamos con una webcam situada en el marco superior de la pantalla, con dos micrófonos (para cancelación de ruido) y lo que parece un sensor de luminosidad. En principio su funcionamiento es más que correcto para usar en videollamadas, aunque la resolución 1280×720 (0.9 megapixel) y un máximo de 30fps resultan algo limitantes si pensamos darle un uso más intensivo a la misma.

Sistema operativo

El ordenador nos llega con Windows 10 Pro de 64bits y, tras varias actualizaciones, las pruebas se han realizado con la versión 20H2 y todas las actualizaciones disponibles en el momento. A nivel de programas encontramos preinstalado MyAsus, una suite muy completa para controlar todos los parámetros de nuestro portátil VivoBook S14 y que cuenta con una tecla dedicada para su acceso rápido (F12).

Gracias a MyAsus podremos tener acceso a actualizaciones de todos los drivers que podamos necesitar para el portátil, incluidas actualizaciones de BIOS y algunas opciones realmente avanzadas. También tendremos preinstalado McAfee, un antivirus bastante intrusivo y que nos sacará cada día algún mensaje alarmista tipo «de verdad no quieres tener tu portátil protegido» a modo de recordatorio… personalmente creo que el sistema de protección de Windows es suficientemente bueno para necesitar antivirus dedicados.

Veredicto y alternativas

Como habéis podido ver en toda la review, estamos ante un portátil tipo ultrabook muy interesante, tanto por su construcción como por su rendimiento y autonomía. Un ultrabook con sensaciones bastante premium capaz de optimizar la autonomía al máximo cuando estamos fuera de casa, pero que si le exigimos rendimiento nos lo va dar perfectamente. Tanto el procesador i7 1165G7 en sí como la gráfica integrada Intel Xe nos han sorprendido gratamente, pese a las limitaciones térmicas evidentes cuando queremos exigirle el máximo rendimiento.

Sin embargo la elección de la memoria RAM parece un grave error, puesto que esa latencia excesivamente alta desluce el buen rendimiento. Y también nos parece un error no subirse al carro del cargador USB tipoC por las ventajas que supone para un Ultrabook, como poder llevar un único cargador en la mochila para cargar todos nuestros dispositivos.

La alternativa a este Intel i7 1165G7 es sin duda el AMD Ryzen 4700U, siendo más potente el Intel en tareas de 1-2 cores, pero con la ventaja de que el Ryzen es octacore, por lo que tendrá ventaja en tareas pesadas de edición de vídeo o renderizado, encontrándose ambos un escalón por encima de sus variantes de la anterior generación.

Casi todos los fabricantes de portátiles han querido entrar en el lucrativo mercado de ultrabooks que durante años ha dominado Apple con sus MacBook. La propia ASUS además del VivoBook S14 cuenta con los ZenBook 14 con versiones i5 e i7 de 10ª y 11ª generación, además de la interesante versión AMD con el 4700U que suele tener un precio algo inferior. Algo similar a lo que ocurre con los MSI Modern 14 o los LG Gram 14. En general estos ultrabooks de 16GB de RAM los vamos a encontrar con precios entre los 900-1200€ según configuración.

Y si nuestro presupuesto es algo más reducido, contamos con ultrabooks de 8GB de RAM con precios muy competitivos como los Huawei Matebook y Honor Magicbook (básicamente son el mismo producto), los Xiaomi Notebook, Lenovo Thinkbook o los Dell Inspiron…. que podremos encontrarlos a partir de los 600€ en sus configuraciones i5 o AMD.

De modo que con un PVP de 999€, este ASUS Vivobook S14 es una muy buena opción de compra para alguien que busque un portátil con gran autonomía, un diseño premium y capaz de realizar tareas pesadas de forma puntual, siendo un fantástico portátil para estudiantes y por eso le otorgamos el sello de recomendado.

NewEsc-Sello-Final-Recomendado

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad