Review Razer Diamondback, vuelve la leyenda renovada con 16.000 DPI
Es la re-edición del Razer Diamonback... apuesta segura.Equilibrio, suavidad y buena respuesta.Botones laterales a ambos lados.Los efectos de luz, muy especialmente la banda que lo recorre.
Ratón un poco bajo, si juegas con la palma de la mano apoyada puede ser algo incómodo.Rueda central algo tosca en su funcionamiento.No es inalámbrico.No permite modificar su peso.No incluye extras.
84%Nota Final
Diseño85%
Personalización85%
Funcionalidades80%
Rendimiento85%
Puntuación de los lectores 3 Votos
88%

Hablar de ratones y hablar de Razer es una buena combinación. Como prueba de ello, te traemos hoy la review del ratón Razer Diamondback, una pieza mítica renovada en la actualidad.

El Razer Diamondback es un ratón gaming bastante completo, con una estética muy cuidada y un muy buen funcionamiento, especialmente interesante para jugadores de FPS.

Se trata de la re-edición de todo un clásico que cada pocos años vuelve para sorprendernos. La serie Diamondback surgió allá por el año 2004, con un sensor de 1.600 DPI. Fue estéticamente modificado pocos meses después, manteniendo su sensor (por aquel entonces, personalmente pude ser el orgulloso propietario de la versión “Plasma Blue” que aún conservo y que funciona como el primer día). Poco después, en 2007, su sensor mejoró hasta los 1.800 DPI.

modelo-antiguo-y-nuevo-razer-diamonback-newesc

El Razer Diamondback es la re-edición de todo un clásico, que mantiene su esencia pero llega con un sensor con 16.000 DPI.

No cabe duda de que desde 2007 las cosas han cambiado mucho, y hoy tenemos un dispositivo con un sensor con nada más y nada menos que 16.000 DPI de 5ª generación que poco tiene que ver con aquellas primeras versiones. Como decimos, el interior es una versión tremendamente potenciada de la edición anterior, y el exterior es una adaptación a los nuevos tiempos, que sin duda le ha sentado muy bien a este Razer Diamondback. Vamos a analizarlo punto por punto como siempre para conocer sus aspectos mejores y los menos buenos.

review-razer-diamonback-newesc

Razer Diamondback: especificaciones completas

El Razer Diamondback es un ratón todoterreno, muy versátil y apto para todos los públicos, y no lo decimos sólo porque sea un ratón tanto para diestros como para zurdos. No te pierdas sus especificaciones:

  • Sensor de 16.000 DPI de 5ª generación.
  • Reconocimiento de hasta 210 pulgadas por segundo, 50g de aceleración.
  • Ultrapolling de 1.000 Hz.
  • Iluminación RGB Chroma con 16,8 millones de colores.
  • 7 botones Hyperesponse programables.
  • Diseño ambidiestro.
  • Cable USB de fibra trenzada.
  • Medidas: 125x60x30 mm.
  • Peso: 89 gramos.

razer-diamonback-newesc

Diseño

El diseño del Razer Diamondback es, de alguna forma, la adaptación de todo un clásico, como puede serlo el diseño de los nuevos modelos de Mustang que Ford actualiza cada pocos años: es necesario renovarse, pero sin perder la esencia.

Este ratón mantiene su factor de forma muy similar al de las versiones anteriores, así como la curvatura alada de sus botones principales, seña de identidad de esta serie. Dicha curvatura hace que sea muy cómodo apoyar los dedos en los botones principales, ya que de alguna forma los recoge y mantiene.

botones-razer-diamonback-newesc

La ergonomía del ratón es realmente notable, se ajusta muy bien a la mano sin necesidad de curvas estrambóticas, y sirve tanto para diestros como para zurdos. Únicamente puede resultarte un poco incómodo si tienes la mano más grande de lo normal, porque es un ratón no muy alto, y a algunos jugadores la mano le puede quedar un poco en el aire.

Se trata de un ratón válido tanto para zurdos como para diestros, simétrico y muy funcional.

El ratón cuenta en cada lateral con un grip de goma para facilitar el agarre, que para mi gusto queda un poco atrás en lo que al pulgar se refiere, aunque nada trágico.

detalle-botones-laterales-y-grip-razer-diamonback-newesc

En cuanto a los botones, el Razer Diamondback ofrece 2 botones en cada lateral. Los del lateral izquierdo (si eres diestro) son muy utilizados en todo tipo de juegos; los del lateral derecho ya no son tan intuitivos de usar. Eso sí, si eres zurdo te pasará justo lo contrario, por lo que en cualquiera de las dos situaciones el ratón se adaptará a quien lo esté utilizando.

La rueda del ratón está recubierta de una goma con rugosidades para un mejor agarre, y su giro es correcto, aunque un poco más duro y ruidoso de lo que nos gustaría (entendámonos, no es que sea un escándalo, pero transmite menos suavidad de lo habitual).

En cuanto a la iluminación, ¿qué podemos decir? Es un dispositivo con iluminación Chroma, por tanto cuenta con leds que podemos personalizar con 16,8 millones de colores, gracias al software Synapse.

Tiene una banda de luz que le da un aspecto realmente impresionante, con una difusión muy suave de la misma, y que realza su línea de un modo inmejorable. Esta banda de luz está compuesta por 19 leds independientes que puedes configurar a tu gusto con una total personalización. Muy bien, Razer.

vista-superior-razer-diamonback-newesc

Además de la banda de luz, también puedes personalizar la iluminación del logotipo de Razer, y de la propia rueda del ratón, todo ello de manera independiente y ajustando ciclos de color, tiempos, velocidades… Una maravilla de la personalización.

Lo que más destaca de este ratón es su banda de luz, cuya iluminación podemos animar y personalizar para lograr un aspecto realmente espectacular.

Después de usar este ratón por horas, pensamos que realmente sería muy interesante que (atención, Razer, te regalamos esta idea) desarrollaran un ratón con una iluminación inferior pero que de alguna forma no tocara directamente la alfombrilla con la zona de luz, para que la luz se reflejara en la misma alfombrilla y viéramos el ratón iluminado por debajo. Sería un efecto espectacular que extendería la iluminación del ratón fuera de él.

En cuanto a la parte inferior del Razer Diamondback, mantiene el diseño de sus ancestros, con tres apoyos de teflón, dos en la parte frontal y otro en la parte trasera. Esto reduce el rozamiento al no haber más apoyos en los laterales, lo que se agradece al deslizarlo.

Funcionamiento

El funcionamiento de este ratón es muy bueno, suave, preciso y con una respuesta instantánea a nuestros movimientos. La resolución de su sensor se nota realmente, y te permite jugar con una precisión que probablemente nunca hayas experimentado.

Los botones son muy sensibles a la pulsación, teniendo un recorrido de activación muy corto, lo que te da la posibilidad de hacer más pulsaciones en menos tiempo, algo muy importante para todo buen gamer que se precie.

raton-synapse-razer-diamonback-newesc

En cuanto a los botones laterales, como hemos adelantado, en nuestro caso vemos muy útiles los del pulgar (para nosotros, el lateral izquierdo), mientras que apenas hemos usado los dos botones del otro lateral. Pero desde luego es de agradecer que estén ahí, ya que puede haber otros jugadores que les saquen partido.

El Razer Diamondback es un ratón suave, preciso, y con una respuesta muy buena a cualquier tipo de movimientos.

El ratón no es inalámbrico, ni tiene peso ajustable, pero prácticamente estas dos son las únicas cosas que podemos echarle en cara. Por lo demás, su deslizamiento es óptimo, el reconocimiento de la superficie y la separación de reconocimiento también son muy buenas, y los botones responden muy bien.

Quizá remarcaríamos la rueda del ratón, que podría ser algo más suave en su funcionamiento, pero desde luego cumple su función a la perfección, y a la hora de presionarla como click central ofrece una resistencia muy bien conseguida.

Software

Como siempre que se trata de efectos de iluminación, entra en juego Synapse. El software de Razer nos va a permitir, además de configurar la función de los botones del ratón, su sensibilidad, su altura de despegue, o calibrarlo para nuestra alfombrilla, poder personalizar la iluminación del ratón absolutamente a nuestro antojo.

Para ello, desde el apartado “Iluminación” podemos acceder a “Configurador de Chroma”, donde veremos un esquema del ratón con los diferentes leds que integra, y todos los efectos que podemos aplicarle a cada uno de ellos.

Las combinaciones son prácticamente infinitas, y si le dedicas unos minutos a personalizarlo a tu gusto, podrás tener un ratón único con un aspecto impresionante.

Packaging

El packaging (al menos de esta versión del ratón) es ajustado al tamaño, sin mayores alardes en el empaquetado. Se trata de una caja de pequeñas dimensiones con una solapa frontal que, al destaparla, nos deja ver el ratón tras una carcasa de plástico. Por desgracia, el ratón no incluye bolsa de transporte ni ningún otro extra.

La parte trasera de esa solapa nos deja ver un mensaje del CEO de Razer, que nos ha dejado nostálgicos al recordar el nacimiento de este ratón, revolucionario en su momento, y para el que el tiempo sólo ha hecho ayudarle a mejorar hasta el día de hoy.

packaging-razer-diamonback-newesc

Decimos que esta caja no tiene mayores alardes, porque existe otra versión del coleccionista con un empaquetado mucho más premium, para los que no quieran dejar pasar la oportunidad de tener esta versión en su colección de objetos míticos del gaming.

Existe una edición para coleccionistas de este ratón, símbolo de una generación de gamers desde hace más de 12 años.

Resumen

El Razer Diamondback es un ratón que podríamos calificar como una apuesta segura. Sus varios botones programables, su fantástico deslizamiento y sensibilidad, y su aspecto personalizable con una estética muy cuidada, son sus puntos fuertes.

Puede que no sea el dispositivo para quienes busquen algo más allá de la estética, en el sentido de que no es inalámbrico, no tiene decenas de botones programables, su peso no es ajustable… Pero sí que es un gran ratón para quienes busquen un dispositivo muy bonito y funcional, que quieran estar seguros de que no les va a dejar tirados en ningún momento.

Su precio ronda los 80€, así que es mucho más asequible que otros ratones gaming de este nivel, aunque tampoco es un ratón que destaque por ser barato. En cualquier caso, es una inversión por el buen servicio que te dará.

No Hay Más Artículos