que es Simracing portada

¿Qué es SimRacing y cómo debes empezar?

Si sigues las noticias más recientes del motorsport, sabes de sobra que las competencias de mayor repercusión se cancelaron desde el año pasado debido a los efectos de la pandemia. Pero muchos organizadores recurrieron a eventos simracing para remediar la falta de carreras, y el efecto ha sido inmediato en todo el mundo.

Estos eventos trasladaron la conducción profesional desde el mundo real, a un entorno virtual controlado. Sin embargo, el concepto no se limita ni se asemeja a unos simples videojuegos de carreras. Es importante conocer a fondo sus características de hardware como buenos monitores para simracing, un PC potente y su respectivo volante, acompañado con un software a fin.

¿Qué es el SimRacing?

El término SimRacing (carreras simuladas) es un eSport que mezcla lo mejor del motorsport con lo virtual. Hoy en día tiene mayor relevancia que nunca, pero aunque parezca sorprendente, este tipo de simulación no es nuevo. Sus inicios datan de los años 1989, sin embargo la evolución ha sido más que notable.

Hay una gran diferencia entre las carreras simuladas y los juegos de carreras. Los juegos funcionan como un medio de entretenimiento, donde debemos corres en alguna pista y te puedes estrellar contra señales de tráfico u otros coches. Se juegan con mandos de consolas, teclados de PC o incluso volantes y pedales accesibles para usuarios con las habilidades básicas.

Por otra parte, la simulación que se busca con el simracing es más profunda, llevando la idea de conducir a un nivel realista. La estructura está pensada para reproducir variables físicas del mundo real, emulando el agarre de los neumáticos, la tracción, suspensión y aerodinámica del coche. Además recrea las sensaciones posibles en la dinámica de conducción.

Debido a su gran precisión, los simuladores exigen una mayor concentración, habilidad y mucha destreza en la conducción. Además, es necesario disponer de hardware y software muy específico para esta finalidad. Eso no significa que el simracing se limite a competidores profesionales con altos presupuestos en un taller de lujo. Tú puedes practicarlo desde la comodidad de tu hogar.

Principales beneficios del SimRacing

Hoy en día la oferta de conducción virtual es mucho más realista y atractiva de lo que alguna vez fue. Las mejoras han sido constante y cada vez ofrecen más beneficios que nunca. Quizás te preguntas ¿por qué deberías gastar horas en SimRacing cuando puedes correr en el mundo real? Podemos explicar sus mejores beneficios en 5 puntos claves.

  1. Reduce costes: En un principio, adquirir lo necesario para ejecutar tu propio emulador puede parecer caro, sobre todo si buscas equipos de alta gama. Sin embargo es rentable a largo plazo, ya que en lugar de gastar por el auto, la gasolina, piezas de repuesto y gastos por daños, con un simulador solo gastas lo necesario en electricidad y la licencia del software de simulación.
  1. Es más seguro: Siempre existe el riesgo de que algo salga mal en la pista, incluso durante una prueba. Pero el uso del simulador permite practicar y encontrar los límites de la pista, dentro de un entorno controlado. No hay riesgo de un accidente real, además te prepara mucho mejor ante cualquier situación.
  1. Mejora la técnica: Incluso los pilotos profesionales siguen aprendiendo y mejoran su técnica. Al trabajar en un ambiente controlado, es más sencillo evaluar resultados y progreso. Algunos simuladores disponen de sistemas que registran datos, para analizar las técnicas de conducción y revisar donde sacar ganancias. Si algo funciona en un simulador, siempre está la posibilidad de adaptarlo a tu propio coche.
  1. Optimiza el tiempo: El tiempo vale oro y en el mundo acelerado en que vivimos, parece que el tiempo no alcanza. La tecnología del simracing nos permite realizar pruebas de conducción incluso con una agenda muy apretada. Con encender el simulador un par de minutos al día ya estás en la pista, listo para practicar.
  1. Entrena la mente: La fortaleza mental del conductor es tan importante como sus habilidades físicas. La concentración, resistencia y confianza son aspectos que se deben trabajar en todo momento para reducir riesgos y asegurar una victoria. El ambiente seguro de un simulador te fuerza a mantener un mayor control de tu concentración y emociones. Si te tomas el simracing como algo serio, te preparas mejor y aprendes mucho antes de desenvolverte en un coche real.

Hardware que necesitas

Para entrar en simracing es necesario disponer del equipamiento adecuado, que sea capaz de ofrecer la mejor experiencia de uso.

PC o Consola

Cualquier persona que quiera iniciar en la simulación de conducción, necesita poco más que una consola, como la PlayStation 4 o una Xbox One. Sin embargo, los simuladores de carreras profesionales, requieren de una PC potente para ejecutarse. Aunque muchos permiten modificar el nivel de detalle gráfico, lo ideal es apostar por ordenadores de gran rendimiento y recursos.

Monitor

Con el PC configurado, es hora de conseguir buenos monitores para simracing. Depende de tu propia elección, pero debes tener en cuenta ciertas características. La tasa de respuesta con el menor retraso visible, capacidad de alta definición en 4K o como mínimo en 1080p a 60 fps, y su disposición.

La opción más básica es la de un único monitor simracing, tal como usas tu PC de forma cotidiana, aunque para conseguir un mejor efecto algunos modelos tienen un diseño curvo. Otra alternativa es la de conectar 3 monitores para ampliar el ángulo de visión, lo que puede subir el costo y la exigencia al sistema, por lo que necesitarás un ordenador de mayores prestaciones.

El tamaño de estos monitores deben ser de entre 24″ a 32″, ya que cualquier tamaño superior a este se desperdicia en gran medida. Puedes ajustar los monitores con un soporte dedicado tanto para la versión triple como para la versión independiente. Pero si quieres prescindir de estos soportes, apuesta por las gafas de realidad virtual, que a pesar de consumir demasiados recursos, consigue mayor realismo.

Volante y Pedales

En el mercado existen diversos tipos de volantes con diferencias claras entre sí. Aquí lo ideal es elegir un modelo que integre Force Feedback, un sistema con motor que transmite la misma sensación al volante que un carro real. Las diferencias entre estos motores la vemos en su retroalimentación y la cantidad de fuerza que genera.

Hay algunos volantes que se suministran con sus propios pedales, pero por lo general estos no ofrecen la sensación que se espera en un coche real. Existen sistemas de pedales independientes que emulan muy bien la sensación de una caja de pedales, capaz de comportarse como lo esperas.

Caja de cambios y freno de mano

Otra característica necesaria en este tipo de simulación es la caja de cambios, que pueden ser con cambio secuencial o con patrón en H. Hay gamas que replican la sensación exacta del empuje inicial en la palanca antes de que caiga la resistencia mientras se engancha en su engranaje. Para interesados en el rally o drift, también hay variedad de sistemas de freno de mano con funcionamiento analógico.

Cockpit

Con tu hardware controlador listo, vas a necesitar un lugar para montar el sistema. Si optas por equipos de nivel inicial, un escritorio resistente puede ser conveniente, ya que muchos volantes ofrecen montaje con abrazadera de mesa. Pero para un uso profesional o realista, puedes conseguir una cabina de piloto donde montar todo el equipo y obtener una posición más cómoda, sin posibilidad de que nada se suelte.

Tendrás que suministrar tu propio asiento, pudiendo buscar el que proporcione el confort necesario. Las mejores cabinas también tienen plataformas de movimientos, que mueven el sistema según el software simulador. De este modo se replican aspectos físicos como las fuerzas o pérdida de tracción, lo que mejora su realismo. Y son altamente personalizables, para actualizarlos en cualquier momento.

Software que utiliza

Hoy en día es posible encontrar muchos software para simracing, cada uno con sus ventajas y desventajas. Muchos corredores seleccionan su software preferido en función de la experiencia de conducción que ellos perciben. Para simplificar tu búsqueda, te indicamos los 2 más populares que se encuentran disponibles y actualizados.

iRacing

Aunque fue lanzado en el 2008, este software de simulación de carreras es bastante detallado, manejando datos reales para una representación precisa. Cada año, el equipo desarrollador se encarga de actualizar y mejorar su entorno gráfico, además de aportar nuevo contenido a la simulación. Funciona con suscripción y cobra por contenidos adicionales, que varían entre carreras de óvalos, circuitos, rallycross, coche y más.

rFactor 2

Otro sistema de simracing profesional es el de la plataforma rFactor. Una de las mayores ventajas de este simulador es que permite a los usuarios crear su propio contenido, pero con su segunda entrega ha mejorado las características avanzadas disponibles.

Ofrece condiciones de tiempo cambiante, pista húmeda, mejora de la física de los neumáticos, cambios en la dinámica del chasis y mucho más. Se basa mayormente en las carreras de circuito, permitiendo que la experiencia de conducción sea muy detallada.

Juegos populares de SimRacing

Si en lugar de un ordenador utilizas una consola, vas a necesitar otras alternativas de software para la simulación. Por fortuna el simracing se está extendiendo más y cada vez es más fácil encontrar volantes, monitores simracing y juegos compatibles.

Algunos de los títulos más populares tanto para PlayStation 4 como para el Xbox One, son los siguientes:

  • DiRT Rally 2.0.
  • Project CARS.
  • WRC 9.
  • Assetto Corsa Competizione.
  • F1 2020.
  • Project CARS 2.
  • Dirt 5.
  • Euro Truck Simulator 2.
  • Gran Turismo Sport (PlayStation 4).
  • Forza Motorsport 7 (Xbox One).

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad