Wallpaper Power Bank NewEsc

¿Necesitas un power bank? Tips que debes tener en cuenta

Hoy en día, las baterías externas, también conocidas como Power Banks, se han convertido en uno de los accesorios imprescindibles para viajar porque nos permite tener energía donde y cuando queramos sin necesidad de depender de un enchufe.

Aunque su uso se suele asociar con móviles, no hay que olvidar que también sirven para cargar cualquier dispositivo con puerto de carga USB, por ejemplo: auriculares o altavoces Bluetooth, AirPods, smartbands, smartwatches, tablets e incluso ordenadores portátiles.

El mercado de las baterías externas es inmenso, de hecho, existen tantos modelos que termina siendo complicado escoger uno, porque la variedad no es solo una cuestión de estética, sino también de tecnologías, capacidades, tipos de puertos incluidos, extras…

A lo largo de este artículo vamos a conocer algunos consejos interesantes para hacer mucho más sencilla la elección de tu Power Bank.

Eficiencia energética de un Power Bank

Lo primero que debemos tener en cuenta es que la energía utilizada para cargar nuestros dispositivos con un Power Bank siempre será menor que su energía almacenada.

Además, dependiendo de la calidad de los componentes con la que esté fabricada el Power Bank, unos modelos serán capaces de suministrar un mayor % de la energía almacenada (son más eficientes energéticamente) y otros una menor energía.

En el siguiente gráfico, realizado por los ingenieros de PowerBank20, podemos ver una comparativa de la energía suministrada (color verde oscuro) por diferentes baterías externas de 10000 mAh de capacidad frente a su energía almacenada (color verde claro):

Grafico energia powerbanks 10000mah

En primer lugar, debéis saber que la energía almacenada en un Power Bank se calcula multiplicando su capacidad (mAh) por la tensión nominal, que en general son 3.7V (voltios), pero dependerá de cada modelo pudiendo ser también: 3.6V, 3.8V o 3.85V.

Por ejemplo, en el gráfico de arriba, podemos ver que el Power Bank RAVPower tiene una energía almacenada de 38Wh (vatios-hora) resultado de multiplicar 10000mAh x 3.8V. Sin embargo, la energía que es capaz de suministrar este modelo es de 33.2Wh siendo su eficiencia energética del 87% (33.2Wh/38Wh) aproximadamente.

Siempre existirán modelos con mejor o peor eficiencia, pero, por lo general, debemos saber que un Power Bank de suficiente calidad suele tener una eficiencia energética del 85%.

Quick Charge y Power Delivery: tus aliados contra el tiempo

Por otro lado, las tecnologías de carga rápida Quick Charge (QC) y Power Delivery (PD) están ya presentes en la mayor parte de los móviles, basta pensar que casi todos los modelos que se presentan actualmente tienen tal característica, como es el caso del Xiaomi Mi Note 10, que se carga a 30W.

Si compras un Power Bank que no tenga esta característica, entonces el Mi Note 10 – siguiendo con el ejemplo – no podrá recargarse rápidamente, y se cargará a solo 10W. Piensa que una batería de 5000 mAh a 10W tarda más de 2 horas y media…

Pero las ventajas no son únicamente para los dispositivos: un Power Bank con tecnología PD o QC en su puerto de entrada puede hacer que su tiempo de carga baje a la mitad, es decir, un Power Bank de 20000 mAh puede pasar de 8 a 3-4 horas en recargarse.

¿No lo crees? Mira la siguiente gráfica el tiempo de carga de un Power Bank de 20000mAh con recarga rápida:

diferencia tiempo de carga power bank
Tiempo de carga del Power Bank BlitzWolf BW-P8: PD (arriba) vs Estándar (abajo)

Si comparamos los tiempos, veremos cómo el tiempo de carga con Power Delivery es netamente inferior respecto a la carga estándar, de hecho, es menos de la mitad.

Interesante ¿verdad?

Nuevos puertos de carga en un Power Bank

Hasta ahora, los puertos tradicionales que tenía un Power Bank eran:

  • Micro USB: puerto de carga USB (input port) que tenía cualquier dispositivo para recargarse antes de aparecer el puerto tipo C. Todavía hoy en día muchos modelos siguen usando este puerto.
  • USB-A: puerto de salida (output port) que utilizado por un Power Bank o cargador para cargar cualquier dispositivo electrónico.

A estos debe sumarse el puerto USB-C: quiere convertirse en el puerto universal por excelencia (excepto para los iPhone, ¡insisten con el puerto Lightning!), es capaz de admitir potencias nunca antes alcanzadas por un puerto USB (¡hasta 100W!) y no sirve solo para cargar dispositivos, sino también para recargar el propria Power Bank (input/output port).

puertos power bank

Es precisamente por esto que no solo móviles y tablets lo incorporan, también los nuevos ordenadores portátiles pueden recargarse mediante el puerto tipo C.

Sin embargo, para los portátiles tradicionales también podemos encontrar algunas baterías externas que incluyen un puerto DC, junto a múltiples adaptadores compatibles con los modelos de ordenadores más comunes del mercado.

Además, algunas baterías externas también incorporan un puerto AC de 220V, como el enchufe de una casa, es decir, podemos cargar cualquier dispositivo (de bajo consumo) con su cargador correspondiente.

Finalmente, encontramos nuevos modelos que son compatibles con la carga wireless (usualmente a 5-10W de potencia) o suelen incluir funcionalidades extra como arrancar un coche, tener linterna LED con función SOS o protección contra polvo o agua (IP).

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

  1. Genial Domingo, muchas gracias. Estaría muy bien hacer una comparativa para ver cuales son las dos o tres mejores opciones actualmente. Gracias, un abrazo.