Muchas veces las decisiones de una marca pueden ser tan originales que llegan a ser absurdas, pero aun así nos la creemos. A continuación tienes un buen ejemplo, donde 50 personas se ponen a la espera de poder entrar en un elevador una vez que piensan que es una Apple Store.

Los responsables por esto son los chicos de Improv Everywhere, que aprovecharon la ocasión del cierre de la Apple Store de la quinta avenida en Nueva York, para engañar a las personas y disfrazar un elevador poniendo una pegatinas en un elevador.

Lo hicieron muy bien. Encontraron un sitio que también es un cubo de cristal – en este caso más sucio y feo – y disfrazaron algunos miembros como trabajadores de la Apple Store: una camiseta azul con el logo de Apple es todo lo que necesitan.

La cara de las personas al salir del elevador con sus bolsitas blancas no tiene precio 🤣

Participa en nuestro sorteo de un Teclado y un Ratón de Kingston HyperX👉 Quiero participar
+ +