En un nuevo vídeo de desarrollo, Jeff Kaplan anunció el conjunto de herramientas que Blizzard estrenará como parte de la Copa Mundial Overwatch en BlizzCon. El objetivo es mejorar la interfaz del juego para que los espectadores puedan entender de forma más clara quién está ganando y quién pierde, en lugar de tener que concentrarse tanto.

Hay cinco puntos principales en la nueva actualizacíon:

  • Uniformes del equipo en el juego. A partir de la Copa del Mundo, todos los equipos tendrán uniformes en diferentes colores dependiendo de si son el equipo local o visitante. Dependiendo de a quién estés mirando, el HUD coincidirá, al igual que los efectos visuales y las explosiones. “Queremos que sea muy obvio qué jugador y equipo estás viendo en todo momento”, dijo Kaplan.
  • Un mapa interactivo con visión completa para los comentaristas. Los narradores podrán ver este mapa sobre la acción y observar dónde están todos, cuánto carga máxima tienen, si están aturdidos o no, y cosas por el estilo. En teoría, este es para comentaristas y observadores -la gente del otro lado de la cámara- pero Kaplan dijo que los comentaristas tienen la opción de mostrárselo a los espectadores y cree que también puede ser realmente útil de esa manera. “Hemos tenido a nuestros comentaristas y desarrolladores trabajando en esto“, dijo Kaplan. “Dicen que hace su trabajo mucho más fácil”.
  • Una cámara “inteligente”. Esta es una cámara en tercera persona que sabrá dónde se está llevando a cabo la acción y la suaviza para que no sea tan agitada como cuando una persona la está moviendo. “Sabe dónde está la acción en todo momento y está siguiendo inteligentemente esa acción”, dijo Kaplan.
  • Herramientas para replay. Los broadcasters podrán seleccionar cualquier momento del juego, reposicionar la cámara, congelar el tiempo y básicamente hacer que se vea realmente bien y clara la jugada. En teoría, esto hará que sea mucho más fácil para los comentaristas y analistas dividir las jugadas.
  • Una interfaz de torneo automatizada. Esto permitirá a los organizadores del torneo establecer partidas con pocas posibilidades de error humano. También significa que si un jugador se desconecta a mitad de la partida, el juego se pausará automáticamente y, con suerte, una vez que se haya reconectado, podrá reanudar donde la acción se detuvo.

Estas características parecen exactamente lo que se necesita dentro del competitivo de Overwatch, pero aún está por verse si todo se reflejará en una transmisión significativamente más clara.
Teniendo a días la BlizzCon, esta será una buena prueba para dichas mejoras y así lleguen en buena forma a la Overwatch League que dará inicio en Enero del próximo año.