PC montado Wallpaper

Overclocking – Qué es y Por qué deberías hacerlo

Durante los últimos años nuestra sociedad ha experimentado una enorme cantidad de innovaciones tecnológicas que han cambiado radicalmente la forma en la que interactuamos con el mundo que nos rodea. Nuestros ordenadores han constituido herramientas imprescindibles con las que lidiar las limitaciones de movilidad impuestas tras la llegada de la crisis sanitaria, al permitirnos establecer el modelo de trabajo telemático que ha permitido que muchas personas desempeñen su jornada laboral desde la comodidad de sus casas.

A pesar de que nos hemos visto, en cierto modo, obligados a familiarizarnos con el funcionamiento de estos dispositivos, lo cierto es que los ordenadores esconden muchas más funcionalidades que, una vez entendamos, nos permitirán aprovechar mejor sus capacidades. Este es el caso del overclocking, procedimiento por el que podremos hacer que nuestro PC funcione a una potencia mucho mayor.

¿Qué es el overclocking?

El overclock se trata de un proceso informático por el que se puede aumentar la velocidad del reloj de los componentes del ordenador, tales como la CPU, con la finalidad de que estos funcionen mucho más rápido. Dicho procedimiento se lleva a cabo a través de la BIOS, y facilita a los componentes “overclockeados” la ejecución de un mayor número de operaciones por segundo, lo que deriva en un aumento del rendimiento. 

A través de la mejora en el rendimiento obtenido mediante el overclocking podemos ahorrar algo de dinero en componentes de ordenador más caros que nos permitan llevar a cabo las correspondientes tareas con más rapidez. Cabe destacar, por supuesto, que en la actualidad la mayoría de ordenadores son capaces de ejecutar programas tales como Microsoft Word, Powerpoint o Excel sin necesidad de recurrir al overclock, haciéndolo útil para el tipo de público que compra artículos como Portátiles Gaming, capaces de correr videojuegos muy exigentes con facilidad.

Los beneficios de hacer overclock

Ahora que ya sabes qué es Overclocking, quizás estés en la duda si te beneficiará en algo en tu PC. Es por eso que a continuación te diremos algunos de los beneficios de hacer overclocking en tu PC.

Mejora la velocidad de tu PC

Tal y como mencionamos previamente, se consigue un aumento en la velocidad del reloj del componentes al que le hemos aplicado el overclocking. Esto causará que dicho componente trabaje a mayor velocidad y mayor rendimiento, variando esto último en función de los Hz que lo hayamos elevado.

Recupera el rendimiento de un equipo antiguo

En los casos en los que tengamos equipos informáticos demasiado antiguos que no nos permitan utilizar el ordenador con la libertad que deseábamos, podemos mejorar esta situación a través del overclocking. Los más veteranos dentro del mundo de la informática serán capaces de igualar el rendimientode un equipo obsoleto al de otro más moderno, gestionando adecuadamente para ello los riesgos asociados a esta práctica.

Aprovecha al máximo el nuevo hardware para ordenadores

Cada vez son más los fabricantes de hardware para ordenadores que integran en sus procesadores y placas base diseños hechos para que el usuario pueda overclockearlos fácilmente, incluyendo para ello condensadores y componentes electrónicos de alta calidad capaces de reducir considerablemente los riesgos que pueden poner en peligro la integridad de este hardware. Por lo general, los componentes de PC fáciles de overclockear están hechos para satisfacer las necesidades de los gamers que buscan mayor experiencia de juego.

Riesgos y conclusión sobre el overclocking

Si bien el overclocking nos permite sacar un mayor provecho de los componentes de nuestro ordenador, a la hora de la verdad un overclock mal hecho podría causar daños irreversibles, capaces de inutilizarlo por completo.

Parte del principal problema que tiene el overclocking se debe al calentamiento del procesador ya que, si bien este componente puede funcionar correctamente con temperaturas exteriores de hasta 70 o 90 ºC, es a partir de estos valores en los que pueden comenzar a surgir problemas.

A mayor calentamiento sufre el procesador, más probabilidades hay de que este sufra problemas, sucediéndose al mismo tiempo la reducción en su vida útil y posibles fallos repentinos. Es por ello que, antes de realizar el overclock, debemos asegurarnos de que contamos con los conocimientos necesarios para llevarlo a cabo, así como de que nuestro ordenador cuenta con un sistema de refrigeración que pueda soportar los importantes aumentos de temperatura que va a sufrir una vez llevemos a cabo esta aceleración en el reloj de los componentes.

Lo más recomendable para aquellos interesados en el overclocking de su equipo es hacer un previo análisis de sus componentes, comprobando para ello las tensiones máximas recomendadas para los mismos, las especificaciones de tu placa base, tarjeta gráfica y de los módulos de memoria (frecuencias y voltaje).

Asimismo, debemos asegurarnos de que el software/BIOS a utilizar es fiable subiendo, para ello, poco a poco los valores a “overclockear” y comprobando como esto afecta a la estabilidad del equipo. Si percibes que tu PC es capaz de realizar las tareas que solía ejecutar con mayor rapidez y sin bloqueos, entonces podrás disfrutar tranquilamente de los numerosos beneficios que aporta el overclocking.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad