Los próximos iPhones podrían no tener el nombre que esperas

Apple se ha caracterizado en mantener una línea de diseño más o menos estable desde que lanzó al mercado su iPhone. Se puede decir que comenzó a cambiar con el iPhone 6 y ya a una mayor distancia de la línea original con la salida del iPhone 7.

Sin embargo, el iPhone 8 tendría un diseño completamente renovado. Esto se haría cubriendo todo el cuerpo de vidrio para permitir la carga inalámbrica, la eliminación del botón físico de Home para brindar más espacio a la pantalla y la incorporación de un detector de huellas dactilares en la pantalla. Pero claro, ¿qué sucedería con el nombre?

Muchas personas creen que se denominará de iPhone 7S, mientras que la versión con pantalla AMOLED, que seguramente salga el año que viene, se llamaría iPhone 8. Aunque para algunas personas esto haga sentido, para nosotros no. Piensen: Apple nunca ha lanzado dos modelos seguidos en el mismo año, y no lo haría ahora para celebrar sus 10 años.

Lo que si nos parece adecuado es que Apple “reinicie” la nomenclatura: iPhone, iPhone Plus y iPhone Pro. De esta forma podría ocultar los problemas que está teniendo con las pantallas AMOLED y dejar la enumeración que parece no tener fin.

Son solo especulaciones, pero nos parece una solución más coherente y interesante a la hora de lanzar tres productos muy parecidos. ¿Tú qué opinas?