Si hay algo en lo que se puede confiar en el cambiante mundo informático, es que Microsoft siempre se comportará como Microsoft. El gigante de Redmond aún recurre a prácticas invasivas y bastante molestas para llevar a que sus usuarios utilicen exclusivamente sus productos, haciendo especial énfasis en su navegador Edge (posiblemente recuerdes que también insistían en que usaras Internet Explorer).

Los usuarios de Windows 10 han tenido que soportar la presencia de notificaciones recurrentes acerca de Edge, que no son otra cosa que anuncios disfrazados. Pero el paso más reciente, y más descarado, es una ventana emergente que aparece cuando se instala algún navegador distinto, en especial Chrome o Firefox. Es conocido que el navegador de Google y el de Mozilla dominan el segmento.

La ventana emergente que aparece al iniciar la instalación te advertirá que “ya tienes Microsoft Edge – el navegador más rápido y seguro para Windows 10”. Una manera no muy astuta de convencer a los usuarios para que se queden con Edge. Las notificaciones pueden desactivarse, pero siguen siendo molestas hasta que lo haces.

Ya queda claro que a Microsoft no le basta con que Windows domine el mercado de sistemas operativos para PC, y programas utilitarios para oficina. Es evidente que lo quiere todo, aunque para ello deba ser… poco sutil.

Vía | The Verge