Acabas de contratar fibra óptica y mides el upload y download cuando te llevas una sorpresa. ¿Estará correcto? ¿Estas apps funcionan? Es difícil responder a esas preguntas, pero lo que si te podemos decir es que la mayoría de estas pruebas no son 100% exactas y en algunos casos fallan. Te dan una idea de la velocidad de la conexión, pero existen muchas razones por las cuales pueden estar fallando.

A continuación te decimos algunas de las razones por las cuales no debes confiar al 100% en estas apps. Ojo, que nos encantan y no las dejaremos de utilizar, pero no deja de ser importante conocer las razones por las cuales son imprecisas.

En primer lugar se trata de una simulación y no de una prueba real. En la realidad, cuando navegas en tu ordenador, descargas pequeños archivos al mismo tiempo, lo que te puede disminuir la velocidad de conexión para una determinada tarea si estás haciendo muchas cosas al mismo tiempo.

La localización del servidor también puede ser un problema, ya que si está muy lejos geograficamente, el resultado puede no ser tan favorable. Aunque muchas de estas apps de test de velocidad tengan servidores por todo el mundo, en algunos casos fallan en detectar el mejor y el más cercano.

La hora de utilización en tu casa o a nível general del ISP también pueden influenciar los resultados. Por ejemplo, si haces la prueba cuando tu familia está en casa viendo videos, jugando o descargando archivos, quizás el resultado no sea tan bueno. Además, recuerda también que tu provedor de servicios de Internet (ISP) tiene horas de punta, que pueden influenciar tu conexión.

Existen otros factores que pueden impedir que tu prueba sea perfecta, como la utilización de proxies, pero estos son basicamente los que debes tener en cuenta. Haz pruebas en diferentes momentos del día y con diferentes apps para comparar los resultados. Sin son muy parecidos y corresponden con lo establecido con tu compañía, entonces bien. Sino, pídeles explicaciones, ya que nadie puede vivir con Internet lenta.

No Hay Más Artículos