Los smartphones modulares no fueron bien aceptados por todos los usuarios, y eso LG lo sabe mejor que nadie gracias al LG G5. Es por eso que, este año, decidieron hacer un smartphone muy sencillo, pero al mismo tiempo muy completo y que muchas personas querrán. Sin embargo, en mi más modesta opinión, si hubieran esperado un poquito más, hubieran podido lanzar el mejor smartphone del año.

El LG G6 tiene uno de los mejores diseños que he visto en los últimos tiempos. Su pantalla de 5.7” QHD está muy bien aprovechada, de tal forma, que lado a lado con otros “phablets”, los deja mal vistos. Su construcción también fue mejorada: dispositivo unibody en aluminio, resistente al agua (IP68) y con los bordes del dispositivo redondos.

LG G6 MWC camara

Su cámara trasera de doble sensor de 13 MP también parece estar recibiendo buenas criticas, así como las mejoras en el software que incorpora: Android Nougat. El G6 parece tener todo lo que se necesita: lector de huellas, NFC, Jack 3.5mm, USB Tipo C, 32 GB de almacenamiento, lector de microSD, carga rápida… ¿Y el procesador?

El procesador del LG G6 puede ser un problema

El LG G6 es un smartphone muy completo, pero en mi opinión, su procesador puede ser un problema. Atención, que a nivel de rendimiento, será muy parecido al Samsung S8 o otros flagship que cuenten con el Snapdragon 835. Pero aún así, será un punto en el que perderá cuando sea comparado con otros smartphones.

El LG G6 es un smartphone caro, ya que, a final de cuentas, es un flagship. Cuando una persona piensa en gastarse más de 600€, lo hará por el mejor, y en 2 meses, el LG G6 no será el mejor. Quizás me equivoque, pero si Samsung no lanza otro “smartphone explosivo”, LG lo tiene complicado.LG G6 diseño apps

No hay nada que el LG G6 tenga que el S8 no tenga. Es más, quizás el S8 tenga aún más extras: escáner de iris, pantalla curva, Snapdragon 835…

Pero, ¿qué pasaría si LG esperara un poco más? En primer lugar, podría lanzar un smartphone más potente, más completo y con más posibilidades. Además, en comparaciones directas con sus competidores, no perdería a nivel de rendimiento. Es cierto que si el firmware esta bien optimizado, el procesador no marca una gran diferencia, pero el 835 será mucho más potente.

Snapdragon 835 Snapdragon 821
Node 10nm FinFET (LPE) 14nm FinFET (LPP)
CPU Four 2.45GHz Kryo 280 cores
Four 1.9GHz Kryo 280 cores
Two 2.35GHz Kryo cores
Two 1.6GHz Kryo cores
GPU Adreno 540
(OpenGL ES 3.2, OpenCL 2.0, Vulkan 1.0, DirectX 12)
Adreno 530
(OpenGL ES 3.1, OpenCL 2.0, Vulkan 1.0, DirectX 11.2)
Memoria Dual-channel LPDDR4X
1866MHz
29.8GB/s
Dual-channel LPDDR4
1866MHz
29.8GB/s
Almacenamiento eMMC 5.1
UFS 2.1
eMMC 5.1
UFS 2.0
Cámara Dual ISP up to 32MP
16MP dual camera
Dual ISP up to 28MP
Modem X16 gigabit LTE
Download hasta 1000Mbit/sec
Upload hasta 150Mbit/sec
X12 LTE
Download hasta 600Mbit/sec
Upload hasta 150Mbit/sec
Bluetooth Bluetooth 5 Bluetooth 4.2
Wi-Fi 802.11ad multi-gigabit Wi-Fi 802.11ac gigabit Wi-Fi
Carga Quick Charge 4.0 Quick Charge 3.0

¿Vale la pena o no comprar el LG G6?

Sí has leído todo el artículo pensarás que no me gusta LG o soy un fan de Samsung. Ni uno, ni otro. Es más, me encanto el LG G6. Es el regreso de LG con un smartphone espectacular y, en mi opinión, perfecto en todos los aspectos: pantalla, cámara, batería, diseño y software. El rendimiento, también es perfecto, pero podría ser mejor, y saber esto es lo que me molesta un poco.

El procesador es uno de los componentes más importantes en un dispositivo, y saber que en dos meses, por el mismo precio, tienes otras opciones más potentes, te hará reconsiderar tus opciones, aunque te encante el LG G6, como a mi.

Hemos visto el LG G6 en el MWC, pero esperamos en breve poder probarlo más a fondo. Pero hasta entonces te pregunto: ¿No crees que hubiera sido mejor para LG esperar para poder lanzar el G6 con el Snapdragon 835?