La fuente de alimentación de tu ordenador es uno de los componentes más importantes. Tiene que suministrar el voltaje exacto o casi exacto para todos los circuitos. El procesador y la memoria son particularmente sensibles y requieren un suministro exacto, caso contrario pueden no funcionar como deberían.

Aunque muchas personas entiendan esto, ¿por qué continúan eligiendo fuentes de alimentación baratas y de baja calidad?

Imagina la fuente de alimentación como tu corazón, que bombea sangre (energía) para todo tu organismo (componentes). Si el corazón no funciona adecuadamente, el cuerpo tampoco. Lo mismo ocurre con los ordenadores, por lo que cuanto más poderoso sea tu máquina, mas cuidadoso debes tener con las fuentes de alimentación.

Las fuentes de alimentación son los corazones de las máquinas

Lo primero que debes hacer antes de comprar una fuente de energía es saber todos los componentes que tendrá tu ordenador. También puedes pensar en el futuro, por si le integrarás otra gráfica, más RAM, etc. Cuando ya hayas decidido todos los componentes, entonces debes calcular el consumo necesario. Para eso puedes utilizar esta calculadora de fuente de alimentación.

 

Las fuentes de alimentación, como la mayoría de los otros componentes, no duran para siempre. Esto puede depender de la calidad de la unidad, así como las demandas que se hacen de ella. Es por esto que, si le vas a dar un buen uso, haciendo OC o simplemente jugando a máxima potencia, es importante tener una PSU (Fuente de Alimentación) poderosa y de calidad.

¿Qué tener en cuenta antes de comprar una fuente de alimentación?

Ahora que ya entiendes más o menos la importancia de la fuente de alimentación, déjame decirte rápidamente lo que debes tener en cuenta al comprarla:

  • La reputación de la marca: las mejores son Seasonic, Corsair, Cool Master. Existen otras que pueden funcionar correctamente, pero en nuestra experiencia, estas son las mejores marcas. Si encuentras otra a un buen precio, busca en los foros opiniones sobre la fuente y la marca.
  • La energía necesaria: si utilizas la calculadora que mencionamos anteriormente, puedes saber esto rápidamente. Si no, contabiliza la energía necesaria para cada componente y deja algo de espacio para posibles upgrades.
  • El grado de eficiencia80 plus Bronze, Silver o Gold. Cuanto más, mejor, pero también sale más caro.

 

Entiendo que si estás montando un ordenador de 500€, no te quieras gastar 100€ en tan solo la fuente de alimentación. Sin embargo, “Lo barato, te puede salir caro”. Recuerda que las fuentes de alimentación buenas suelen durar mucho tiempo, y si la compras pensando en el futuro, también te valgan para tu próxima gráfica o procesador.

Las mejores configuraciones para PC

Una fuente de alimentación barata puede destruir, literalmente, todos los componentes. Es por eso que si piensas comprar un buen procesador, RAM, gráfica, piensa que de un día al otro, todo eso se puede estropear por una mala gestión de energía. En fin, tu tienes la decisión, pero después no digas que nadie te aviso 😛