Es una mala noticia para NVIDIA, pero los benchmarks iniciales no engañan. Según PCGH, una página  alemana, la NVIDIA RTX 2080 Ti con el Trazado de rayos activado apenas consigue llegar a los 60fps en Tomb Raider cuando Lara está mirando la pared, logrando entre 30 y 45fps cuando en realidad se mueve por el mapa.

Los desarrolladores del juego han respondido a este vídeo diciendo que en la versión final del juego, esta tecnología funcionará mejor. Square Enix también ha dicho que el juego no saldrá al mercado con esta tecnología aplicada, sino que recibirá una actualización cuando esté realmente optimizada.

Para una gráfica que cuesta más de 1000€, estos valores no son los mejores. Es cierto que todavía se esta optimizando esta tecnología en el juego, pero aun así, si NVIDIA estaba pensando en persuadir a nuevos compradores con estos gameplays, ha fracasado.

Ahora lo que hace falta es comprobar el rendimiento de la NVIDIA RTX 2080 Ti al desactivar esta tecnología. Solo así podremos comprobar el incremento de rendimiento en relación a las gráficas de generación anterior, y saber si vale la pena o no la inversión.