Se había dicho que debido al precio tan alto, el iPhone X no se estaba vendiendo tan bien como esperaban Apple y sus proveedores, ya que 999 dólares resulta muy costoso comparado con otros terminales del momento que, aunque tienen características similares, son por mucho más económicos.

A pesar de esta sospecha, el próximo dispositivo de Apple podría ser incluso más costoso que el iPhone X, ya que Benjamin Wilson y Steven Milunovich, analistas de UBS, dijeron que en los últimos años, la empresa de Cupertino ha convencido a sus clientes a pagar, en promedio, de 600 dólares a 800 dólares, e incluso así, las ventas se han mantenido.

Una vez que Apple fija un rango de precios normalmente lo mantiene, según lo hemos escuchado de antiguos empleados de Apple.

La estrategia de Apple radica en bajar los precios de los dispositivos menos recientes para ganar así nuevos clientes. Por lo tanto, según un informe de la investigación de estos analistas, la empresa se está enfocando en la estrategia de precios en cascada, que mueve a los clientes premium hacia un escalón más arriba gracias al elevado costo de los dispositivos y a su vez, establece precios más bajos en los terminales más antiguos.

iphone x análisis de ubs

Por ello, Apple podría lanzar al mercado un nuevo iPhone X más costoso que el actual, mientras, ofrecería el iPhone SE a un precio más accesible de 300 dólares, como una manera de atraer a algunos usuarios de Android.

Fuente | Business Insider

Participa en nuestro sorteo de un Teclado y un Ratón de Kingston HyperX👉 Quiero participar
+ +