La madrugada de hoy se jugó la final del Worlds 17 de League of Legends. Después de 6 semanas de juegos, llegó el más importante de todas, el que decidiría quien es el campeón de League of Legends. Si sería Samsung Galaxy quién le arrebatara el tricampeonato a SK Telecom 1, o el actual campeón no cedería la corona por otro año más.

El evento de inauguración para la final, fue realmente interesante por la temática con dos bandos de ninjas -la verdad no sé si eran ninjas- bailando al compás de la música y posteriormente la interpretación de Legends Never Die como el himno oficial de este mundial.

Todo estaba listo, los equipos fueron saliendo mientras que un enorme Dragón Ancestral sobrevolaba el estadio y una copa del invocador gigante aparecía en el escenario. Cada equipo salió con su plantilla titular, no se guardaron nada desde el inicio y siendo de esta manera que comenzó la primera partida.

El primer juego como normalmente ocurre, fueron ambos equipos muy cuidadosos y analizando al rival. No podían cometer ningún error, lo cual se vio reflejado en el marcador de oro y asesinatos que fue parejo durante algunos minutos. Hasta que SSG se cansó de ser pasivo y comenzó a cazar dragones, mientras que SKT no despertaba. Parecía que todo estaba a favor de Samsung, hasta que un barón mal hecho les era arrebatado por Peanut, pensamos que SKT por fin reaccionaria, situación que no ocurrió al perder 4 de los jugadores el Buff del barón y perdiendo esa oportunidad de remontar. Un barón más tarde para SSG fue el sello para cerrar el primer juego, dónde SKT nunca pudo encontrar la forma de remontar.

Para la segunda partida, pensaríamos que SKT iba con todo y que habían aprendido de los errores cometidos en el primer juego. Aunque la composición fue casi la misma para ambos equipos, hubo cambios por parte de ambos jugadores del carril superior, Huni llevaría a Yasuo contra el Gnar de CaVee. Incluso vinos jugar a Faker con Ryze. Iniciando la partida vimos una señal clara de que Telecom había aprendido de su primer derrota y que le costaría trabajo a la escuadra de Samsung Galaxy poder sacar algo de esta partida. Un par de dragones de la montaña y uno más de fuego, daba una sensación de que el marcador quedaría igualado.

La desesperación por parte de SKT comenzó a provocar errores muy graves que gradualmente fueron dejando el camino despejado para SSG, incluso se hiciera un barón para volver a cerrar la partida de forma aplastante.

SKT Final Worlds 17

SK Telecom parecía tranquilo aún después de verse abajo en el marcador

Era extraño ver a SKT que se viera abajo 2-0 en el marcador, situación que nunca le había ocurrido en una final y lo tenía contra las cuerdas. Muchos pensaron en que podría remontar y que saldrían bien librados en el juego definitivo.

Con un Samsung Galaxy motivado y un SK Telecom tranquilo -aunque consciente de su situación- fue como dio inicio al tercer juego. SKT con una composición más agresiva fue como buscaron la victoria que les diera un respiro y así alargar la final a una cuarta partida.

El inicio fue agresivo como en la segunda partida, SKT de nuevo tenía el control de la acción haciendo gastar hechizos de invocador a los de Samsung, lograron obtener una ventaja clara después de algunos minutos con 4 asesinatos a su favor y un dragón de la montaña.

TE RECOMENDAMOS
¿Tendremos un personaje gay en LoL? Aún no, pero puede llegar

Telecom parecía estar finalmente jugando bien, con un Faker presionando líneas, tirando torres y el jungla Peanut, asegurando el Heraldo era la forma en que impedían a SSG crecer y tomar ritmo. Hasta que Samsung rompió de nuevo esa máquina que es SKT jugando en equipo y volviendo a ver las mismas jugadas de la segunda partida; Telecom perdía la ventaja y eran superados, a pesar de un Heraldo y un Barón a favor, no resistieron por mucho tiempo.

El nexo había quedado desprotegido, no habían torretas que lo defendieran en el carril central, incluso el hacer el Dragón Ancestral no les fue suficiente para hacer el milagro contra SSG, quienes sabían bien que sin Faker y Bang, SKT Telecom quedaría desprotegido. Fue así como el tres veces campeón de League of Legends se despidió de la copa del invocador que habían alzado dos años consecutivos.

Samsung Galaxy llegó a 2 copas del invocador, siendo el segundo equipo en llegar a ganar más de una vez dicha copa. Para cerrar el evento, Alan Walker subió al escenario y nos deleitó con su música.

Así fue que llegamos al cierre con broche de oro después de mes y medio de grandes juegos en el Worlds 17, sorpresivas victorias y coronando a un nuevo campeón del séptimo Mundial de League of Legends.