DOOGEE es una marca china que no le importa copiar lo que las grandes marcas hacen, y el X55 es un ejemplo de ello. Ha copiado el diseño del iPhone X, sin embargo, no en todo, una vez que le ha incorporado un lector de huellas lateral.

Este smartphone cuenta con una pantalla de 18:9 HD+ sin marcos laterales y la tecnología 2.5D. Su carcasa trasera también es de cristal, lo que mejora bastante el feeling, pero también empeora su durabilidad.

DOOGEE X55 carcasa trasera vidrio

Sin duda el cambio de posición del sensor de huellas digitales se vuelve más cómodo en el DOOGEE X55, por la facilidad que nos brinda el poder sostener el teléfono de forma más natural, a comparación de los otros teléfonos con el sensor debajo de la pantalla o por detrás. Así que la velocidad de desbloqueo este teléfono es mayor llegando a reconocer la huella dactilar del usuario en 0.1 seg.

No sabemos nada sobre su procesador y demás componentes, pero teniendo en cuenta los demás terminales de la marca podemos decir que se decantarán por un procesador MediaTek en conjunto con 4 GB de RAM y posiblemente 32/64 GB de almacenamiento.

El DOOGEE X55 llegará a inicios del 2018 y podremos encontrarlo disponible en tres colores: negro, dorado y azul. En relación a su precio no sabemos nada todavía, pero teniendo en cuenta la resolución de su pantalla podemos decir que se trata de un gama baja.

Fuente | DOOGEE