La salida al mercado de cualquier móvil es siempre tema de conversación. Y parece que esto es más cierto si el equipo viene de Apple. Las nuevas noticias en este caso, vienen desde adentro, literalmente.

Porque la disección que los entusiastas de Ifixit han hecho de un iPhone XS y un XS Max nuevos, para ver qué tienen dentro y cómo se distribuyen sus partes, es cuando menos, fascinante. Paso a paso van desnudando el móvil y mostrando sus elementos, con el fin de evaluar lo fácil o difícil que puede ser reparar el móvil.

El detalle curioso del despiece mostrado, es sin duda la forma de la batería. Un curioso diseño en forma de “L” con curvas en algunas de las esquinas, es lo que más llama la atención. Esta forma obedece a la intención del fabricante para que se adapte a la distribución de los componentes dentro de la carcasa.

Al final de todo, los expertos le otorgaron un 6 sobre 10 en cuanto a la facilidad para repararlo. Consideran positivo que sea fácil acceder a la pantalla y a la batería. Les parece un poco mal que las medidas para que sea a prueba de agua dificulten la reparación, y la presencia de tornillos especiales para Apple. Y definitivamente no les gusta el vidrio de la cubierta posterior, que obliga a cambiar todos los componentes si se rompe.

En definitiva, no lo intentes en casa.

Fuente | Ifixit