REVIEW ASUS TUF GAMING Z490 PLUS PUERTOS SATA

Conectores SATA: Que son, Tipos de conectores y Para qué sirven

Los conectores SATA son la interfaz estándar que se usa actualmente para conectar los discos duros y otras unidades de almacenamiento a un equipo. Son tan comunes que si tienes una PC puedes estar seguro de que tu placa base tendrá al menos dos conectores SATA incorporados.

Si quieres aprender para qué sirven y como usarlos, aquí verás un resumen de lo que son y cuáles funciones cumplen los conectores SATA. Además, haremos un breve repaso por su historia, los tipos de conectores SATA que se pueden encontrar y el posible futuro de esta tecnología.

¿Qué es un conector SATA?

El conector SATA (conocido también como Serial ATA) es una interfaz estandarizada para el tránsito de datos. Se usa para conectar componentes a una placa base. Es la forma más común que encontraras para usar dispositivos de almacenamiento como discos duros HDD, discos sólidos SSD, dispositivos Blu-ray y lectores de CD/DVD en tu PC.

Ventajas del conector SATA

Una de sus mayores ventajas es que los conectores SATA permiten la conexión en caliente con cualquier dispositivo. El antiguo conector PATA requería una configuración de relación maestro/esclavo y luego debías reiniciar la PC para comenzar a usar cualquier dispositivo que hubieses conectado. La conexión SATA en su lugar permite conectar los dispositivos directamente sin tener que realizar ninguna configuración.

El conector SATA también es más pequeño que su precursor, por lo que ocupa menos espacio dentro de la torre y permite una mejor refrigeración por aire. Los cables también son mucho más delgados y no estorban dentro del PC. Aun a día de hoy los cables SATA son muy fáciles ordenar para que tengas una instalación de componentes más limpia.

Historia del conector SATA

En el año 2001 se fundó un grupo conocido como Serial ATA Working Group OG. Esta se encargó de desarrollar una nueva tecnología con el propósito de reemplazar el estándar de tránsito de datos que era vigente hasta entonces, el conector PATA (también conocido como IDE).

Luego de 2 años de desarrollo, en el año 2003 nacería la tecnología Serial Advanced Technology Attachment. Esta sería mejor conocida por su acrónimo, SATA. Pronto el conector SATA 1.0 se impondría como el nuevo estándar dadas sus numerosas ventajas sobre el conector PATA.

Con la llegada de la conexión SATA 1.0 hubo muchos avances tecnológicos como una mayor velocidad de transmisión de datos, puertos más pequeños y una interfaz que aun hoy es compatible con casi cualquier disco duro en el mercado.

Tipos de conectores SATA

Al igual que otras tecnologías, el conector SATA no ha sido inmune al paso de los años. Desde su salida en el año 2003, la conexión SATA se ha visto obligada a evolucionar para seguir siendo competitiva y satisfacer las necesidades del público y el creciente flujo de datos que debe transmitir.

En cuanto a funcionamiento, el conector SATA no cambió nada, manteniendo la arquitectura de punto a punto. Pero, por otro lado, la velocidad a la que era capaz de transmitir datos variaría notablemente del modelo SATA 1.0 al actual modelo 3.0.

TipoFrecuenciaTransferencia
SATA 1.0 1500 MHz 150 MB/s
SATA 2.0 3000 MHz 300 MB/s
SATA 3.0 6000 MHz 600 MB/s
eSATAVariable3 Gb/s

SATA 1.0

Esta fue la primera versión del conector SATA y trabajaba a 1,5Gb/s. Su frecuencia era de 1500 MHz y alcanzaba una velocidad real de 150 MB/s aproximadamente.

SATA 2.0

La segunda versión del conector SATA no tardaría muchos años en llegar y duplicaría la capacidad y velocidad de su antecesor. Trabaja a 3 Gb/s y funciona a una velocidad real de 300 MB/s. También doblaba en frecuencia al SATA 1.0, llegando a los 3000 MHz.

SATA 3.0

Finalmente, en el año 2009 llegaría el conector SATA 3.0. Este es el último hasta la fecha y lograría duplicar nuevamente la velocidad y ritmo del trabajo de la versión que le precede. Trabaja a 6 Gb/s y alcanza una velocidad real de 600 MB/s. La frecuencia es de 6000 MHz.

Los conectores SATA 2.0 y 3.0 son totalmente compatibles, ya que la estructura del puerto no cambia. Aunque es importante que sepas que la eficiencia si se verá reducirá si los utilizas en conjunto.

eSATA

Con la llegada de los dispositivos de almacenamiento externo también surgiría la tecnología External Serial Advanced Technology Attachment, mejor conocida como eSATA.

Esta variación del conector SATA está orientada especialmente a trabajar de manera efectiva con unidades de almacenamiento externo. Funciona con cables largos que pueden medir hasta 2 metros y alcanza velocidades de 1.5 hasta 3 Gb/s.

La variante eSATA además es físicamente diferente al conector SATA, pues es un poco más grande e incorpora 2 pestillos laterales para fijarlo en el dispositivo de almacenamiento externo.  

¿Cómo usar un conector SATA?

Utilizar un conector SATA es muy simple, ya que usan una arquitectura de punto a punto. Gracias a esto no necesitas hacer ninguna configuración. La conexión entre tu dispositivo y el componente que quieres usar será directa y no interferirán otros dispositivos conectados.

Encontrarlos tampoco es una tarea complicada pues suelen estar en partes muy accesibles de los dispositivos y de la placa base.

Donde encontrar los conectores SATA

Reconocer el conector SATA es muy sencillo, ya que al estar estandarizado es igual en todas las placas base y los componentes. Es plano con una pequeña muesca que le da forma de L y consta de 7 pines pequeños. En los discos duros HDD y discos sólidos SSD suele encontrarse junto a un conector de alimentación que es más grande.

En una placa base, los conectores SATA se encuentran en la parte inferior derecha de la placa o en el lateral derecho, aunque esto puede variar ligeramente según el fabricante.

Conector Sata en placa Base ASUS
El Conector SATA suele estar girado hacia el lateral, una vez que los HDD o SSD se suelen encontrar en la parte trasera de las torres y esto ayuda en la organización del cableado.

El número de conectores SATA que encontraras en tu PC variara según el precio y el modelo de la placa base, pero incluso las más económicas del mercado suelen tener al menos dos puertos SATA.  

Reconociendo un cable SATA

Por otro lado, el cable SATA es plano y usualmente de color rojo, pero se pueden conseguir en diferentes colores. El cabezal plano cuenta con 7 pines y calza con cualquier conector SATA, ya sea el de un componente o de una placa base.

Como es un Conector Sata 3 para HDD SSD

Pasos a seguir para usar un conector SATA

Una vez hayas ubicado el conector SATA que deseas usar los pasos a seguir son bastante sencillos.

  • Toma el cable SATA e inserta uno de los extremos al dispositivo que deseas conectar
  • Agarra el otro extremo del cable e insértalo cuidadosamente en el conector SATA de tu placa base

No te preocupes por ponerlo al revés, pues al tener forma de L no encajara si lo intentas poner de cabeza. Tampoco tienes que preocuparte por cuál extremo del cable SATA estás conectando al dispositivo, esto es indiferente y no afectara el funcionamiento de tu equipo y el dispositivo que conectaste.  

Debes saber que cada conector SATA de tu placa base es independiente del otro. Esto te permitirá conectar más de un dispositivo al mismo tiempo, como varios discos sólidos SSD por ejemplo.  

¿Qué equipos puedo usar con el conector SATA?

Las conexiones SATA son muy comunes y te permiten conectar a tu equipo distintos dispositivos de una manera rápida y simple. Entre los dispositivos más comunes con conexión SATA están:

  • Discos duros HDD de 3.5 pulgadas
  • Discos sólidos de 2.5 pulgadas
  • Algunas memorias SSD
  • Lectores de CD/DVD
  • Lectores de Blu-ray

En ninguno de los casos anteriores necesitarás algún tipo de adaptador. Vale la pena aclarar que contrario a lo que algunas personas puedan pensar, el conector SATA es compatible con discos duros de 3.5 pulgadas y discos de 2.5 pulgadas por igual. Ambos dispositivos usan conectores SATA 3.0 a pesar de que son diferentes en tamaño.

El futuro de los conectores SATA

Es innegable que la conexión SATA ha sido realmente útil durante muchos años, otorgándonos un tránsito de datos fluido y rápido para la época, pero todo lo bueno tiene su final. En la actualidad la tecnología SATA está siendo reemplazada lentamente por la tecnología M.2 y los múltiples avances que trae consigo.

Mientras el conector SATA 3.0 alcanza una velocidad real de 600 MB/s, la tecnología M.2 la supera llegando a velocidades de lectura y escritura de hasta 3.5 Gb/s. Además, las memorias SSD M.2 tienen un tamaño mucho más pequeño que cualquier disco sólido de 2.5 pulgadas.

¿Esto significa que la conexión SATA está a punto de desaparecer? No, aún nos quedan muchos años con los conectores SATA, debido a que siguen siendo muy versátiles y los dispositivos con conector SATA 3.0 son considerablemente más económicos que sus homólogos con el estándar M.2.

Todos los discos duros HDD y la mayoría de discos sólidos SSD aún funcionan con conexiones SATA 3.0. Además otros dispositivos como los lectores de CD/DVD y Blu-ray siguen trabajando con conexiones SATA y varios equipos que no son de última generación no son compatibles con la tecnología M.2. Teniendo todo esto en cuenta es muy probable que los conectores SATA perduren durante muchos años más, coexistiendo con el nuevo estándar M.2. Aunque es de esperarse que a medida que pasen los años los conectores SATA 3.0 poco a poco vayan cayendo en el desuso.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad