Saber Velocidad de WiFi

Cómo Saber la Velocidad del Wi-Fi

Al momento de contratar un servicio de internet para el hogar o el trabajo, lo primero que se tiene presente es la oferta de cada operador. Los servicios y tarifas varían según lo que pueden ofrecer, y uno de los aspectos en donde los usuarios más se fijan, es en la velocidad de la conexión a internet.

Todos queremos que la velocidad de conexión sea lo suficiente óptima para navegar en la web o jugar de forma online, sin tantas interrupciones. Pero esta velocidad va a depender de muchos factores como de la tarifa de la fibra óptica que elijas, o la ubicación en donde coloques tu router. De cualquier modo, siempre está la duda acerca de cuál es nuestra velocidad de conexión real.

Comprobar y saber la velocidad de tu WiFi es algo muy simple, pero puedes complicarte si no sabes a donde acceder. Por ello, aquí voy a explicarte paso por paso la forma de medir la conexión a internet gratis, rápido y seguro. Es necesario que tengas presente también algunas consideraciones antes de iniciar.

Antes de Hacer un Test de Velocidad

Lo primero que debes intentar antes de evaluar la velocidad de conexión es hacerte una idea de la velocidad teórica que maneja tu router. Para ello, solo basta con mirar las especificaciones del dispositivo en su página oficial, para saber cuál es la velocidad máxima que puede ofrecer.

Por lo general, las operadoras entregan routers que cubren la velocidad de conexión que estás adquiriendo. Pero si adquieres el tuyo propio, debes revisar las letras ‘a/b/g/n/ac/ax‘ que aparecen junto al término WiFi; o también junto al número 802.11, que hace referencia a los protocolos de la norma IEEE 802.11.

Al mirar las letras que aparecen al final de cualquiera de los términos, podrás tener una idea de la velocidad máxima que alcanza tu router. Para que puedas hacer una comparación por tu propia cuenta, te dejo una tabla que indica el ancho de banda máximo y la velocidad en cada caso.

Estándares de WiFiBandasVelocidad Teórica Máxima
802.11a5 GHz54 Mbps
802.11b2,4 GHz11 Mbps
802.11g2,4 GHz54 Mbps
802.11n (WiFi 4)2,4 GHz y 5 Ghz600 Mbps
802.11ac (WiFi 5)5 GHz1,3 Gbps
802.11ax (WiFi 6)2,4 GHz y 5 Ghz10 Gbps

Cada letra representa un protocolo diferente, y los dispositivos pueden estar adaptados a uno en particular. Por eso es común ver nomenclaturas del estilo WiFi b/g/n/ac, lo que indica que el router es compatible con cada protocolo mencionado. En estos casos, la velocidad teórica máxima, viene dada por el estándar que sea más rápido.

Si bien, este es un buen modo de conocer la velocidad que puede alcanzar el router, hay que tener en cuenta que se trata de una cifra aproximada. La velocidad de WiFi real, puede verse afectada por factores como la cantidad de dispositivos conectados, la distancia con el router, la superposición de canales o la saturación de la banda.

Para lograr una cifra más exacta, tenemos que realizar un test de velocidad con la conexión de WiFi y luego interpretar sus resultados. Es un proceso mucho más sencillo de lo que suena.

Conceptos Claves para Entender un Test de Velocidad

La velocidad de una conexión de WiFi siempre se mide en Mbps (Mega bits por segundo) y representa la cantidad de datos en bits que puede transmitir por cada segundo. Esta unidad de medición es la misma que muestran las operadoras al ofrecer servicios de conexión a internet; y es la que en teoría nos debería arrojar en los resultados finales, cosa que no siempre ocurre.

En caso de que la descarga y el envío de datos se realice a la misma velocidad, sin interferir uno con el otro, hablamos entonces de una conexión simétrica. Una de las mayores ventajas de utilizar una conexión WiFi con fibra óptica, es que permite velocidades simétricas y reduce la latencia para una conexión mucho más estable. Ideal si estás buscando un internet rápido.

Ahora bien, las velocidades siempre deberían ser lo más altas posibles para contar con un internet rápido; pero el ping o la latencia debe ser un valor lo más pequeño posible para mantenerlo estable. Es importante conocer estos conceptos antes de realizar el test de velocidad.

  • Velocidad de bajada: Se trata de la velocidad en la que se descarga la información de una web. Este valor influye en los sitios que visitas, en los archivos que descargas y hasta en los servicios de streaming para ver películas y series.
  • Velocidad de subida: Este valor refleja el envío de datos desde un dispositivo hacia la red. Influye al momento de jugar en línea, hacer videollamadas, guardar archivos en la nube, editar documentos de forma online, y todo lo que tenga que ver con el envío de datos. No es un valor tan influyente para la navegación normal, y en conexiones que no son de fibra simétrica, tiende a tener un valor inferior al de bajada.
  • Latencia: Se trata de un valor reflejado en milisegundos, y representa el tiempo en que la conexión se tarda en recibir un paquete de datos. Mientras más baja sea la latencia, más rápida y estable vamos a sentir la conexión de WiFi.

Haciendo un Test de Velocidad de Conexión WiFi

Para medir la velocidad de conexión en una red WiFi, el navegador debe descargar una cantidad de datos desde los servidores propios del test. Luego, el propio test se encarga de enviar esos mismos datos de vuelta a sus servidores. Este proceso mide el tiempo que el equipo se tarda en descargar y enviar datos, determinando la velocidad de subida y bajada en la conexión WiFi.

En Google puedes conseguir una variedad de tests seguros y confiables, que te permitirán saber la velocidad de tu WiFi. Hay alternativas como testdevelocidad.es, TestVelocidad.eu, SpeedTest.net o Test-Velocidad.com que se consiguen gratis en la web. También puedes usar alguno de los test de velocidad oficiales, que ofrecen varias de las operadoras que puedes contratar.

Todo lo que debes hacer es visitar algunos de los tests desde el ordenador o el móvil, y luego iniciarlos para que ejecuten su proceso automático. Esto es algo gratis (aunque tienen anuncios), rápido y no requiere instalación alguna. En la página podrás ver la IP pública del dispositivo.

Una vez finalice el proceso, se mostrarán los resultados empezando por el PING o la latencia, que sería el tiempo de respuesta de la conexión. También podrás revisar la velocidad de subida (o envío de datos) y la velocidad de bajada (o recepción de datos). Ahora solo resta comparar los resultados con los del router, para confirmar si trabajas con la velocidad que has contratado.

Factores que Afectan la Velocidad del WiFi

Los datos ofrecidos por el test de conexión WiFi suelen ser bastante precisos. Sin embargo, eso no quiere decir que siempre vas a ver una velocidad de conexión igual a la que has contratado. Las razones son diversas, pero algunos de los factores que afectan esta velocidad son los siguientes:

  • Interferencias físicas y electrónicas que interrumpen la señal.
  • Mala ubicación del router. Mientras más lejos esté del dispositivo, más lenta es la señal.
  • Apps, programas o páginas abiertas en segundo plano que consumen recursos de la web.
  • Muchos dispositivos conectados a la misma red, que saturan la central.
  • Mala configuración del dispositivo u ordenador en que se realiza el test.
  • Problemas directos del operador, que afectan la adecuada prestación del servicio de internet.

Consejos para Conseguir un WiFi más Rápido

Pasado un tiempo, es normal que la velocidad de conexión decaiga. Tarde o temprano, todos nos vemos en la necesidad de saber cuál es la velocidad de conexión del WiFi, además de buscar formas de mejorarla en la medida posible. Lo correcto es alcanzar la misma velocidad por la que se está pagando; pero como ya hemos visto, ese no siempre es el caso.

Tener el internet rápido puede ser bastante cómodo y útil, de manera que es importante tener presente ciertos consejos para mantener una velocidad de conexión óptima en todo momento.

  • Lo primero que debes hacer para asegurar una buena velocidad de conexión, es optar por un WiFi de fibra óptica. Recuerda que depende mucho de la tarifa de la fibra óptica que elijas; así que si necesitas una conexión rápida, estable y segura, debes adquirir lo mejor.
  • Reiniciar el router es una de las cosas más simples que puedes intentar, pero muchas veces soluciona los problemas de velocidad de conexión en instantes.
  • Limita el número de equipos conectados para reducir el ancho de banda.
  • Reubica el router o utiliza algún repetidor de señal WiFi para lograr una conexión más estable.
  • Saca a los intrusos de tu red y elige canales de conexión que no estén saturados.
  • Vacía con regularidad la memoria caché de DNS, para evitar errores al cargar páginas webs.
  • Prueba con servidores DNS alternativos, en lugar de los que se configuran de forma predeterminada por la propia operadora.
  • Mantén tu navegador correctamente actualizado para mejorar su funcionamiento.
  • Échale un vistazo al router y al cableado para asegurarse de que funcionan bien.

El proceso para saber la velocidad de conexión del WiFi es bastante simple, sobre todo cuando se entienden las nociones básicas. Cuéntanos si te ha servido este tutorial y déjanos tus dudas en los comentarios. Con gusto te estaremos leyendo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad