Código QR Portada

Códigos QR: ¿Qué son y Cómo Crear uno?

Aunque los códigos QR fueron desarrollados en el año 1994 por la empresa Denso Wave, el crecimiento del mercado de smartphones les ha dado una mayor relevancia. Esta firma japonesa subsidiaria de Toyota, usaba dichos códigos para registrar datos del inventario y repuestos en el área de fabricación de vehículos. Su popularidad creció de forma notable, debido a la rapidez y eficiencia con la que era capaz de funcionar.

Poco tiempo luego de su desarrollo, la licencia para el uso de esta tecnología fue liberada, permitiendo a otras compañías aprovechar sus beneficios. Sin embargo, no fue sino hasta después del 2010 en que se expandió a usuarios de todo el mundo. Eso se hizo posible con la evolución de la telefonía móvil, que comenzaron a integrar las herramientas necesarias para leer e interpretar los códigos QR.

Con el paso de los años, han demostrado tener utilidades muy variadas, tanto en el comercio electrónico, como en la publicidad o la transmisión de información. Debido a los tiempos en los que vivimos, resulta muy útil saber cómo crear un código QR y aprovechar sus beneficios para automatizar procesos. Hay toda una gama de herramientas que te pueden funcionar para escanearlos y como vas a ver, sus usos son casi ilimitados.

¿Qué es un Código QR y Cuál es su Estructura?

Las siglas utilizadas para identificar a esta clase de códigos hace referencia a Quick Response, o también Respuesta rápida. Son la evolución digital del clásico código de barras que utilizamos cuando hacemos compras, con una notable diferencia visual. Su estructura se compone de una matriz bidimensional en un módulo con 2 colores: Blanco y Negro.

Cada código se caracteriza por tener 3 cuadros en las esquinas, los cuales están dispuestos para que el lector lo interprete de forma correcta. Se compone de gráficos formados por una sucesión de líneas y puntos dentro de un recuadro de 177 x 177, conteniendo elementos de información y texto de media página en formato DIN A4. Para interpretarlos, se deben escanear con la cámara a través de un software específico.

Si bien, la información que podemos compartir es variada, debemos conocer el límite de tamaño que admite cada código QR. Para almacenar los datos, aprovecha 4 formatos de codificación con cierta capacidad:

  • 7089 Dígitos numéricos.
  • 4296 caracteres alfanuméricos.
  • 2953 Bytes binarios.
  • 1817 caracteres Kanji/Kana.

Hoy en día podemos encontrar 2 tipos de códigos QR. Por un lado tenemos los estáticos, que se mantienen fijos con la misma información, inalterable una vez que han sido creados. Por otra parte, también existen los dinámicos, que se actualizan con regularidad, sin tener que cambiar el código. Debido a la conveniencia y facilidad de uso, los más comunes son los estáticos, que incluso se pueden compartir en formato físico.

Ventajas

  • Han supuesto un cambio en la forma en que transmitimos información de manera instantánea.
  • Es sencillo crear y modificar un código QR, cualquiera puede hacerlo con las herramientas adecuadas.
  • Gran parte de los móviles actuales pueden leer códigos QR de forma nativa, sin apps de terceros.
  • Ofrece resultados inmediatos, sin depender de conexiones bien sea a internet o a Bluetooth.
  • Se puede compartir en formato físico impreso, o a través de un sitio en internet.

Desventajas

  • Algunos usuarios pueden caer en la sobreexposición del recurso, lo que se vuelve contraproducente.
  • Necesita ser ubicado en un lugar fijo, donde el cliente pueda escanearlo sin dificultad.
  • Si se exhibe en formato físico, se puede deteriorar más fácilmente.
  • En internet hay códigos QR de usuarios malintencionados que llevan a fraude y robo de datos.

Usos que le puedes Dar a un Código QR

Tal como hemos venido mencionando, los códigos QR son un modo rápido para almacenar y transmitir información. A lo largo de los años se ha hecho populares, sin embargo en los tiempos que vivimos en los que el distanciamiento social es indispensable, han cobrado aún más relevancia. ¿Alguna vez has abierto WhatsApp Web en tu navegador? Ese es el ejemplo más sencillo para lograr ejemplificar su uso.

uso de un código QR

Con los códigos QR podemos almacenar información como URL de páginas webs, textos, vídeos, número de teléfono, información de contacto o incluso claves de WiFi y más. Las empresas se benefician al compartir su catálogo de productos o pasar los pagos y facturas, mediante este tipo de tecnología.

En Asia son bastante habituales los códigos QR desde hace años, incluso antes del distanciamiento; y han demostrado que este puede ser el impulso necesario para terminar de adoptarlos de forma masiva a nivel mundial. Tú también puedes usarlo si quieres compartir tus redes sociales, ubicación en Google Maps, un curriculum vitae, muestras de trabajos realizados, un archivo PDF o cualquier cosa que impulse tu negocio.

Así puedes Escanear o Crear tu Código QR

A pesar de que aún hay muchos usuarios que no le sacan provecho, los fabricantes de móviles conocen el potencial que traen los códigos QR a nivel mundial. Debido a ello, tanto móviles Android como iPhones vienen implementando desde hace tiempo, un lector de código QR integrado de forma nativa a través de su cámara. Quizás ignoras este dato, y has terminado descargando un lector a través de la Play Store.

Qrty inicio

En caso de que tengas un móvil con la versión más reciente de Android o con iOS 11 para los iPhones, solo necesitas acceder a la app de la cámara y apuntar al código QR. Algunos dispositivos Android esconden esta función entre ajustes de la cámara, con el símbolo de Google Lens o uno relacionado con códigos QR.

Por otra parte, es posible que quieras crear un QR para poder transmitir información con facilidad, especialmente si manejas tu propia marca. Por fortuna, puedes hacerlo en pocos segundos a través de las herramientas más adecuadas. Una que está ganando notoriedad es la de Qrty, una app para crear QR de forma gratuita en cuestión de minutos, con apenas 3 pasos:

Qrty paso uno
  1. Entra en la web de Qrty y selecciona la pestaña de «Crear un Código QR«. Desde aquí debes elegir el tipo de información que quieres almacenar. Para nuestro ejemplo, hemos creado un código que dirige a uno de los vídeos subidos a nuestro canal de YouTube.
Qrty paso dos
  1. El segundo paso es editar todo el contenido que se visualiza a través del código QR. Para nuestro ejemplo, colocamos un vídeo, título, descripción y un botón al canal directo de YouTube. Esta herramienta cuentas con todo tipo de funciones de personalización.
Qrty paso tres
  1. Ya para el último paso, podemos modificar el diseño general del código QR. Tanto el marco como el estilo, además de los colores que va a emplear. Lo más recomendable es mantener el aspecto de Blanco y negro, para que pueda ser escaneado con facilidad.

Todos los códigos serán almacenados en tu cuenta de Qrty, la cual puedes crear con anterioridad o después de finalizar el tercer paso. Podrás administrarlos y modificarlos cuando gustes, además que tienes la opción de visualizar la cantidad de escaneos que has recibido.

Newesc código QR

Sin embargo, Qrty ofrece apenas 13 días de prueba gratuita con todas las funciones liberadas para aprender a usarlas. En caso de que quieras conservar códigos QR durante más tiempo, tendrás que pagar alguno de los planes que ven entre los 19,95 euros mensuales, hasta los 99,95 euros al año. Una herramienta a la que podrás comenzar a sacarle mucho provecho a partir de hoy.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad