El nuevo reporte de Bloomberg del día de hoy devela que Apple estaría trabajando en la fabricación de iPhones con pantallas curvas y con tecnología de gestos sin mandos táctiles, esto con intenciones de lanzamiento para los próximos dos años aproximadamente.

De acuerdo con el reporte, la compañía de Cupertino está preparando un dispositivo que funcione apenas con gestos sin necesidad de tacto en la pantalla, de manera que este pueda activar funciones con solo pasar el dedo por encima de la pantalla del equipo, lo cual sería una ambición mayor a la que Samsung ha experimentado con la tecnología de Air Gestures del Galaxy S4.

Por otro lado, como se había anunciado en las últimas filtraciones, la empresa también podría estar invirtiendo en la fabricación de un iPhone con pantalla curva, pues parece estar proponiendo una opción más poderosa que la que ya ha ofrecido tanto Samsung con la serie S como LG con el G Flex, ya que Apple pretende que sus dispositivos puedan curvarse en su totalidad y no apenas parcialmente.

Después del éxito del reconocimiento facial, en el que ya no necesitamos de la huella para desbloquear el móvil, esta tecnología ha estado en la mira de muchas marcas, mientras que los móviles curvos han pasado desapercibido, ya que tanto los dispositivos lanzados por Samsung como los de LG con estas características no han tenido el éxito suficiente en el mercado.

Por lo tanto, se cree que Apple podría estar detrás de una estrategia para complementar estas dos tecnologías en sus futuros lanzamientos.