Siempre vigilante en cuestiones de seguridad y desarrollo de Android, XDA corrió la voz en cuanto a tres tipos de malware de Android que andan por las redes sin control. Estas vulnerabilidades fueron identificados por los investigadores de seguridad Doctor Web y Check Point.

Dos de ellos fueron a parar a varias aplicaciones de la Play Store, a pesar de los esfuerzos de Google para mantener su casa segura. Aquí te explicamos un poco sobre cada uno de los distintos virus que se identificaron.

HummingWhale

Este malware envía mensajes de spam con anuncios diversos a tu smartphone y genera ingresos publicitarios para el que creó el virus. Es un malware que infectó a más de 20 aplicaciones de Android, que contaban con millones de instalaciones, antes de que Google las eliminara al recibir la notificación de los investigadores.

También hace fraudulentas las puntuaciones de Play Store para aumentar la reputación de otras aplicaciones maliciosas que lo contienen.

Skyfin Trojan

Éste es capaz de robar tu información (IMEI, modelo de dispositivo, ubicación, idioma) y hacer instalaciones de aplicaciones sin supervisión, compras y calificaciones.

Por lo general, se encuentra en archivos .APK descargados fuera de la Play Store, por lo que si te estás descargando aplicaciones piratas, sabes que te estás enfrentando a un gran riesgo o le estás dando trabajo extra a tu antivirus.

Afortunadamente, no puede llegar a los dispositivos que ejecutan Android Marshmallow o posterior. Como dirían los marcianos de Toy Story: “Nos has salvado, estamos agradecidos”.

Charger

Se encontró dentro de una aplicación de la Play Store llamada Energy Rescue que se presentaba como un optimizador de batería. Después de instalar esta aplicación, el virus comienza a recopilar tu información personal y solicita privilegios de administrador. Si se llegan a conceder, el malware bloquea el dispositivo y muestra un mensaje amenazante destinado a atraer a los usuarios a creer que sus datos personales se están vendiendo en el mercado negro.

Google ya ha eliminado la aplicación infectada de la Play Store, por lo que por ahora no hay nada que temer.


La moraleja es no bajarse aplicaciones extrañas de ningún sitio, ni siquiera de la Play Store. Y si tienes alguna necesidad, busca primero en Internet algunas reviews o recomendaciones de blogs conocidos o páginas oficiales de Android.