Samsung Galaxy S7 diseño

Análisis al Samsung Galaxy S7: Diseño, especificaciones y precio

Hoy os venimos a presentar el Samsung S7, uno de los modelos de la firma coreana que más ha dado de que hablar en estos años. Este terminal en concreto tiene ya varios teléfonos por encima dentro de su marca dado que éste ha salido hace cierto tiempo, pero no deja de ser uno de los smartphones que podemos adquirir a día de hoy. Dado que no es nuevo, su precio ha bajado, pero la calidad que ofrece sigue vigente en la actualidad.

A continuación, te daremos a conocer algunos datos, tanto positivos como negativos, sobre el Samsung S7. Una vez hayas leído todo este análisis sobre el terminal, el único juez serás tú, aunque visto lo visto, es muy probable que te parezca una compra muy acertada y se acerque mucho a un posible candidato próximamente.

Nota: aún no hemos tenido la oportunidad de experimentar el Samsung Galaxy S7. Es por esa razón que en este análisis apenas te mostramos sus caracteristicas y lo comparamos con otros terminales que se encuentran en el mercado. Además de eso también tendremos en cuenta diferentes reviews de calidad para que lo puedas analizar tu mismo.

Diseño actual y elegante

En la parte visual, a simple vista parece que Samsung ha mantenido la línea de producción y detalles básicos que tienen la mayoría de los terminales de este fabricante sin importar la gama, ya sabemos que las similitudes exteriores entre las gamas de la marca coreana son mínimas, pero como popularmente se dice: lo importante está en el interior.

Samsung Galaxy S7 diseño y botones

El tamaño depende de gustos, a algunos le parece un compacto perfecto y cómodo para la mano, mientras que para otros es demasiado grande, aunque hay que aclarar que las dimensiones son bastante estándar por lo que a la mayoría de persona les parecerá suficiente.

Este terminal se puede clasificar como gama alta por muchos factores, pero está claro que por la fabricación también es una de estas características. El acabado es en cristal y aluminio dependiendo de la parte a la que nos refiramos, con bordes curvos y demás rasgos habituales en un producto Samsung de alta gama.

En cuanto a la situación de botones, es muy similar a la parte visual del smartphone en el sentido de que la parte exterior es la menor variante entre productos de este fabricante. Como siempre encontramos el botón home o inicio debajo de la pantalla, bajar o subir sonido al lado izquierdo y bloquear al derecho. El lector de huellas está incluido en el botón Home frontal.

Pantalla

Dentro de las dimensiones y el tamaño que tiene la pantalla encontramos algo muy habitual, 5,1 pulgadas lo cual es lo suficientemente grande para poder ver todos los detalles sin problema, pero a la misma vez no es demasiado larga por lo cual es cómoda al tacto.

La verdad es que en la resolución encontramos algo que no nos esperábamos, una sorpresa de manera positiva, contamos con Quad HD de 2560 x 1440 píxeles. Esta resolución se traduce a la increíble cifra de 577 píxeles por pulgada.

Esta pantalla, al igual que muchos terminales de otras marcas en las gamas altas como el Motorola Z Play, la tecnología usada es Super AMOLED, la cual nos permitirá ver todos los colores de una forma viva, pero también haciendo el menor daño posible a nuestros ojos.

Para que nos hagamos una idea, la protección que lleva este terminal es Corning Gorilla Glass 4, la cual es llamada por algunos como “el milagro” ya que si se te cae el teléfono la pantalla saldrá de manera intacta y sin ni un solo rasguño, así que sí, tu Samsung S7 estará seguro, pero siempre puedes complementarlo con una funda.

En cuanto a contraste, en este modelo específicamente encontramos una de las mejores pantallas en este aspecto. Gracias a su tecnología anteriormente mencionada, Super AMOLED, podremos ver tantos colores como queramos ya que este sistema es el que más tonalidades diferentes nos proporciona.

Performance de tope de gama

Está claro que este apartado es el más importante no solo en un smartphone, sino también en cualquier producto de la electrónica ya que por muy completo que sea en otros aspectos, éste es el que más tenemos que tener en cuenta.

En relación al procesador, este puede variar. En el primer modelo tenemos un procesador de la marca, el Exynos 8890 Octa-core (4×2.3 GHz Mongoose & 4×1.6 GHz Cortex-A53). Sin embargo, también existe otro modelo con un procesador de Qualcomm, mas precisamente el Snapdragon 820.

En la memoria RAM, otra característica imprescindible, teniendo en cuenta que es un producto del año pasado puede que sus 4 GB de RAM nos parezcan poco ya que hemos visto algún que otro Xiaomi, como el Xiaomi Mi 6, llevando 6 GB de RAM en su interior, pero tranquilo, con lo visto del hardware y lo que queda por ver, esto no supondrá ningún tipo de problema en el rendimiento.

En el benchmark podemos decir que cumple las expectativas del terminal, pero deja algo que desear frente a los smartphones de categorías superiores, destroza literalmente al iPhone 6s en rendimiento, pero hay muchos que lo sobrepasan, un claro ejemplo de ello es el OnePlus 3T o el Google Pixel.

Los altavoces en este terminal se encuentran en la parte inferior, es decir, junto a la entrada para auriculares y el cable microSD o cargador. Esto se puede ver como algo positivo debido a la ubicación de éste, pero hay que recalcar que la calidad de sonido es algo mejorable y puede que si somos exigentes con el sonido este no sea nuestro teléfono ideal.

Al igual que casi todos los Samsung, la autonomía y la batería son unos de sus factores más favorables y en este caso no iba a ser menos. Encontramos 3.000 mAh, pueden no parecer demasiado, pero la manera en la que el terminal la administra hace que se aproveche al máximo. Disponemos de carga rápida e inalámbrica en este smartphone.

Cámara

En la cámara frontal encontramos tan solo 12 MP, pero gracias a una apertura f/1.7, tecnología Dual Pixel Sensor, OIS y dual-LED, se verán mejor aprovechados y disfrutaremos de una imagen con mucho mayor calidad.

En la cámara frontal, la cual suele tener menor resolución que la trasera, cuenta con tan solo 5 MP, así que podemos decir que en este aspecto el Samsung S7 es algo mediocre.

Sistema operativo

Dado que es un terminal del año pasado, este modelo viene con Android 6.0.1 Marshmallow pero se puede actualizar a Android 7.0 Nougat. Aun no sé sabe si se actualizará a Android 8.0 Oreo, pero se piensa que si. Cuenta también con Samsung TouchWiz, un software que está muy bien optimizado y que no da problema en casi ningún terminal, pero en este caso irá incluso mejor debido al potente hardware que el S7 nos ofrece.

Su firmware ha mejorado muchísimo en relación a las versiones anteriores, pero continua siendo menos fluido que móviles con Android Stock. De todas maneras, lo bueno de este terminal es que tiene una gran comunidad de desarrolladores que ha mejorado su ROM, y si te gusta este mundillo, disfrutarás un montón con el S7.

¿Vale la pena?

Aunque se trate de un terminal de 2016, lo cierto es que continua siendo imparable en muchos sentidos. Su rendimiento está a la par de otros topes de gama actuales, su cámara continua siendo una de las mejores, tanto para fotografía como para vídeo, y su diseño tampoco está mal, especialmente el del S7 Edge.

Ahora mismo, para alguien que no quiere gastar 1000€ en un tope de gama, elegir uno del año pasado es una excelente opción, especialmente si hablamos del S7.

Diseño88
Pantalla92
Rendimiento85
Autonomía 82
Cámaras90
Ecosistema82
Calidad/Precio93
Lo bueno
Pantalla
Cámara
Rendimiento
Precio
Lo malo
TouchWiz
Altavoces
87
Elegante y potente
Aunque se trate de un terminal de 2016, lo cierto es que continua siendo imparable en muchos sentidos. Su rendimiento está a la par de otros topes de gama actuales, su cámara continua siendo una de las mejores, tanto para fotografía como para vídeo, y su diseño tampoco está mal, especialmente el del S7 Edge.