Si eres un PC Gamer ya habrás escuchado hablar de FreeSync, V-Sync o G-Sync. En fin, tecnologías que mejoran la visualización de imágenes en los juegos, adaptando y sincronizando el número de FPS con el monitor, de forma a que puedas ver un juego de la mejor forma posible.

FreeSync es la que existe en las gráficas de AMD y suele estar en monitores más económicos que los que incorporan G-Sync de NVIDIA. Si

La sincronización vertical

Esta sincronización es la que tenemos disponible cuando jugamos videojuegos en nuestros ordenadores, es la que nos permite limitar los FPS de acuerdo con la tasa de refresco de nuestro monitor. Lo que quiere decir si contamos con un monitor de 120hz, esta sincronización nos limitara los FPS a 120.

La sincronización vertical ayuda a solucionar los problemas de Tearing, lo que suele suceder cuando en pleno juego de repente nuestra pantalla se vuelve fragmentada. Esto sucede porque el videojuego va a más de 120 FPS en un monitor de 120Hz, y el monitor no lo soporta.

Sin embargo, este sistema de sincronización tiene un efecto secundario: opaca la calidad de los videojuegos. Por ejemplo, si tu ordenador ejecuta el juego en menos FPS que la cantidad de Hz del monitor, tendrás problemas que empeorarán tu experiencia.

¿Qué es FreeSync?

Gracias a la exigencia de los gammer que quieren una mejor sensación de juego, las empresas AMD y NVIDIA crearon un sistema mejorado que supera en gran manera a la sincronización vertical. Esta nueva tecnología es llamada sincronización adaptativa, la cual permite que nuestro monitor se ajuste a los FPS en que va el videojuego.

Por ejemplo, si estás jugando un juego a 75 FPS, nuestro monitor ajusta se ajustará a esos valores. Pero lo más importante de todo esto es que, si hay variaciones de FPS, el monitor se ajustará a ellas, evitando así que notes cualquier cambio en la fluidez del juego.

La tecnología de AMD de sincronización adaptativa surgió en el año 2015, y es llamada FreeSync. FreeSync soluciona los problemas de comunicación con nuestro monitor, evitando de esta manera las imperfecciones de visualización del videojuego, como lo es la fragmentación de pantalla. Esta tecnología permite tener una mejor sensación de juego, sin los sobresaltos de pantallas que causan malestar en el usuario.

FreeSync cuenta con un rango bastante amplio, abarca de 9 a 240 FPS / Hz, aunque cabe mencionar que dudamos que alguien pueda jugar con 9 Hz, ya que lo mínimo recomendado es 30 Hz.

AMD desarrollo esta tecnología con el propósito de brindarles a sus usuarios la mejor sensación de juego posible, donde el juego sea fluido y se eviten las pantallas rasgadas, y con esto motiva a  la captación de nuevos clientes  que buscan juegos de calidad. También podemos decir que  FreeSync es la respuesta por parte de AMD para competir con Nvidia y su tecnología G-Sync, a la cual creemos que ha superado con creces, pero eso lo explicaremos más adelante.


Ventajas y Desventajas de FreeSync

Como era de esperar, desde que se lanzó al mercado el AMD FreeSync se han desarrollado mejores tecnologías. Siempre en vista de mejora la calidad de visualización para los usuarios, se creó la definición de imagen 4K y HDR. Así como AMD fue creciendo con su producto, sus competidores también, mejoraron a tal punto sus tecnologías que AMD se vio forzado a acelerar la nueva generación FreeSync.

En el año 2017, tan solo 2 años después del lanzamiento de FreeSync, la marca dio a conocer la segunda generación de su producto, el “FreeSync 2”.

Ventajas de FreeSync 2

Antes de invertir en algo de tecnología o en cualquier otro producto, debemos siempre evaluar si es lo que realmente deseamos y si cumple con nuestras expectativas. Por eso nosotros siempre recomendamos realizar análisis de los Pro (ventajas) y los contra (desventajas) del producto. Esto nos asegura que tomaremos la mejor elección.

Es por esto que a continuación hablaremos tanto de los aspectos positivos como de los negativos de FreeSync 2, para que tú mismo seas el que juzgue como esta tecnología se adapta a tus necesidades en comparación con otras.

1. Erradica la Fragmentación de Pantalla

Al igual que su predecesor, permite la sincronización adaptativa para que no se den los cortes de pantallas. ¿Cómo logra esto? Permite que el monitor de comunique continuamente con la tarjeta gráfica de nuestro ordenador. Durante este proceso ambos elementos se ponen de acuerdo y trabajan bajo una frecuencia de refrescamiento que se adapta a la exigencia del videojuego.

2. Módulo de Compensación

En la primera generación de FreeSync los monitores cuando pasaban a una tasa de resfriamiento por debajo de los 30 FPS producían un corte de pantalla. Con FreeSync 2 se mejoró el módulo de compensación, evitando que ocurran cortes de pantalla cuanto estemos jugando a 30 FPS o por debajo.

3. Compatibilidad con monitores

Esta tecnología continua funcionando bajo un estándar DisplayPort Adaptive-Sync abierto, lo que le permite ser acogida por una gran cantidad de marcas que quieren brindarle a sus usuarios calidad y buen precio. Se espera que dentro de poco distintas marcas debuten sus nuevos monitores con FreeSync 2, como sucedió con la primera generación.

4. Compatibilidad con Consola

Esta tecnología estaba limitada a los ordenadores, pero eso fue hasta la llegada del FreeSync 2 y de la nueva consola de Microsoft, la Xbox One X.

5. Alianza de AMD con desarrolladores

AMD ya ha dicho en varias ocasiones que esta trabajando con algunos estudios fomentando su nueva tecnología. Esto les permitirá tener en cuenta los monitores con FreeSync 2 y poder así crear juegos 100% compatibles con esta tecnología.

6. Mejor calidad de imagen

En esta generación hay definitivamente una mejor y marcada calidad de imagen. FreeSync 2 nos brinda una sensación de mayor profundidad con lo que respecta al color y a su vez ofrece un mejor contraste, es cual es proporcionado por HDR. HDR es más una tecnología de calidad de imagen de televisión, más que para videojuegos, pero la conjugación de HDR con FreeSync 2 ha mejorado mucho la calidad de imagen de esta generación.

7. Compatible con placas gráficas antiguas

Si tenemos la tecnología FreeSync en la actualidad, y queremos pasar a su segunda generación, podemos hacerlo sin ningún problema. AMD desarrollo a FreeSync 2 de tal manera que fuera compatible con las mismas tarjetas de vídeo con las que era compatible su primera generación.

 

Desventajas de FreeSync 2

1. Monitores de Gama Alta

Si bien nos podemos ahorrar unos euros en una nueva tarjeta de vídeo, estos los tendremos que usar para comprar un nuevo monitor. Hasta ahora FreeSync 2 son compatibles solo con monitores de alta gama, como los CHG70 & CHG90, que cuestan más de 600€.

2. Alto costo

Para poder disfrutar de los beneficios que nos ofrece FreeSync 2 también es necesario ejecutar los juegos de una forma fluida, y para eso es necesario tener lo mejor de lo mejor. Claramente depende del juego, pero si quieres jugar los últimos AAA, deberás tener una buena gráfica y un procesador decente – como mínimo.

 


Funcionamiento de FreeSync 2 con soporte HDR

Primero que nada le daremos un repaso al HDR (High Dynamic Range), también conocido como Alto Rango Dinámico. Esta tecnología se puede resumir como el soporte que permite una mayor escala de tonos de color, por lo que mientras mayor sea la escala que se puede denotar en la imagen, más alto será el alto rango dinámico (contraste), y esto nos permite una imagen sin igual.

Esta tecnología ya tiene algún tiempo en el mercado, sobre todo para el campo de la fotografía. Sin embargo, las consolas de última generación ya son compatibles, y ahora le toca también a los PC.

FreeSync 2 como funciona

La tecnología actual funciona de la siguiente manera:

  1. El monitor gráfico pide renderización a la tarjeta gráfica.
  2. La tarjeta gráfica renderiza lo solicitado con HDR y lo coloca en el buffer de salida. El buffer de salida debe ser leído por el monitor.
  3. El monitor lee el buffer de salida y vuelve a renderizar la imagen con HDR provocando un aumento en input lag, lo que provoca latencia.

Pero con FreeSync 2 funcionaria así:

  1. El motor gráfico pide renderización a la tarjeta gráfica.
  2. La tarjeta gráfica renderiza en HDR y envía al buffer de salida.
  3. El buffer de salida FreeSync 2 envía directamente al monitor.
  4. El monitor muestra lo que le fue enviado.

Con esto se evita la doble renderización y se reduce considerablemente el input lag, permitiendo que en nuestros videojuegos podamos tener HDR más rápidamente, sin que se vea afectado el rendimiento de nuestra tarjeta de gráfica.

 


FreeSync 2 vs G-Sync HDR

Para poder comparar estos dos sistemas consideramos razonable hacer un repaso sobre el sistema de NVIDIA, el G-Sync, ya que en este post hemos abarcado solo FreeSync 2.

NVIDIA siempre ha tenido un paso en adelante en relación a estas tecnologías, ya que fueron los pioneros con su tecnología G-Sync. Esta es una tecnología fue diseñada para que los amantes de los videosjuegos no se frustraran con latencias y con pantallas fragmentadas en el desarrollo del juego, y solo dos años más tarde que AMD lanzó FreeSync.

El funcionamiento de G-Sync es muy similar al ya explicado de FreeSync. Con G-Sync se evita la fragmentación de la pantalla, ya que mantiene una comunicación constante entre la tarjeta gráfica y el monitor. Pero uno de los aspectos donde las marcas se diferencian es que la tecnología AMD trabaja bajo un puerto abierto y NVIDIA trabaja con módulos de su marca en los monitores.

NVIDIA también anuncio al inicio de este año la segunda generación de su G-Sync, la cual también tendrá soporte HDR.

Para ser sinceros, NVIDIA siempre ha estado por delante de AMD con lo que respecta a ciertos beneficios, los cuales parecen continuar en esta generación G-Sync. Estos beneficios son el rango de operación, donde el umbral mínimo es de 30 Hz en lo que respecta a la mayoría de los modelos, y el máximo es igual a la velocidad de actualización máxima del monitor. Este detalle lo piensa revertir AMD con su tasa de compensación baja.

Lo que hace que una tecnología tenga mayor aceptación por la comunidad es su compatibilidad con otros sistemas, en este caso, hablamos de la gama de monitores que respaldan dicha tecnología. Ambos sistemas requieren monitores que superan los 600€, pero los G-Sync son todavía más caros.

TE RECOMENDAMOS
Los Mejores Monitores Baratos para PC [Gaming, Diseño, Multitarea, Programación]

Tanto el FreeSync 2 de AMD y el G-Sync HDR de NVIDIA darán muchos beneficios para sus usuarios. Estos dos gigantes mantendrán una guerra para abarcar la mayor parte del mercado, y nosotros como usuarios seremos los ganadores de esta batalla, ya que podremos disfrutar de mayor innovación y calidad en nuestra imagen. Pero por los momentos esta tecnología tiene un costo bastante elevado, que no se adapta al bolsillo de todos.

Es muy difícil establecer un ganador entre FreeSync 2 y G-Sync HDR, ya que ambos ofrecen características muy similares entre ellos y nos ofrecen una gran experiencia de un juego, con una calidad de imagen sin igual.


 

Aun existen muchas incógnitas sobre FreeSync 2, pero esperamos que con el lanzamiento de más monitores disponibles seamos capaces de conocerlo más a fondo.

[ARTÍCULO EN ACTUALIZACIÓN]

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…
No Hay Más Artículos