Probablemente hemos escuchado acerca de los dispositivos que sirven de altavoces inteligentes y que podemos ocuparlos en nuestros hogares. El Amazon Echo, Google Home o Apple HomePod son ejemplos de estos aparatos, que al estar conectados a Internet y con un micrófono escuchando todo lo que ocurre dentro de tu hogar, es buena idea que comiences a contemplar los riesgos que implica comprar uno de estos dispositivos.

En Gizmodo hacen una retrospectiva acerca de la seguridad que hay en estos aparatos, debido a que estos podrían ser la futura forma de espiar a las familias mediante la grabación de las conversaciones privadas, aunque nosotros no tengamos activado el altavoz o lo hayamos “despertado”, estos pueden que se encuentren activos sin notarlo.

Amazon Echo Portada

La seguridad de estos dispositivos puede llegar a ser vulnerada

Puede ser que estos aparatos no tengan estos fines, pero siempre estarán vulnerables a ataques que puedan servir de un espía dentro de la casa. Y es que a pesar de su utilidad –como saber el clima, cambiar la música o encender las luces – los riesgos que trae el adquirir uno de ellos debe ser considerado antes de comprarlo.

A principios de año sabemos que Amazon entrego información acerca de uno de sus dispositivos Echo al FBI, debido a que podía ser prueba en una investigación de homicidio. Y no sabemos si alguna de las otras empresas como Google o Apple podrían otorgar nuestra información personal ante una situación así, peor aún es no saber con qué fines es que tienen almacenadas estas conversaciones. Quizá sea paranoia o nos encontremos mal al suponer algo de este tipo, pero nunca está de más el contemplar los riesgos que conlleva el Internet y un micrófono en casa.

Fuente | Gizmodo

No Hay Más Artículos