Reunión emprender empresas

7 claves para emprender con éxito

Emprender es una decisión que puede determinar el destino laboral de una persona, su éxito o fracaso. Es importante, por tanto, estudiar todas las cuestiones relacionadas con la idea de negocio y siempre aprender de los expertos, tanto en el plano teórico como a los profesionales que han conseguido triunfar con casos prácticos

Para triunfar en la vida dicen que basta con tener una buena idea. Pero si esta no llega, analizar una necesidad que el mercado necesita cubrir es la mejor fórmula de asegurarse el éxito. Estudiar a partir de esa demanda que producto o servicio lo cubre y como es más vendible es la base. Ofrecer lo que los consumidores están esperando es, en definitiva, el camino más directo hacia la construcción de una empresa estable.

Un ejemplo de éxito

Mar Alarcón, fundadora de Socialcar (plataforma dedicada al alquiler de vehículos particulares en España), está considerada una de las emprendedoras más prestigiosas e influyentes de Europa en el entorno de los startups. Alarcón se ha convertido en todo un referente del emprendimiento social y la economía colaborativa.

Socialcar nace en 2011, tratándose de la primera empresa nacional creada en base a la economía colaborativa que ha demostrado que lo social también puede ser un negocio rentable y escalable.

Esta empresa crece, nada más y nada menos, que en torno al 130 % cada año, teniendo unos 250.000 usuarios habituales y presencia en 600 poblaciones españolas. La compañía cuenta con 12 empleados y terminó el ejercicio de pasado año, 2018, con una facturación de tres millones de euros.

Consejos para emprender con éxito

Este es solo un ejemplo de una emprendedora española que ha sabido sacar provecho a una buena idea, sin renunciar a sus valores, pues es una defensora de la economía colaborativa y el emprendimiento social. A continuación, se van ver algunas recomendaciones para poder emprender rentablemente, el sueño de cualquiera que decide intentar llevar su proyecto a buen puerto.

1. Dominar la parte del mercado correspondiente

No se puede emprender en un sector que se desconoce. Ya sea que se tenga experiencia previa o que se haya decidido buscar una oportunidad en un área determinada, lo primero debe ser conocer a fondo el mercado. Analizar la oferta existente y detectar una ventaja competitiva, ofrecer algo que haga a los consumidores elegir esta empresa emergente frente a una competencia asentada.  

2. Contar con un plan de negocios

En un plan de negocio se incluyen los objetivos de la empresa, a corto, medio y largo plazo. Así mismo, se recoge la estructura de la organización, el presupuesto y las estrategias para conseguir el éxito comercial.

En este sentido, es esencial medir los resultados de cada estrategia, con ayuda de kpi, key performance indicator, o indicador clave de rendimiento. Gracias a los KPIs, el emprendedor sabe si se están alcanzando los objetivos marcados en el plan de negocios o, si, por el contrario, debe cambiar las acciones que se están llevando a cabo, por ser erróneas o insuficientes.

3. Definir el cliente

El cliente es el objetivo, llegar a él la meta. Por tanto, se debe estudiar su comportamiento y los patrones de consumo dentro del nicho de mercado al que pertenece el negocio.

Para concretar e identificar a los consumidores potenciales, se consideran elementos clave como la edad, el género, el nivel socioeconómico, el estilo de vida… El primer paso es determinar a qué nicho concreto se va a dirigir la empresa y, posteriormente, definir el segmento de la población que podría estar interesado en el producto o servicio que ofrece la compañía.

4. Analiza a la competencia

No se puede subestimar a todos aquellos que ya han conseguido asentarse en el mercado. Una de las obligaciones de todo emprendedor es estudiar lo que hacen los demás actores del sector que se quiere conquistar. Se deben analizar sus características y estudiar si realmente satisfacen al cliente, buscando una oportunidad de mejora. Saber que han hecho bien para copiarlo y saber que han hecho mal para evitarlo.

5. Invierte en tecnología

La tecnología está implantada en la sociedad y es necesario hacer un buen uso de ella. Lo mínimo es un ordenador o portátil para empezar. Estas herramientas permiten hacer un buen uso de las redes sociales, tan importantes en las estrategias de marketing actuales, y crear un negocio virtual, una página de empresa o tienda online, sin importar si se tiene presencia física o no. A día de hoy, tener instalaciones a pie de calle es prescindible, mientras que tener presencia en internet es obligatorio.

Las aplicaciones para móviles es también un método práctico que proporciona un retorno de la inversión rápido y altamente productivo, en el enlace que se acaba de sugerir se localizan una serie de Apps de gran utilidad para los profesionales del marketing.

6. Asesoría y capacitación

Cuanta más preparación tenga el emprendedor, más posibilidades de éxito, pero hay que recordar que no se está solo. Existen organizaciones que ayudan y apoyan los proyectos interesantes, incluso con temas como la financiación. Hay que tomar el emprendimiento con humildad y dejarse asesorar en los temas que se desconocen.

7. Rodéate de un buen equipo productivo

Una empresa se gana un lugar en el mercado gracias a sus trabajadores. La misión del emprendedor debe ser integrar un grupo plural de alta capacitación, donde cada miembro aporte su talento en beneficio de la empresa para ganar en productividad. Es importante escuchar las ideas que aporte el equipo de trabajo, que sientan que son tenidos en cuenta y que tienen posibilidades de crecimiento y promoción dentro de la compañía.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad