Hoy te traemos una review de un dispositivo que, si bien lleva ya algún tiempo en el mercado, no habíamos tenido la oportunidad de probar, y sin duda se merece un hueco en NewEsc. Se trata de la tablet LG G Pad 10.1

La G Pad 10.1 es una tablet compacta, a pesar de ser tener una pantalla de 10.1 pulgadas. Puede que esta pantalla no tenga la mejor resolución del mercado, o que la tablet no cuente con el mejor procesador o especificaciones técnicas. Y, sin embargo, es un dispositivo que estarás deseando poder usar a cada momento, porque tiene algo en lo que otros fabricantes fallan: una experiencia de usuario simplemente deliciosa. Vamos a analizar sus principales características para que la conozcas un poco mejor.

Hardware de la LG G Pad 10.1

La tablet que tenemos entre manos , como decimos, tiene unas características que no son de las más actuales (hay que tener en cuenta que es un modelo que lleva ya un tiempo en el mercado). Este es el resumen de sus especificaciones principales:

  • Pantalla de 10.1″ con resolución 1280×800 píxeles.
  • Procesador Qualcomm Snapdragon 400 a 1.2 GHz.
  • 1 GB de memoria RAM, y 16 GB de memoria interna, ampliable mediante tarjetas microSD de hasta 32 GB.
  • Cámara frontal de 1.3 megapíxeles y trasera de 5 megapíxeles.
  • Batería de 8.000 mAh
  • Wi-Fi, Bluetooth 4.0, GPS, infrarrojos.

Con estas características, no tiene problemas para comportarse a la perfección con un uso normal y, a menos que vayas a jugar a juegos muy exigentes con esta tablet, tendrás más que suficiente. Un punto interesante es el puerto infrarrojos, que te permitirá usarla como mando a distancia de tus aparatos domésticos (muy útil, ya que quien más y quien menos deja la tablet cerca del sofá y la consulta mientras ve la televisión de fondo).

Su pantalla, aunque tiene una densidad de ppi algo baja para lo que estamos acostumbrados (149 ppi), lo cierto es que es muy luminosa, y se ve realmente nítida, por lo que si no eres muy exigente con la densidad de puntos, ya te adelantamos que te va a encantar. La saturación de los colores es muy buena, los tonos fríos se ven fríos y los cálidos se ven cálidos, el ángulo de visión muy amplio… En resumen, una pantalla que cumple a la perfección su cometido.

Las cámaras, aunque tienen una resolución algo limitada para lo que estamos acostumbrados a ver hoy en día, lo cierto es que ofrecen muy buenos resultados. A favor destacar que la cámara trasera no sobresale del cuerpo, por lo que será más difícil que acabe dañándose. En contra, que no cuenta con flash, aunque la gente no suele llevar sus tablets de pase por la noche para hacer fotos, pero bueno, es algo que hay que comentar.

La autonomía de la batería de la LG G Pad 10.1 sin duda es uno de los puntos fuertes de esta tablet. Como tiene una resolución de pantalla HD en vez de Full HD, puede permitirse usar un procesador Snapdragon 400, con un consumo de batería muy ajustado. De ahí que puedas usar la tablet horas y horas sin recargarla. Vas a pasar sin problemas de las 15-20 horas de navegación web con esa capacidad de batería (dependiendo de la configuración de tu dispositivo), lo cual es mucho más que lo que ofrecen muchos de sus competidores.

Vas a pasar sin problemas de las 15-20 horas de navegación web con esa capacidad de batería

Otro de los puntos que nos ha sorprendido es la potencia de la señal Wi-Fi. Realmente, si tienes una casa un poco grande, jardín, etc., podrás alejarte sin problemas de tu router y seguirás teniendo una cobertura de señal perfecta para navegar con velocidad.

Si tuviéramos que comentar algo que echamos en falta de esta tablet, sería por una parte un sensor de luz ambiental que ayude a reducir el brillo de la pantalla en determinadas situaciones (aunque, como decimos, con la autonomía que tiene tampoco es un gran problema usar un brillo más alto siempre), y por otra un led de notificaciones. Por lo demás se trata de un dispositivo de lo más completo, puerto infrarrojos incluido.

Construcción

Estéticamente el dispositivo es muy sobrio. La pantalla no incorpora botones táctiles, solo destaca el logotipo de LG centrado en la zona inferior. Presenta una construcción con un marco muy fino y una trasera de plástico de la que, como he comentado, no sobresale la cámara.

En los bordes, sólo encontrarás el botón de Power y los botones de volumen en la zona superior (eso sí, Vol + está a la izquierda y Vol – a la derecha, algo un poco raro cuando estás usando la tablet horizontalmente), y el conector para auriculares, ranura microSD y conector de carga, en el borde izquierdo.

En la parte trasera encontramos los altavoces estéreo a ambos lados del chasis (ten cuidado de no taparlos con las manos si lo sujetas en posición horizontal).

Las dimensiones de la LG G Pad 10.1 son de 260.9 x 165.9 x 8.95 mm, y tiene un peso de 523 gramos. A priori puede parecer un peso algo alto, pero desde luego no es la sensación que transmite, ya que está muy homogéneamente repartido.

Software

Nuestro dispositivo está corriendo la versión de Android Lollipop 5.0.2, por lo que se encuentra muy actualizado. Sobre él, una capa de personalización de LG (Optimus UI) que añade determinados efectos y posibilidades, pero que en absoluto ralentiza el terminal, cosa que se agradece.

Una de estas funcionalidades que más nos han gustado es la de Dual Window o Ventana Doble. Gracias a ella, presionando el botón de ventana dual podremos ver a la vez dos aplicaciones distintas en la pantalla, tanto horizontal como verticalmente.

…podremos ver a la vez dos aplicaciones distintas en la pantalla, tanto horizontal como verticalmente.

Además de esto, tiene otros añadidos de LG, tales como la protección KNOCK Code, KNOCK ON para desbloquear la pantalla con un doble toque, QuickRemote para el control por infrarrojos o la posibilidad de realizarnos selfies con la cámara frontal abriendo y cerrando la mano. Extras que suman funcionalidad sin quitar rendimiento, así que, ¡bienvenidos sean!

LG G Pad 10.1 ventana doble

Usabilidad

En el apartado de usabilidad es donde realmente la LG G Pad 10.1 te deja el mejor sabor de boca. Como ya hemos comentado, no tiene las mejores especificaciones del mercado, pero… ¿qué más da cuando un producto funciona realmente bien? Es un dispositivo rápido, eficiente, con una autonomía de alto nivel, una pantalla más que digna en muchos sentidos. Quizá cuando hacemos un uso intensivo de la multitarea sí que se observen pequeños retrasos, un poco de lag, pero nada preocupante en cualquier caso.

Estos aspectos, unidos a su factor de forma, la correcta distribución de su peso (que es muy adecuado) y su autonomía, hacen de la LG G Pad 10.1 una tablet que no te dará pereza usar. Es agradable de manejar, responde bien, y rara vez te sorprenderá por haberse quedado sin batería.

Resumen

En resumen la LG G Pad 10.1 es una tablet pensada para el público general. Es una opción muy aconsejable para el consumo de multimedia, para la ofimática, navegación web, redes sociales, etc. Vamos, es muy aconsejable para cualquier uso, excepto quizá jugar a juegos de última generación que requieran una mayor potencia.

La LG G Pad 10.1 es una tablet pensada para el público general

Esto unido a su precio (puede encontrarse desde 199€ en algunas tiendas web) hacen de ella un producto que podemos recomendarte sin temor a equivocarnos. Actualizada como está a Android 5.0.2, la vida útil de este dispositivo se ha visto potenciada, y si estás pensando en hacer un regalo (veamos… ¿qué viene ahora? La época de las comuniones, por ejemplo… ¡premio!) es una alternativa muy interesante a tener en cuenta.

Con esa batería, una pantalla muy interesante, y un peso y manejo de lo más agradable, es un complemento ideal para ver películas, trabajar con documentos, o navegar, para todos aquellos que no quieran depender de un ordenador para realizar esas tareas.

Si quieres más información sobre la LG G Pad 10.1, puedes encontrarla en la página oficial de LG para este dispositivo.